Con una pérdida neta de 5.000 puestos, en agosto el empleo asalariado privado acumuló 26 meses consecutivos de caída interanual

La Encuesta de Indicadores Laborales muestra que las tasas de entrada siguen siendo menores a las de salida debido a retiros voluntarios, jubilaciones, suspensiones y despidos por cierre

dsticco@infobae.com
Pocas empresas, con menos personal que el habitual, pudieron operar en cuarentena (Reuters)
Pocas empresas, con menos personal que el habitual, pudieron operar en cuarentena (Reuters)

En agosto de 2020 el empleo privado registrado en empresas de más de 10 personas ocupadas del total de los aglomerados relevados cayó un 0,1% con respecto al mes anterior. Así, es el tercer mes consecutivo en que la tasa de variación del empleo es de la misma magnitud (-0,1%). De este modo, pareciera consolidarse un proceso de estabilización del empleo en valores cercanos a cero, dejando atrás las pronunciadas caídas observadas en los primeros meses de la pandemia, cuando se observaron descensos de entre -0,4% y -0,6%”, dice el informe mensual del Ministerio de Trabajo sobre la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL).

La serie acumulas así 26 meses consecutivos de caída interanual, esto es, niveles de empleo asalariado privado inferiores a los de igual mes del año previo, debido a tasas de entrada menores a las de salida, por causas que van desde retiros voluntarios y jubilaciones hasta suspensiones y despidos forzados por cierre de empresas, situaciones abarcan empresas pyme, industriales, del comercio y en particular de la construcción que no pudieron seguir soportando más de un semestre en cuarentena, inactivos, en particular en las jurisdicciones donde se las mantiene como actividad no esencial.

En agosto, la tasa de incorporación de personal a las empresas (tasa de entrada) alcanzó al 0,8% de la nómina, unos 40.000 trabajadores proyectados al total país, el mismo nivel de julio. En ambos casos son valores muy bajos en términos históricos. Sin embargo, destaca el informe oficial de la EIL, la tasa de este último mes duplica el valor observado en abril y mayo (0,4 puntos porcentuales).

En agosto salieron del mercado unos 45.000 trabajadores asalariados en blanco y se recontrataron unos 40.000, arrojó un saldo neto de baja de otras 5.000 personas

Por otra parte, la tasa de salida del mercado mostró un leve ascenso respecto de los dos meses anteriores, a 0,9 puntos porcentuales, equivalentes a unas 45.000 personas, permaneciendo también en los valores más bajos de toda la serie. De ahí que el resultado de esos comportamientos arrojó una leve reducción del empleo registrado en agosto de 2020.

“Es decir que, así como la pronunciada contracción del empleo formal de marzo, abril y mayo se explicó fundamentalmente por la decisión de las empresas de no realizar contrataciones de personal frente al escenario impuesto por la pandemia. Desde junio de 2020 el aumento de las reincorporaciones, si bien todavía resulta escaso para lograr incrementar el nivel de empleo, permite hablar de un proceso de estabilización del empleo privado registrado”, concluye la cartera laboral.

El análisis de la EIL por parte del Trabajo resalta también: “las variaciones mensuales que muestra el empleo asalariado registrado en los últimos tres meses son similares a las verificadas en enero y febrero de este año. Además, la contracción observada en agosto de este año resulta de menor intensidad a las ocurridas en ese mes de 2018 y 2019 y también menor a la verificada en agosto de 2002, cuando se estaba saliendo de la profunda crisis del 2001”.

La contracción observada en agosto de este año resulta de menor intensidad a las ocurridas en ese mes de 2018 y 2019 y también menor a la verificada en agosto de 2002, cuando se estaba saliendo de la profunda crisis del 2001

En términos interanuales, el empleo privado asalariado registrado en el conjunto de las empresas con más de 10 puestos de trabajo mantiene un ritmo de disminución de 3% que se observa desde el primer mes de ingreso parcial en cuarentena, en marzo, hasta el presente.

Se trata de unas 150 mil personas menos, respecto de la nómina declarada en agosto de 2019 de unos 4,85 millones trabajadores privados en relación de dependencia en todo el país. No incluye el caso de los más de 1,3 millones ocupados en emprendimientos familiares y, en especial empleados en consorcios de propietarios, en los cuales están registrados por administradores de edificios.

Se trata de unas 150 mil personas menos, respecto de la nómina declarada en agosto de 2019 de unos 4,85 millones trabajadores privados en relación de dependencia en todo el país

Cabe notar que la estadística del empleo registrado por el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) es nominalmente mayor a la que surge de la EIL, tanto en la cantidad de personal privado asalariado registrado, sube a unas 5,8 millones de personas, porque considera a todo los ocupados desde las franjas de 1 asalariado, y no sólo de más de 10 como releva la Encuesta Permanente de Hogares; como en la tasa de disminución interanual, fue 5% en julio.

Desde el inicio de la cuarentena, en el último tercio de marzo, la disminución del empleo privado asalariado registrados por parte de las empresas con más de 10 empleados en relación de dependencia, se estimó en poco más de 1,7%, afecta a unos 82.000 trabajadores.

Modalidad legal de las bajas

Las caídas más pronunciadas observadas por la EIL en agosto, en comparación con un año antes, fueron los despidos sin causa, 0,3 puntos porcentuales, y las renuncias 0,2 puntos porcentuales.

Al respecto, la cartera laboral considera: “en contextos recesivos las renuncias tienden a reducirse ya que son más escasas las oportunidades laborales que las alienten; a la vez, la contracción de los despidos se vincula a la prohibición establecida por el Gobierno nacional y a la aplicación del Salario Complementario del programa ATP, cuyo objetivo es el sostenimiento del empleo privado registrado”.

Y agrega: “en agosto de 2020, el 7% del empleo registrado del sector privado se encontraba suspendido. Esta incidencia de las suspensiones, que muestra un leve descenso respecto de los meses anteriores, resulta elevada en relación a su serie histórica. A nivel de empresas, también se verifica un valor elevado, aunque algo menor al del mes pasado. El 18% las empresas aplicaron suspensiones, más que duplicando el promedio de la serie”, para el caso de empleadores con más de 10 puestos en relación de dependencia. Se trata de unos 330.000 trabajadores que cobran una parte del sueldo habitual, entre 60 y 75%, según el tamaño de la empresa y la rama de actividad.

Seguí leyendo:

Coronavirus: a días del reinicio de vuelos, probaron en Aerolíneas una nueva tecnología de desinfección

Hubo tregua en San Luis y autoconvocados levantaron por 15 días los bloqueos a la provincia

El tenso cruce de Cristina Pérez y Martín Guzmán por los ahorros en dólares del funcionario: “¿Los va a pasar a pesos?”

La inflación y la pobreza: dos caras de una misma moneda

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS