Mercado Libre fue la gran ganadora en un año en el que las acciones de empresas argentinas perdieron más de 30% en dólares

La cotización en dólares del unicornio subió casi 200 por ciento en dólares. Pero en moneda dura, el S&P Merval de la Bolsa porteña perdió 34% en 2020

Los activos argentinos acusan el impacto de tres años de recesión en la economía local. (EFE)
Los activos argentinos acusan el impacto de tres años de recesión en la economía local. (EFE)

Las acciones argentinas fueron en 2020 las que mayor caída registraron en una comparación global, al medirlas en dólares. Y por efecto de la crisis económica local -ahora agravada por el Covid-19- encadenaron su tercer año consecutivo como las que más se depreciaron en los mercados internacionales.

Las acciones argentinas acumularon una baja promedio del 34% en dólares, según se desprende de la cotización de los ADR de empresas nacionales que se negocian en el exterior, pero también al medir la puntación del panel líder S&P Merval por la cotización del dólar implícita en la operatoria bursátil, el contado con liquidación, hoy en torno a los 141 pesos.

(Marcelo Regalado)
(Marcelo Regalado)

Pero este comportamiento no fue lineal. Hubo destacadas excepciones, como Mercado Libre (+193% en dólares) y Globant (+103%), pero hay que tener en cuenta que estos unicornios de origen argentino cotizan directamente en el exterior, donde concentran su modelo de negocios, mientras que pueden operarse en el mercado local solo a través de los Cedear.

La compañía de Marcos Galperín, líder regional de e-commerce, es la empresa de origen nacional de mayor capitalización bursátil, unos USD 85.326 millones, que también compite cabeza a cabeza en valor de mercado con otros gigantes de la región como los brasileños Vale, Itaú y Petrobras. El precio de la acción de Mercado Libre se triplicó en dólares desde el inicio de 2020, por cerca de 1.700 dólares.

El precio de la acción de Mercado Libre se triplicó en dólares desde el inicio de 2020, mientras que el de Globant se duplicó

Globant, el otro unicornio argentino se sumó a la lista de grandes inversiones financieras del año. Dirigida por Martín Migoya, es una empresa de ingeniería de software y tecnología de la información de origen nacional, ahora radicada en Luxemburgo.

También debe incluirse en este exclusivo pelotón ganador a Ternium, la empresa productora de aceros planos y largos, perteneciente al grupo ítalo-argentino Techint, que integra a las siderúrgicas Hylsa e Imsa y Siderar. También con filiales en EEUU, Brasil, Colombia, México y Guatemala, la siderúrgica aprovechó el impulso que cobraron los mercados mundiales a partir de abril y anotó una ganancia en dólares de 34% en 2020, en un año en el que los principales índices de Wall Street alcanzaron récords históricos.

Con un cierre casi neutro aparece Despegar. La agencia de turismo online líder en América Latina culmina el 2020 con un desempeño negativo del 6% en dólares, pero este es un buen resultado si se considera la paralización global de los viajes internacionales por la pandemia, que destruyó el valor de las empresas ligadas al rubro aerocomercial, comunicaciones y también turismo.

Gravosa exposición al riesgo local

Cuando se analizan títulos expuestos directamente al “riesgo argentino”, pues su negocio se concentra en el plano doméstico, las regulaciones locales y los avatares de la moneda y la economía en general, las pérdidas son muy profundas. Entre los papeles de referencia, Grupo Galicia cedió 44% en dólares en 2020, mientras que YPF resignó un 57%, para ofrecerse a 5 dólares -cuando en enero de 2018 se pagaba a 26 dólares-.

En esta pérdida de valor confluyen varios factores. El principal es el de la depresión económica: Argentina arrastra tres años de recesión, iniciada con la crisis cambiaria de 2018, pero que por diversos factores no se detuvo hasta hoy y en 2020 se profundizó en forma dramática por la propagación del Covid-19. El PBI de Argentina es hoy inferior al de 2010. Una década perdida.

La erosión financiera provocada por la constante devaluación del peso -cuyo origen es el déficit fiscal de ocho puntos del Producto- es otro motivo del desplome de las cotizaciones. Y un tercer factor es el de las expectativas, hoy el menos negativo: si se cumplen las proyecciones de un crecimiento económico del 5% para 2021, aunque sea por un “rebote” después del “bajón” reciente.

El valor de el ADR de YPF se redujo 57% en 2020 y fue el que más cayó: hoy vale en dólares menos de la mitad que un año atrás

Los papeles del sector financiero tuvieron de los peores desempeños en dólares, como se observa en Banco Macro (-56%), Grupo Supervielle (-38%) y Banco Francés (-40%).

También fue un año malo para las cotizaciones de algunas compañías ligadas a servicios públicos regulados por el Gobierno, frente a un período de congelamiento de tarifas, como Central Puerto (-44%) y Telecom (-40%).

En este item, destaca la reciente mejora de 15% en el ADR de Edenor esta última semana del año. Aunque el balance anual arroja un resultado negativo del 32%, el papel de la principal distribuidora eléctrica de Argentina repuntó fuerte una vez conocido que Edenor será adquirida por la Empresa de Energía del Cono Sur (EDELCOS) e Integra Capital, de los empresarios Vila, Manzano, y Filiberti.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online