El presidente del Banco Central descartó que la Argentina tenga en sus planes emitir una moneda digital

Para Miguel Pesce es “innecesario” que el BCRA encare un proyecto de ese tipo porque el país tiene suficiente infraestructura de pagos, con cuentas bancarias y virtuales. Fuerte apoyo a que los bancos y las fintech interactúen y compitan entre sí

Miguel Pesce, presidente del BCRA, disertó en un webinar organizado por la Cámara Argentina de Fintech
Miguel Pesce, presidente del BCRA, disertó en un webinar organizado por la Cámara Argentina de Fintech

En un contexto en que diversos bancos centrales del mundo analizan la emisión de monedas virtuales como correlato de la irrupción de las criptomonedas, el presidente del Banco Central de la República Argentina, Miguel Pesce, descartó esa posibilidad para el país por considerarlo “innecesario” dadas las características del sistema financiero argentino.

“Crear una moneda digital no es la idea del BCRA. Tenemos que guardar nuestro rol de regulador, aprovechar que existe la competencia y que sean los actores privados los que tengan su rol en el sistema de pagos. El Banco Central no está pensando en la emisión de una moneda virtual”, señaló Pesce.

“Hay que aprovechar la infraestructura que tiene cada país, no es necesario sobreinvertir en lo que ya tenemos, que es un sistema en el que 90% de las personas adultas tiene una cuenta bancaria, a lo que se agregó como complemento el dinamismo que aportan las cuentas virtuales de las fintech. Cuando llegamos a la gestión decidimos coordinar esa infraestructura y ponerle orden para que fuera interoperable”, agregó el titular del BCRA. Según explicó, en diciembre de 2019 el 7% de la población adulta tenía una cuenta virtual y el 6% tenía ambas cuentas, una virtual y otra bancaria. A fin de 2020, esas cifras aumentaron a 21% y 22%, y esa dinámica ha continuado a lo largo del año en curso.

En un webinar organizado por la Cámara Argentina de Fintech, Pesce señaló que en el ámbito del Consejo de Estabilidad Financiera (FSB, por sus iniciales en inglés), hay una intensa discusión sobre la posibilidad de que los bancos centrales emitan una moneda virtual, pero descartó de plano que eso sea aplicable en la Argentina, ya que el país cuenta “con una infraestructura que hace innecesario” un plan de ese tipo en el que el BCRA deba abrir cuentas. “Debemos guardar para el BCRA el rol de regulador, no el de prestador de servicios en el sistema de pagos”, apuntó Pesce.

“Tenemos que guardar nuestro rol de regulador, aprovechar que existe la competencia y que sean los actores privados los que tengan su rol en el sistema de pagos. El Banco Central no está pensando en la emisión de una moneda virtual” (Pesce)

Mientras países como China ya anunciaron su intención de tener una moneda digital, ayer se conoció que Nigeria será el primer estado en emitir la suya, la e-naira, a partir de octubre. Otros países como Rusia, el Reino Unido, Francia o Brasil se encuentran buscando el mismo objetivo. El mismo plan tiene Estados Unidos, pese a que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha dicho que no tiene apuro en ponerlo en práctica.

A la vez, Pesce alertó que el Central ve “con preocupación” el desarrollo de las criptomonedas en la Argentina. “Para decirlo con nombre y apellido, del Bitcoin”, dijo Pesce. “Hay que hacer un trabajo de docencia con la población para que no se generen situaciones en las que, por desinformación, alguien realice una transacción de la que no tiene control adecuado. Las criptomonedas fueron creadas como mecanismo de pago, no de inversión. Su escasez hizo que eleve su precio y tenga un alto grado de volatilidad, una de las características que no tiene que tener una moneda”, dijo el titular del BCRA.

Frente a la preocupación de Pesce, dos semanas atrás se conocieron las declaraciones del Presidente Alberto Fernández, quien pidió “no negarse a las criptomonedas”. El primer mandatario sorprendió con una interpretación que no fue compartida por los economistas. “Dicen que la ventaja de eso es que el efecto inflacionario se anula en gran medida. También es cierto que se genera inseguridad porque ha habido, ya se han verificado, algunas estafas con la utilización de criptomonedas”, dijo el primer mandatario. “Pero no hay que negarse, porque tal vez es un buen camino. La mayor ventaja para nosotros tendría ese sentido, de algún modo contener lo inflacionario, porque es una moneda de algún modo dura”, agregó Fernández.

Competencia entre bancos y fintech

Tras explicar que la Argentina tiene “una mala tradición en el uso del efectivo” y en un ámbito dispuesto por la entidad que agrupa a las fintech, Pesce selló un discurso con fuerte apoyo a la interoperabilidad y a la competencia entre las tecnológicas y la banca tradicional. “Las fintech pusieron dinámica a un mercado que no la tenía y los bancos se pusieron a tono y eso es bienvenido. Hoy hay bancos abriendo monederos y cuentas virtuales, cuando nosotros llegamos renegábamos con la cuenta gratuita universal”, recordó Pesce.

Siempre nos preocupamos porque el terreno de juego sea plano y no esté inclinado. También porque la intermediación financiera sea realizada únicamente por aquellos que estén autorizados por el BCRA”, agregó. Y añadió que el programa “Transferencias 3.0″ buscará la interoperabilidad entre cuentas bancarias y virtuales “con un criterio de eficacia, seguridad, eficiencia, y todas las características necesarias para poder competir con el efectivo”.

ILUSTRACIÓN - Los modos de pago móvil son cada vez más populares y no son tan inseguros como muchos temen. Foto: Benjamin Nolte/dpa
ILUSTRACIÓN - Los modos de pago móvil son cada vez más populares y no son tan inseguros como muchos temen. Foto: Benjamin Nolte/dpa

Con respecto a la reciente polémica entre ambos actores del sistema financiero, en la que las asociaciones de bancos privados (ABA y Adeba) llegaron a pedir abiertamente mayor regulación para las fintech, Pesce señaló: “Nuestra intención es que los sistemas sean interoperables, que cualquier pueda realizar transferencias contra una cuenta bancaria o virtual indistintamente y que los mecanismos de identificación sean compatibles para que sean en forma inmediata. Sabemos que hay quejas por algunas cuestiones de seguridad de algunos actores. El sistema tiene que ser seguro y los clientes deben sentirse tranquilos que cuando operan de una u otra forma lo hacen de forma segura.”

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Fintech, Ignacio Plaza, señaló que la industria que representa crece a una tasa del 40% anual, con la incorporación de 32 personas por día y más de 300 empresas, con mucho foco en el programa “Transferencias 3.0″ con el que esperan “generar una buena plataforma para lograr una masa de interconexión de posibilidades que genera mucho valor agregado al país”.

Plaza señaló que uno de los grandes desafíos del sector fintech es capacitar a una mayor “cantidad de personas calificadas para trabajar en la economía digital”, para lo cual generaron un programa en conjunto con 14 universidades de todo el país para “formar talentos”. También enfatizó que las empresas de la Cámara que preside “deben trabajar en el desarrollo del crédito, para lograr el volumen que el país necesita” y que ven además “oportunidaes y un gran potencial en el blockchain y en la incorporación del openbanking”.

SEGUIR LEYENDO

Información provista porInvertir Online