El canje de la deuda cierra hoy con la expectativa de una amplia aceptación de los bonistas

A las 18 hora argentina, las 17 en Nueva York, cerrará formalmente el plazo para adherir, mientras que el 4 de septiembre, según el organigrama fijado por el Gobierno, los inversores tendrán en sus cuentas los nuevos títulos

Foto de Archivo: El presidente, Alberto Fernández, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.
Foto de Archivo: El presidente, Alberto Fernández, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El plazo para que los tenedores de títulos emitidos bajo legislación extranjera confirmen el ingreso al canje con el que la Argentina intentará mejorar su perfil de deuda vence este viernes y los analistas privados estiman una alta aceptación de la operación.

A las 18 hora argentina -17 en Nueva York- cerrará formalmente el plazo, mientras que el 4 de septiembre -según el organigrama fijado por el Gobierno- los inversores tendrán en sus cuentas los nuevos títulos.

De esta forma la Argentina intentará estirar vencimientos y reducir sus compromisos a través de nuevos títulos de deuda en dólares y en euros con vencimiento en los años 2030, 2035, 2038, 2041 y 2046.

El bono 2030 se contemplará para el pago de intereses corridos que no fueron abonados en los últimos meses, siempre que los inversores ingresen en esta etapa del canje que culmina mañana.

Este beneficio no correrá para los bonistas que se vean obligados a ingresar a la operación luego, una vez obtenidas las mayorías necesarias que activan las cláusulas de acción colectiva.

La Argentina intentará estirar vencimientos y reducir sus compromisos a través de nuevos títulos de deuda en dólares y en euros con vencimiento en los años 2030, 2035, 2038, 2041 y 2046

Asimismo, los nuevos instrumentos comenzarán a devengar intereses desde el día de liquidación, el 4 de septiembre, aunque el primer pago se realizará al año debido al plazo de gracia de un año.

Con esta operación de canje, la Argentina logrará reducir el pago de intereses prácticamente a la mitad, ahorrándose unos USD 35.000 millones y el capital se contraerá al 5% en algunos bonos globales.

La Argentina mejorará su perfil de deuda tras el canje y los bonos nuevos tendrían una tasa de rendimiento de salida menor a la actual, de entre 10 y 11%, estiman analistas privados.

Esta semana los rendimientos de los bonos argentinos se ubican un poco más altos, entre 12 y 13,5%, pero los analistas advierten que a partir del próximo lunes bajaran y se ubicarán en el rango de 10%/11%, debido a que los tecnicismos que demanda la operación están influyendo en la baja de precios, según Télam.

Con esta operación de canje, la Argentina logrará reducir el pago de intereses prácticamente a la mitad, ahorrándose unos 35.000 millones de dólares y el capital se contraerá al 5% en algunos bonos globales

En tanto, en el Ministerio de Economía ya dejaron trascender que esperan una aceptación de la propuesta en torno al 90% y además están convencidos de que se llegarán a las mayorías requeridas por las Cláusulas de Acción Colectiva (CACs), más exigentes con los títulos emitidos en 2005 y 2010.

De este modo, el 4 de septiembre, cuando realice el intercambio de bonos, el país podría dejar atrás el default al que ingresó el 22 de mayo pasado.

FILE PHOTO: En el Ministerio de Economía ya dejaron trascender que esperan una aceptación de la propuesta en torno al 90%.
FILE PHOTO: En el Ministerio de Economía ya dejaron trascender que esperan una aceptación de la propuesta en torno al 90%.

La mirada de los analistas

Gabriel Caamaño, de la consultora Eco Ledesma, dijo a Infobae la expectativa previa es que el canje alcance el 90% de adhesión. “El mercado ya tiene el canje en precios. La probabilidad de sorpresas está más sesgada a lo negativo, que a lo positivo”, consideró.

En tanto, para Federico Furiase, director de EcoGo, afirmó que si el canje termina siendo exitoso en términos de alcanzar las CACs y el gobierno da señales de consolidación fiscal en el marco de un nuevo acuerdo con el Fondo, “Argentina puede tener una mejora de las paridades en dólares en un mundo de hiper liquidez global y con un perfil de vencimientos que queda súper descomprimido hasta 2025”.

“En los Exchange está más difícil dado que los umbrales de las CACs son más altos (85% del total y 66% por serie) que en los globales (66% del total y 50% por serie). De todas formas con el acuerdo con los principales acreedores que tienen el 51% de globales y el 60% de los Exchange, hay expectativas de alcanzar las CACs en ambos indentures dado el poder de arrastre de estos fondos y la entrada de los tenedores locales, tanto grandes como minoristas”, detalló.

Para el economista, la cartera de bonos del Banco Central por USD 13.500 millones ganará liquidez tras el canje local. “Ahí hay algo de margen para intervenir vendiendo bonos en dólares contra pesos para intentar bajar la presión en la brecha y esterirlizar pesos al dólar Mep”, manifestó.

Aunque advirtió que hay que tener en cuenta que si las paridades de bonos en dólares no mejoran tras el canje, el Banco Central estaría al mismo tiempo colocando deuda al sector privado a tasas del 12%, lo cual sería una mala señal en el marco de un acuerdo con el FMI.

“Para que baje la brecha de forma sostenible tiene que bajar el riesgo país y mejorar las paridades de bonos en dólares en un contexto de consolidación fiscal en el marco de un acuerdo con el Fondo, de lo contrario se la correrá de atrás. Y si los bonos en dólares suben, incluso el Banco Central podría tener cierto margen para vender parte de los bonos en dólares contra dólares y recomponer reservas netas sin emitir pesos”, destacó.

En diálogo con Infobae, Martín Kalos, de Elypsis, sostuvo que va a haber una aceptación muy importante. “No hay motivo para pensar que por un espacio minorista no se alcancen las mayorías. Si hay algún bono que no entra sería una sorpresa”, aseguró.

El resultado va a ser una buena noticia y esperamos que se continúe con el canje local y la negociación del crédito con el FMI. Es un punto de partida para una normalidad de la economía para empezar a andar un camino de desarrollo (Martín Kalos)

En ese sentido, dijo que el canje puede despejar la incertidumbre pero por sí solo no cambia la dinámica “porque mantenemos otras fuentes de incertidumbre como la pandemia”.

“El resultado va a ser una buena noticia y esperamos que se continúe con el canje local y la negociación del crédito con el FMI. Es un punto de partida hacia la normalidad de la economía para empezar a andar un camino de desarrollo”, opinó.

A su turno, Camilo Tiscornia, titular de C&T Asesores, dijo que basado en el anuncio del Gobierno a principio de agosto, se va a llegar a una solución positiva.

“El Gobierno le pone demasiadas fichas a esto, pero no creo que el canje por sí solo sea suficiente para resolver otros problemas de la coyuntura. Me parece que cuando uno ve el comportamiento del dólar, la brecha, no es exclusivamente desconfianza por el canje. Sigue habiendo temor por el desequilibro de la macroeconomía. Hay mucha emisión monetaria y el déficit fiscal es muy grande”, analizó.

El Gobierno le pone demasiadas fichas a esto, pero no creo que el canje por sí solo sea suficiente para resolver otros problemas de la coyuntura (Camilo Tiscornia)

Y advirtió: “La confianza del canje quizás dure poco si no se corrigen otros problemas. Puede ayudar que la actividad económica siga recuperándose a buen ritmo tras el coronavirus. Pero hay que tener en cuenta que de la mano de la recuperación de la actividad va a venir la inflación”.

Para Santiago López Alfaro, socio de Delphos Investment, la actual “es una semana compleja por las cuestiones técnicas del canje, si bien vemos que va a salir bien se van a activar todas las CAC internacionales y luego, el canje de deuda local será súper exitoso, con una adhesión que estimamos arriba de 90%”.

Los bonos argentinos hoy operan con un riesgo implícito de “alrededor del 12,5% los largo y los cortos están arriba de 13%, pero es una cuestión técnica de mercado que se van a solucionar la primer semana del lanzamiento de los bonos nuevos”, consideró.

En declaraciones a Télam, el ex administrador del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses opinó que “la tasa salida de los bonos descenderá el 13 al 11,5% en promedio, y luego habrá que ver el contexto internacional, pero somos positivos del contexto de mercados emergentes y la argentina va a tener el horizonte despejado en próximos años”.

Por último, el analista financiero Claudio Zuchovicki coincidió con López Alfaro en cuanto a las cuestiones técnicas de esta semana, “ya que no hay compras porque entras al canje y hay algunas ventas por necesidad de liquidez, además del parking, lo cual distorsionan los precios”, a la baja.

Pero, continuó, “indefectiblemente el canje será exitoso y mejorará el perfil de deuda, y la tasa de salida de los nuevo bonos tendrá un piso de 10%”.

Seguí leyendo:

El Banco Central afirmó que la prioridad del Gobierno es lograr que se inviertan los USD 170.000 millones que los argentinos tienen guardados

Más de la mitad de los CEO argentinos no creen que el país tenga crecimiento en los próximos tres años


MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS