Uno de los principales fabricantes de papas fritas congeladas del país anunció una inversión de USD 20 millones

La empresa Simplot, cuyo CEO es Fabio Calcaterra, destinó el monto a un nuevo almacén de frío en Mendoza. Su visión de la economía local y cómo decidieron el desembolso junto a sus socios estadounidenses

Fabio Calcaterra, CEO de Simplot
Fabio Calcaterra, CEO de Simplot

Simplot, una de las empresas líderes en producción de papa congelada y otros vegetales a nivel mundial, inauguró un nuevo almacén de frío en Luján de Cuyo, Mendoza. El mismo permitirá planificar y coordinar las exportaciones de sus productos a distintos países de la región, principalmente Brasil, Chile, Uruguay, Colombia, Bolivia y Perú.

La inversión demandó USD 20 millones, que son parte del plan de USD 150 millones que anunció la empresa cuando comenzó a operar, en 2019.

“Esta inversión es parte de un proceso que empezamos hace tres años. Es un anexo a la cadena de valor de nuestra producción en la que el almacenamiento en frío es fundamental. Hacemos Aduana desde ahí, desde nuestra planta de Mendoza, y este nuevo almacén nos permitirá exportar los productos directamente a la región con más eficiencia y coordinación”, aseguró Calcaterra en diálogo con Infobae.

“Argentina no tiene un plan país desde hace muchos años. No es un tema de una persona o un partido político” (Calcaterra)

El empresario, primo hermano de Mauricio Macri, está asociado con la estadounidense JR Simplot, la compañía que inventó la papa congelada para McDonald’s en los ’50, un holding que factura USD 8.000 millones por año y tiene 10.000 empleados.

- ¿Cuánto van a producir y facturar este año?

- En 2021 produciremos unas 90.000 toneladas de papas fritas. El 30% está destinado al mercado local y el 70% se exporta, sobre todo a Brasil, aunque en pandemia incorporamos algunos mercado extra más allá de la región. La facturación de este año rondará los USD 100 millones, el doble que el año pasado. Ocurre que la planta arrancó a mediados de 2019 y el año pasado fue crítico porque gran parte de nuestros productos van a restaurantes. Más allá de las variaciones en estos contextos, la segmentación local de nuestro negocio se divide en tres: los restaurantes se llevan un 70% y las cadenas grandes de comida y retail, un 15% cada una.

La planta de Simplot en Mendoza
La planta de Simplot en Mendoza

- ¿Cómo se decidió una inversión de este tipo en el contexto que atraviesa el país?

- Miramos el largo plazo. Entiendo que por ahí es complicado este tipo de análisis en este contexto local, pero trabajamos de esa manera y el 75% del negocio está destinado a la exportación. Miramos ciclos más largos. Es muy difícil explicar la dinámica tan diferente a la americana, pero estas empresas tienen operaciones en todo el mundo. Les mostré los campos de Mendoza y así los convencí: la provincia tiene todas las condiciones, tierra y estándares industriales altísimos, con control de agua.

“Siempre hay oportunidades en la Argentina, sobre todo de exportación y más en este segmento de gran tracción, como el de los alimentos, pero es verdad que es un trabajo de adaptación permanente”

- ¿Qué opina de la realidad económica local?

- Argentina no tiene un plan país desde hace muchos años. No es un tema de una persona o un partido político. Si no hay un acuerdo entre los partidos para armar un proyecto, siempre vamos a depender de los factores externos, como los precios de los commodities, que ayudan en un momento, pero no siempre: eso se corta, se termina. Ese plan tiene que venir acompañado por una transformación jurídico impositiva que no tenemos. Invertimos sabiendo perfectamente cuál es el contexto y que adaptarse, tomar las decisiones de nuestro negocio casi a diario, siempre con el largo plazo como meta. Siempre hay oportunidades en la Argentina, sobre todo de exportación y más en este segmento de gran tracción, como el de los alimentos, pero es verdad que es un trabajo de adaptación permanente.

Simplot anunció una inversión en Mendoza
Simplot anunció una inversión en Mendoza

El almacén, que demandó un año de trabajo y tuvo demoras por la pandemia, implicó la contratación de más de 150 operarios calificados. Según destacó la empresa es completamente automatizado y “cuenta con dos transelevadores que almacenan los productos de manera ágil y eficiente y los mantienen a -21°C. Esto lo convierte en uno de los más innovadores de la zona sísmica de Mendoza”.

“Las condiciones climáticas y geográfica de Mendoza posibilitan que nuestro producto este dentro de los estándares más altos a nivel mundial, pudiendo así abastecer a las cadenas internacionales de comidas rápidas en la región como Mc Donald’s, Burger King, KFC entre otras, como también otros mercados¨, cerró Calcaterra.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online