Nuevos controles al dólar: el mercado espera mayor presión sobre la cotización libre y más brecha cambiaria

Los dólares paralelos iniciaron con fuerte alza, pero recortaron posiciones con el correr de la rueda. Los analistas explican que el BCRA busca cuidar las reservas y acotar la volatilidad cambiaria antes de las elecciones

En busca de mantener la brecha cambiaria, la Comisión Nacional de Valores (CNV) estableció nuevas modificaciones en la operatoria -tanto en parking, como en montos- de los tipos de cambio implícitos.

En el debut de las nuevas medidas restrictivas se pueden sacar tres conclusiones:

1) El BCRA afianzó la regulación de los precios para los dólares en Bolsa. Las especies más utilizadas para hacerse de divisas son los bonos en dólares más líquidos, como el el Bonar 30 en dólares con ley argentina (AL30), a la vez, el título público con más presencia en cartera del BCRA, que le facilita a la entidad actuar en el mercado secundario para fijar los precios de cierre.

Este dólar bursátil intervenido marcó los $166 para la variante MEP (los dólares quedan depositados en una cuenta en el sistema financiero local) y $167 para el “contado con liquidación” (las divisas quedan en una cuenta en el exterior), con leve baja respecto del jueves 8, la última rueda operativa.

2) Más brecha con la paridad negociada en acciones. Aunque la Anses -a través de sus tenencias en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad- es un importante tenedor de acciones, la mesa de dinero de la entidad no estuvo participando con fuerza en el mercado de renta variable. El “contado con liqui” en acciones, hoy en los $173, pasa a ser ahora la verdadera referencia del valor estimado para el dólar por los principales actores del mercado financiero. Dicho esto, esta paridad cede este lunes unos dos pesos respecto del jueves de la semana pasada.

3) El dólar libre sube y acapara la demanda insatisfecha. Este mercado marginal, al que acude el menudeo y las distintas actividades “en negro”, cobró protagonismo por los mayores controles sobre los distintos segmentos formales, aunque su peso en la economía es ínfimo. El dólar “blue” fue en principio el que más reaccionó a las nuevas medidas: subió tres pesos o 1,7% en el día, a $177 para la venta. Hay que resaltar que el dólar libre recortó dos pesos respecto de los $179 que marcó al mediodía.

Qué dicen los analistas

En las últimas semanas había trascendido que la CNV solicitó de manera informal a las grandes empresas, bancos y sociedades de Bolsa que disminuyan sus operaciones en el “contado con liquidación” y en el dólar MEP para moderar una demanda muy firme que debía equilibrarse con la venta de bonos públicos contra pesos por parte de organismos oficiales y la posterior recompra de estos bonos con dólares de las reservas del BCRA, a un ritmo de unos USD 20 millones diarios.

Como la demanda no cesó, este fin de semana la CNV definió nuevas reglas para la operatoria, en un nuevo intento por acotar la volatilidad del dólar implícito en los negocios bursátiles y que afecta las expectativas de los agentes económicos, a cuatro meses de las elecciones legislativas del 14 de noviembre.

En el terreno político, el ex ministro del Interior, Florencio Randazzo, criticó la medida en su cuenta de Twitter: “El cepo del cepo es consecuencia de la falta de confianza. La situación que recibió el gobierno fue muy grave, pero estas decisiones solo la empeoran. Así no se promueve la inversión, no se crea trabajo, ni se impulsa a las pymes. Argentina necesita ir por otro camino”.

Entre los analistas, tras la primera jornada con el nuevo esquema, tampoco hubo expectativas positivas. Amílcar Collante, fundador y economista Jefe del Centro de Estudios Económicos del Sur (CeSur) dijo a Infobae que “el dólar blue hizo una suba hasta rozar los $180 en un momento, pero el contado con liquidación hizo un retroceso. Ahí la pregunta es la capacidad de intervención del Banco Central vía venta de bonos. Es claro que si puso restricciones y quiere marcar el precio, puede ser que esté interviniendo fuerte; de hecho, viene subiendo mes a mes la intervención en los dólares alternativos. Hay que recordar que el contado con liqui llegó a $180 en octubre del año pasado, antes de las intervenciones”.

“Las regulaciones, segmentaciones del mercado y todos los precios de dólar que tenemos lo único que marcan en sí es que el Gobierno sabe que el segundo semestre es bastante complicado en materia de dólares que puede acumular en las reservas y viene una ‘avalancha’ de pesos, porque el período electoral empieza a jugar, con expansión del gasto y el déficit fiscal, que va a tener una monetización. El segundo semestre además siempre es un período en el que el BCRA pierde reservas”, subrayó Collante.

Son medidas paliatoria: si hay un problema de oferta y demanda, las restricciones no sirven de mucho (Javier Timerman)

El analista financiero Christian Buteler puntualizó que “no parece una buena medida, no parece ser el camino. El mercado descontaba que el BCRA tenía el ‘colchón’ suficiente para llegar bien a las elecciones y esta medida pone dudas sobre eso. Afecta a las empresas principalmente, que son las que más volumen manejan, pero igualmente no dejan de generar ruidos dentro del sistema”.

“Los movimientos de hoy en el mercado era obvio que el BCRA iba a intentar controlarlos, como para que el dólar no se dispare y sea tomado como un mal resultado o una mala respuesta en el MEP y el contado con liquidación a las nuevas medidas. Y el blue se movió un poco, pero más por expectativas en las cuevas que por un aluvión de compras, que no lo hubo, así que hay que ir viendo cómo se reacomoda el mercado a estas nuevas regulaciones en los próximos días”, precisó Buteler a Infobae.

El dólar libre fue el que más reaccionó: subió tres pesos, a $177, pero quedó debajo de los $179 negociados al mediodía

Para Javier Timerman, socio de AdCap, ”son medidas paliatorias que nunca van a solucionar el problema. Si hay un problema de oferta y demanda, las restricciones no sirven de mucho; son como una aspirina. En un momento particular, te ayudan a salir de una situación, pero crean otro problema. Así que creo que el Gobierno las implementó para evitar una crisis cambiaria que tanto impacta a nivel político. Es parte de lo mismo que se viene haciendo, que no es la solución, pero que evita una crisis mayor en el corto plazo”.

Timerman acotó que ”el cepo tiene consecuencias. A la Argentina le bajaron la nota (por la decisión de MSCI) y en parte eso fue por las restricciones cambiarias. Todo tiene una consecuencia, y si te bajan la nota crediticia, atraés menos inversiones, que es lo único que te va a hacer crecer. Hay que enfocarse en el crecimiento, y para crecer se necesita una estrategia colectiva, y la única forma de crecer es atrayendo inversiones, domésticas o externas. Tenemos una tasa bajísima de inversión en la economía, con lo que todo lo demás, no soluciona el problema”.

Con los nuevos controles se consolidan las paridades en Bolsa reguladas por el BCRA -a $167- y las que fijadas a través de acciones -a $173-, donde no hay intervención oficial

El analista y asesor financiero Salvador Di Stéfano trazó un horizonte en el que hay un ”gobierno con poder de fuego para pisar el dólar MEP, fuertes restricciones para el “contado con liqui”, pueden venir ventas masivas en el mercado de futuro del dólar y restricción de importaciones. El dólar blue es el único que queda libre y seguirá a la suba”.

“Se limita en monto la operatoria del contado con liquidación y, por otro lado, volvemos a las limitaciones entre operar en el mercado único de cambios y contado con liqui. Esto habla a las claras de que el Gobierno no tiene reservas y prefiere cuidar su poder de fuego”, resumió Di Stefano.

El blue se movió un poco, pero más por expectativas en las cuevas que por un aluvión de compras (Christian Buteler)

Jorge Fedio, analista de Clave Bursátil, consideró que “la mayor restricción para el contado contra liquidación del fin de semana habilita a que el billete gane razones para aumentar de precio como bien prohibido y escaso. Siempre eso fue así: si se dictan más restricciones, por algo es”. Y explicó sobre efecto en los precios de acciones y bonos que “este espacio de baja lo usaba con o sin ‘standalone’; si baja más la cosa cambia de color y se pone algo mucho más brava, de lo contrario, si de esta instancia hay reacción positiva como esperamos ver, contra toda especulación negativa gana la que responde a la ‘salida del piso’ que venimos señalando con el despertar del dólar ‘blue’”.

“La Argentina tiene un pico de liquidación de dólares que no tiene hace casi una década y el BCRA está vendiendo dólares para evitar que suba la cotización. Tenemos un problema muy serio con nuestra moneda, con el financiamiento del fisco, con sostener a un Estado que no podemos financiar”, afirmó Luciano Cohan, economista de la consultora Seido.

“Hay un Gobierno con poder de fuego para pisar el dólar MEP, fuertes restricciones para el ‘contado con liqui’, pueden venir ventas masivas en el mercado de futuro del dólar y restricción de importaciones. El dólar blue es el único que queda libre y seguirá a la suba” (Di Stéfano)

El economista Gustavo Ber señaló que “en los dólares financieros continuó dándose la batalla, con las nuevas restricciones buscando calmar los repuntes intradiarios a través de rápidas intervenciones, ya que preocupa el escenario de ‘más pesos, menos dólares’ del segundo semestre, y así es que las miradas se dirigen en simultáneo hacia otras referencias más libres”.

“Ocurre que va quedando claro que la agenda estará marcada a corto plazo por la campaña electoral, y en ese sentido se anticipan impulsos sobre el consumo, el gasto público y el control sobre el dólar, aún cuando dicha represión acentúe los desequilibrios económicos post elecciones. De ahí que cada vez más los inversores buscan vislumbrar ‘el día después’, aún cuando ello se vuelve circular a resultados electorales aún inciertos”, apuntó el titular del Estudio Ber.

El Gobierno sabe que el segundo semestre es bastante complicado en materia de dólares que puede acumular en las reservas y viene una ‘avalancha’ de pesos por el período electoral (Amílcar Collante)

“Las medidas de las CNV constituyen otra vuelta de tuerca el cepo, donde apuntan a bajar el volumen del contado con liquidación, así como la brecha que había entre el CCL operado mediante AL30 y mediante GD30 (los Globales 2030 de liquidación local y extranjera)”, subrayó Roberto Geretto, economista de Fundcorp.

“Vale recordar que las últimas medidas de este tipo llevadas a cabo en septiembre pasado hicieron que el CCL suba de 130 a 180 pesos en pocas semanas, y también que éstas generan incentivos a que el CCL se realice mediante negociaciones bilaterales y mediante otros instrumentos, naciendo así una nueva brecha”, agregó.

De acuerdo a las disposiciones publicadas en el Boletín Oficial, la CNV decidió implementar un parking de dos días (hasta ahora no existía) para la adquisición del contado con liquidación, a partir de un instrumento en dólares, por ejemplo el AL30D, el título más utilizado por el BCRA para intervenir la cotización implícita del dólar.

La agenda estará marcada por la campaña electoral y se anticipan impulsos sobre el consumo, el gasto público y el control sobre el dólar, aún cuando dicha represión acentúe los desequilibrios (Gustavo Ber)

La CNV estableció nuevas modificaciones en la operatoria -tanto en parking, como en montos- de los dólares bursátiles. Dispuso además reducir el parking (obligación de mantener los títulos en cartera) de tres a dos días para comprar dólar contado con liquidación a través de un activo local (por ejemplo el AL30). Para comprar dólar MEP no habrá modificaciones y se mantendrá el parking vigente de un día hábil.

Además, la CNV aplicará nuevos límites para los montos semanales operados: los inversores solo podrán vender hasta 50.000 nominales por semana en bonos con legislación local (AL30C), equivalentes a unos USD 18.000 a los precios presentes del mercado secundario, y hasta 50.000 nominales por semana en bonos con legislación extranjera (GD30C), contra los títulos C (GD30C). Hasta el pasado jueves, el tope de venta que regía era de 100.000 nominales por semana en bonos con legislación local (AL30C).

SEGUIR LEYENDO


Información provista porInvertir Online