Según la calificadora Moody’s, la economía argentina fue la que más cayó entre países del G20 y la que menos crecerá en 2021

Según el sondeo, en 2020 la baja del PBI de los países que integran el G20 fue del 3,3%, tres veces menos que el descenso de 10% correspondiente a la Argentina que, a su vez se recuperará a niveles inferiores en 2021 y 2022

La calificadora internacional Moody’s advirtió que la economía argentina fue la que más cayó durante 2020 entre los países del G20 y será la de menor crecimiento este año. Además, la compañía, en su último informe global, estimó una inflación de 50% para este año, similar al relevamiento que mensualmente realiza el Banco Central entre consultoras, y del 40% para 2022.

Según el sondeo, la economía argentina tuvo en 2020 una caída tres veces mayor a la del conjunto de países que integran el G20 y a su vez se recuperará a niveles inferiores en 2021 y 2022. En el estudio, la calificadora destacó que “las economías del G20 volverán a crecer en 2021”, luego de la debacle del año pasado, signado por la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, puntualizó que “la recuperación no será uniforme” y en ese aspecto precisó que en 2020 la baja del PBI de los países que integran el G20 fue del 3,3%, tres veces menos que el descenso de 10% correspondiente a la Argentina.

Según el sondeo, la economía argentina tuvo en 2020 una caída tres veces mayor a la del conjunto de países que integran el G20 y a su vez se recuperará a niveles inferiores en 2021 y 2022

En cuanto a las perspectivas para 2021, Moody’s fijó un 5,3% para el conjunto de países del G20 y un 5% para la Argentina, en tanto para el año próximo prevé un 3,5% y un 2%, respectivamente.

“Esperamos que el PIB real de todos los países del G-20 crezca en comparación con el año pasado, pero algunos países tardarán más que otros en volver a su plena capacidad”, indicó.

En ese sentido, remarcó el “papel clave” que representarán tanto la “respuesta política” de los respectivos gobiernos, así como “la gestión de la pandemia”, ya que más allá de la posibilidad de atenuación de los daños “la crisis del Covid-19 perdurará como un desafío para las economías del mundo”.

Las proyecciones inflacionarias difieren de las oficiales, en tanto el Presupuesto 2021 fue elaborado en base a una estimación del 29% para todo el año, pero Moody’s coincide con el pronóstico de la mayoría de economistas y consultores, con un 50% para este año y un 40% para 2022.

Esperamos que el PIB real de todos los países del G-20 crezca en comparación con el año pasado, pero algunos países tardarán más que otros en volver a su plena capacidad

Asimismo, destacó que Estados Unidos liderará la recuperación de la demanda global de servicios en 2021-22 y que las economías europeas tardarán más en alcanzar su plena capacidad.

Los temores persistentes de virus siguen siendo el principal riesgo de recuperación de la demanda”, sostuvo, al tiempo que advirtió que “cuanto más dure la crisis, mayor será el riesgo de los negocios”, en especial “para las pequeñas y medianas empresas”.

“A medida que el Covid-19 y sus variantes continúan proyectando una sombra sobre los sistemas de salud del mundo y economías, el nivel de incertidumbre y la fuerza de la recuperación económica variarán entre los países. Esperamos que el PIB real de todos los países del G-20 crezca en comparación con el año pasado, pero algunos tardarán más que otros en volver a su plena capacidad. La respuesta política, así como la gestión de la pandemia, jugarán un papel clave”, concluyó Moody´s.

Seguí leyendo: