Las lluvias afectaron varias zonas productivas y complican la cosecha de soja y maíz

Una de las regiones más afectada es el sudeste de Còrdoba, donde en Marcos Juárez cayeron más de 250 milímetros en 12 horas. El impacto en la parte final de la campaña agrícola 2020/2021.

Lotes agrícolas de Córdoba afectados por las últimas precipitaciones. Se complica la cosecha de soja y maíz. (Franco Bianchi)
Lotes agrícolas de Córdoba afectados por las últimas precipitaciones. Se complica la cosecha de soja y maíz. (Franco Bianchi)

En las últimas horas se registraron importantes precipitaciones en muchas zonas productivas del país, con volúmenes muy elevados de milímetros y en poco tiempo, y en algunos casos superando las marcas históricas para el mes de abril. Uno de los distritos más afectados, fue Marcos Juárez, en el sudeste de Córdoba, con más de 250 milímetros en el término de 12 horas.

Esta situación complica el desarrollo de la cosecha de los cultivos de verano. Según la Bolsa de Comercio de Rosario, en la zona núcleo ya se cosechó el 37% del área de soja, con rendimientos por debajo de lo proyectado en el inicio de la campaña, salvo en la provincia de Córdoba donde las lluvias estuvieron presentes en el ciclo de reproducción de la oleaginosa. En maíz, se cosechó el 48% del área sembrada, con buenos rendimientos en el este de Córdoba y el centro-sur de Santa Fe.

Las primeras lluvias se registraron el pasado jueves, con el epicentro en el centro y sur de la provincia de Buenos Aires, con registros por encima de los 70 milímetros en promedio. Ayer las precipitaciones se concentraron en el centro y sur de Santa Fe, el centro y este de Córdoba y también en el este y sur de Entre Ríos.

Más que en un mes

En el caso de Córdoba, la Bolsa de Cereales provincial informó que en pocas horas se acumuló más lluvia que el promedio de todo un mes en algunas zonas, concentrándose los mayores acumulados hasta el momento hacia el sudeste provincial. “Estas precipitaciones pueden ocasionar daños por inundaciones en los cultivos y zonas con población debido a su volumen en poco tiempo”, detallaron los especialistas de la entidad.

Un párrafo aparte a lo sucedido en Marcos Juárez, donde cayeron más de 250 milímetros en en el término de 12 horas, provocando no solamente anegamientos en las zonas productivas, sino también en lo urbano. Franco Bianchi, contratista rural de la zona, en diálogo con Infobae comentó que en la zona de Noetinger y San Marcos, también en Córdoba, entre las 22 del jueves y las 7hs de ayer cayeron 145 milímetros aproximadamente. Una situación que derivó en daños en los lotes con alfalfa, soja y hay maíces con agua a la altura de la espiga.

El impacto de las lluvias en Córdoba (Franco Bianchi)

En relación al pronóstico para las próximas horas, durante hoy y la madrugada del domingo las lluvias retornarían a la provincia de Buenos Aires y también a La Pampa. Para el domingo, hay pronósticos de precipitaciones para el norte del NOA, Chaco, Formosa y áreas del Litoral. Además, para el martes y miércoles de la semana próxima, las lluvias se centrarían en la Patagonia y entre jueves y sábado la inestabilidad se ubicaría en el norte del país.

“El almacenaje de agua en el suelo en aquellas zonas del centro, sur y oeste de la región pampeana que venga atravesando un momento de déficit, deberían recuperarse en gran medida a partir de las precipitaciones de los últimos días”, comentaron los especialistas que realizan un seguimiento a la campaña agrícola.

Campaña agrícola

La actual campaña agrícola atravesó momentos complejos por la falta de precipitaciones, a través del impacto que provocó el fenómeno climático “La Niña”, que afectó el ciclo de trigo y la siembra de soja.

Esta semana, el referente climático de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), José Luis Aiello, señaló que “La Niña está en retirada y en junio alcanzaría su neutralidad” y agregó que es un buen panorama para la siembra de trigo, que debería tener lluvias normales. Fue a través del panorama semanal que presenta la Guía Estratégica para el Agro (Red Gea).

Pero pese a las mejores perspectivas para lo que viene desde lo climático, que beneficiaría a la próxima siembra de trigo, la actual campaña de cultivos de verano sigue sufriendo el impacto de la ausencia de lluvias en los últimos meses, especialmente en el caso de la soja donde los rendimientos cosechados hasta el momento se encuentran muy por debajo del promedio de los últimos años.

La cosecha de la oleaginosa, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, está registrando rendimientos en promedio que llegan a los 31 quintales por hectárea. Una problemática que derivó en un nuevo recorte en la estimación de la cosecha por parte de la entidad: el ajuste a la baja fue de 1.000.000 de toneladas y ahora la proyección es de 43 millones de toneladas.

Sin embargo, el mejor escenario de precios internacionales le permitirá al Gobierno contar con un importante ingreso de divisas a través de las exportaciones y la recaudación en concepto de retenciones. El último jueves durante un Webinar organizado por Agroeducación, el economista de la Bolsa de Comercio de Rosario, Julio Calzada, proyectó una cosecha total para el presente ciclo agrícola de 125 millones de toneladas, un 11% menos en relación a la anterior, donde las exportaciones aportarían 33.000 millones de dólares, 8.500 millones de dólares las retenciones y teniendo en cuenta la recaudación nacional, 1 de cada 5 pesos que recauda el Gobierno es del campo y la agroindustria.

SEGUIR LEYENDO:






Últimas Noticias

Información provista porInvertir Online