Una calificadora de riesgo advierte que los argentinos tendrán más problemas para pagar deudas a sus bancos

El análisis de Moody´s sostiene este año crecerá la mora cuando se retiren las medidas paliativas para deudores introducidas durante la cuarentena

A pesar del parate económico la mora todavía no subió porque se flexibilizaron las normas sobre calificación crediticia y se crearon refinanciaciones y otras facilidades
A pesar del parate económico la mora todavía no subió porque se flexibilizaron las normas sobre calificación crediticia y se crearon refinanciaciones y otras facilidades

La mora bancaria va a crecer en los primeros trimestres de este año en la medida en que las políticas de asistencia crediticia y las dispensas otorgadas por el Banco Central en materia de clasificación de créditos impagos durante la cuarentena más estricta vuelvan a la normalidad. Así lo concluye un informe de una calificadora de riesgo, que prevé que la rentabilidad de los bancos caiga por los problemas de sus clientes para hacer frente a sus obligaciones y la mayor dependencia a deuda del sector público.

Para Moody’s Local AR los datos del sistema financiero no reflejan en la actualidad la situación real de los argentinos que tomaron créditos en el sector financiero, dadas las medidas tomadas por el Gobierno para mitigar el impacto de la caída de la actividad económica resultado de la pandemia de COVID-19.

“A pesar de la fuerte contracción económica y su profundización a partir de abril del 2020, los índices de mora crediticia del sistema financiero total se mantienen en niveles similares a los reportados en 2019, en gran parte debido a las dispensas otorgadas por el Banco Central en materia de clasificación de créditos, con finalización de vigencia en marzo del 2021″, analizó el reporte elaborado por Carlos de Nevares y colaboradores.

infobae-image

La calificadora de riesgo “prevé un deterioro de los activos bancarios sujetos a riesgo de crédito durante los primeros trimestres del 2021, en línea con la finalización de dicha medida y de los subsidios en créditos blandos avalados por el gobierno, los cuales a diciembre 2020 totalizaban más de $ 766.000 millones”.

“Estos indicadores no recogen los efectos de la fuerte contracción económica y su profundización desde abril del 2020. Esto se debe principalmente a que las regulaciones dispuestas por el BCRA, como ser el diferimiento de pago y refinanciación de las obligaciones bancarias a empresas e individuos, la flexibilización en la clasificación de créditos, entre otros mecanismos de alivio financiero, contribuyeron a que las métricas de mora crediticia reportada por los bancos se mantengan en niveles similares a los del 2019″, profundiza el análisis.

También, señalan los analistas, ante el parate económico los bancos adoptaron una postura conservadora a la hora de otorgar financiamiento que también contribuyó a evitar que sus carteras de préstamos se resintieran: buscaron prestar sobre seguro.

Esperamos una suba en la mora crediticia durante 2021, la cual impactará negativamente en los resultados de las entidades financieras

Junto con esa estrategia, agrega Moody´s, los bancos aprovecharon otros amortiguadores para que la mora de sus clientes no ponga en riesgo sus balances. Por un lado, las entidades aumentaron las previsiones sobre sus carteras irregulares a partir de mayo de 2020 -fondos destinados a cubrir impagos-, además algunas líneas de financiamiento de emergencia empujadas por el Gobierno están garantizadas por el FOGAR y, por último, al colocar buena parte de los préstamos subsidiados a tasas reales negativas -por debajo de la inflación- mejora la capacidad de repago de familias y empresas.

“En resumen, esperamos una suba en la mora crediticia durante 2021, la cual impactará negativamente en los resultados de las entidades financieras”, concluyeron los analistas.

Mayor exposición a deuda del Estado

Un 2020 de fuerte caída de la actividad económica trajo consigo un crecimiento muy pequeño de los préstamos al sector privado, por un lado, y un aumento de las colocaciones de los bancos en letras Leliq y emisiones de deuda del Tesoro. El resultado es que, en el neto, la exposición del sistema al sector público aumentó.

Moody's exposición al sector público
Moody's exposición al sector público

“A octubre de 2020, el crecimiento de los activos del sistema financiero fue del 60,2% en términos interanuales, similar al crecimiento del 65,9% de los depósitos. Sin embargo, en línea con la caída de la actividad económica, y a pesar de las políticas crediticias impulsadas por el BCRA, los préstamos al sector privado no financiero sólo crecieron un 25,8% en el mismo periodo”, señala el reporte.

“La combinación de una menor demanda de crédito, un sesgo más restrictivo en los estándares crediticios de las entidades financieras, y una mayor propensión al ahorro del sector privado impactó en la composición de los activos de las entidades financieras, aumentando la exposición al tanto al Gobierno Nacional como a los instrumentos de esterilización del BCRA. Moody’s Local Argentina espera que esta tendencia se mantenga durante los primeros meses de 2021, en tanto las necesidades de financiamiento del sector público se mantendrán altas y la demanda de crédito privado requeriría más tiempo en recuperar la participación previa”, concluyó.

Seguí leyendo:

Precios Cuidados: la lista completa de los más de 600 productos del programa oficial

Dólar hoy: la cotización libre se mantiene en su nivel más bajo de tres semanas

Los depósitos en dólares cayeron 18,1% en 2020 y los nominados en pesos crecieron muy por encima de la inflación

COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS