Una pyme local desarrolló una máquina industrial que produce 45 barbijos por minuto

Fue creada por Grupo-Tek, fundada por dos emprendedores argentinos, en un proyecto que demandó una inversión de $12 millones

La máquina de alta velocidad puede producir 45 barbijos por minuto

Luego de seis meses de intenso trabajo, una pyme argentina logró desarrollar y poner en marcha una máquina, que cuenta con tecnología 100% local, que puede producir hasta 45 barbijos quirúrgicos por minuto. El equipo industrial ya está en funcionamiento en una planta de una empresa del interior, que ya se dedicaba a la fabricación de insumo médicos, pero ya hay varias firmas (del país y de la región) que están interesadas en adquirir la maquinaria.

Esta máquina industrial fue creada por Grupo-Tek, una pyme fundada por dos emprendedores argentinos —los socios Mariano Jimena y el ingeniero Javier Cardini— hace dos años, con foco en desarrollo de maquinarias industriales y electromovilidad. A poco tiempo de arrancar, la pandemia los impulsó a nuevos proyectos. El proyecto demandó una inversión de $12 millones, de los cuales $9 millones fueron financiados a través del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Para la construcción de la máquina se usaron varios talleres en simultáneo
Para la construcción de la máquina se usaron varios talleres en simultáneo

“La idea surgió hace un año y trabajamos con más de 30 empresas pymes, colegas, proveedores que nos brindaron materiales, insumos y mano de obra. El equipo incluyó desde ingenieros electrónicos y mecánicos, torneros, operadores de máquinas de control numérico (CNC) hasta programadores y diseñadores. Tuvimos que trabajar en paralelo con muchos procesos para no concentrar en un solo taller todo el trabajo; eso nos permitió avanzar más rápido, abrir el juego, pero al mismo tiempo demandó un seguimiento exhaustivo y luego unir todas esas piezas”, explicó Jimena.

“Es obviamente un proyecto industrial para prevenir el covid, pero además puede incentivar a muchos estudiantes de ingeniería”, agregó. ¿Cómo funciona la tecnología para producir los barbijos? Se utilizan telas no tejidas —fibras unidas por procedimientos mecánicos, térmicos o químicos— que pueden ser selladas por ultrasonido, es decir, sin agregar hilos o pegamentos, y luego se le agrega un elástico con el mismo procedimiento. “Conocíamos ese proceso por la fabricación de bolsas ecológicas, a las telas no tejidas y la tecnología de ultrasonido sumamos nuestro know how previo”, detalló Jimena. La capacidad de producción es de 45 barbijos por minuto pero ya están haciendo pruebas para poder superar ese número.

La empresa está haciendo pruebas para aumentar la velocidad de producción

“La tela no tejida se carga en bobinas, se carga el clip nasal, que es un alambre de acero recubierto en plástico, se forma el plisado, se suelda por ultrasonido y se transporta hacia donde se cargan los elásticos donde también se sueldan”, resumió el socio de la empresa.

Para Jimena, la producción local de esta maquinaria ofrece varios beneficios a las empresas locales que se dedican a la fabricación de barbijos. “En la industria, no hay nada mejor que lo previsible, saber lo que vas a producir todos los días y que vas a contar rápido con los repuestos que van a necesitar. La máquina tiene una capacidad de producción estable y damos asistencia previa, instalación, puesta en marcha y capacitación. Los operadores nos decían ‘qué lindo ver las pantallas y los tableros en castellano’”, destacó.

El desarrollo del equipo demandó un trabajo de seis meses
El desarrollo del equipo demandó un trabajo de seis meses

Desde que se fundó la empresa, hace dos años, Grupo-Tek ya viene trabajando más tiempo en pandemia que sin pandemia, lo que cambió el enfoque de su producción. Por eso, Jimena destacó la importancia de haber contado con el apoyo de muchas pymes que abrieron sus puertas pese a todas las dificultades surgidas de la cuarentena para poder asistirlos en el proyecto. “No pensamos que apenas fundamos la empresa ya íbamos a tener que dar estos volantazos. Trabajar en pandemia fue complejo pero al mismo tiempo gratificante. Cuando se forman buenos equipos, hay logros colectivos”, destacó.

La empresa también se dedica al sector de la electromovilidad, donde trabajan con compañías automotrices y de energía, con actividades que van desde el desarrollo de electrónica, motores, baterías, cargadores e infraestructura de carga. Por ejemplo, están trabajando en puntos de recarga para autos eléctricos.

También ofrecen asistencia a empresas que importaron máquinas y necesitan realizar tareas de mantenimiento, puesta en marcha, reformas o capacitación. “Producción y servicios no son cosas que están desvinculadas. Los acompañamos con un servicio integral”, señaló Jimena.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online