¿Se viene el iCar?: Apple contrató a un ex ejecutivo de icónica empresa alemana para su proyecto automotriz

Es uno de los fichajes más importantes del fabricante de iPhone en el sector, una clara señal de que está decidido a construir un auto eléctrico autónomo para competir con Tesla y otros fabricantes

¿Será así? Una de las tantas ilustraciones sobre posibles formatos que podría tener el auto de Apple
¿Será así? Una de las tantas ilustraciones sobre posibles formatos que podría tener el auto de Apple

Apple contrató a Ulrich Kranz, un exalto ejecutivo de la división de automóviles eléctricos de BMW, para que le ayude a dirigir sus propios esfuerzos automotrices, según personas familiarizadas con la situación.

El gigante de la tecnología contrató a Kranz en las últimas semanas, aproximadamente un mes después de que renunciara como director ejecutivo de Canoo, un desarrollador de vehículos eléctricos autónomos. Antes de cofundar Canoo, Kranz fue vicepresidente senior del grupo que desarrolló los modelos i3 e i8 en BMW, donde trabajó durante 30 años.

Kranz es una de las contrataciones más importantes de Apple en el sector automotriz, una clara señal de que el fabricante de iPhone está decidido a construir un automóvil eléctrico autónomo para competir con Tesla y otros fabricantes de automóviles. Kranz reportará a Doug Field, quien dirigió el desarrollo del Model 3 de Tesla para el mercado masivo y ahora dirige el proyecto de automóviles de Apple, dijeron las personas, que solicitaron el anonimato por tratare de un asunto privado.

Hace varios meses, Apple reinició sus esfuerzos para desarrollar un automóvil eléctrico completo, pero el desarrollo sigue estando en las primeras etapas, por lo que es probable que el lanzamiento ocurra en unos cinco años

Apple se ha convertido en la empresa más valiosa del mundo, con una capitalización de mercado de más de USD 2 billones, gracias a la venta de iPhones, iPads, Apple Watches, Macs y servicios. Con los inversionistas y los clientes clamando por nuevos productos, la compañía se ha centrado en automóviles y auriculares de realidad aumentada. Un portavoz de Apple confirmó la contratación de Kranz.

Apple comenzó a desarrollar un vehículo en 2014, pero dejó de lado la iniciativa alrededor de 2016 para enfocarse en una plataforma autónoma que podría vender a otras compañías o eventualmente usarla ella misma. En el camino, Apple captó a varios ejecutivos de Tesla, que ahora ayudan a dirigir la ingeniería del tren de transmisión, el software de conducción autónoma y los interiores y exteriores.

A principios de abril, el CEO de Apple, Tim Cook, dio una señal más clara hasta la fecha sobre el interés de la compañía por los vehículos autónomos al apuntar que "un auto autónomo es un robot" y añadir: "Ya veremos lo que Apple hace" con el transporte sin conductor (EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO/Archivo)
A principios de abril, el CEO de Apple, Tim Cook, dio una señal más clara hasta la fecha sobre el interés de la compañía por los vehículos autónomos al apuntar que "un auto autónomo es un robot" y añadir: "Ya veremos lo que Apple hace" con el transporte sin conductor (EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO/Archivo)

El año pasado, Apple encargó la supervisión de la operación a John Giannandrea, vicepresidente senior de aprendizaje automático e inteligencia artificial y jefe de Field. Hace varios meses, Apple reinició sus esfuerzos para desarrollar un automóvil eléctrico completo, pero el desarrollo sigue estando en las primeras etapas, por lo que es probable que el lanzamiento ocurra en unos cinco años.

Antes de contratar a Kranz, Apple perdió algunos ejecutivos clave del sector automotriz. Benjamin Lyon, Jaime Waydo y Dave Scott, quienes trabajaron en ingeniería, sistemas de seguridad y robótica, respectivamente, se marcharon en los últimos meses. No está claro el motivo de su partida.

Tras su exitoso paso por la división Mini de BMW y por equipos que trabajaban en vehículos deportivos y todoterrenos, Kranz recibió el encargo de dirigir el Proyect I, un proyecto avanzado de vehículos a batería iniciado en 2008. De él salieron el compacto i3 totalmente eléctrico y el deportivo híbrido enchufable i8. El primero fue rechazado por los críticos de diseño y la producción del segundo fue muy limitada.

Kranz dejó BMW en 2016 y pronto se convirtió en director de tecnología de Faraday Future, una startup de vehículos eléctricos con sede en Los Ángeles. Se quedó solo tres meses, antes de cofundar Canoo. Ambas empresas han tenido problemas con su tecnología y capacidad para producir vehículos, mientras que Canoo supuestamente discutió venderse a sí misma a Apple y otras compañías.

Canoo salió a bolsa en diciembre tras una fusión inversa con una empresa de adquisición con fines especiales, o SPAC, llamada Hennessy Capital Acquisition Canoo, dijo el mes pasado que estaba siendo investigada por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, convirtiéndose en la tercera startup de automóviles de energía limpia en revelar una investigación federal en el último año. Canoo planea lanzar una minivan por menos de USD 35.000 el próximo año.

Con información de Bloombeg

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online