Kulfas: “El principal problema de la Argentina no es fiscal, sino que deja de crecer cuando se queda sin dólares”

El ministro de Desarrollo Productivo dijo en una conferencia que se buscará impulsar a la construcción, la agroindustria, la economía del conocimiento y a los hidrocarburos con el objetivo de generar divisas y atraer el ahorro local en dólares hacia la inversión

Imagen de archivo del ministro de Desarrollo Productivo de Argentina, Matías Kulfas, en una presentación ante el Congreso, en Buenos Aires, Febrero 12, 2020. REUTERS/Agustín Marcarián
Imagen de archivo del ministro de Desarrollo Productivo de Argentina, Matías Kulfas, en una presentación ante el Congreso, en Buenos Aires, Febrero 12, 2020. REUTERS/Agustín Marcarián


El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, dijo que la Argentina tiene un problema fiscal importante pero que no es el central. “El problema de Argentina es que deja de crecer cuando se queda sin dólares. Me parece que ahí está un poco el quid de la cuestión”, comentó. También se refirió a la brecha cambiaria, frente a la que dijo que “no hay atajos” y que sólo se va a solucionar aumentando la oferta de dólares “cuando se reestablezca la confianza”.

Kulfas habló en la Conferencia Anual del Centro para la Evaluación de Políticas basadas en la Evidencia (Cepe) de la Universidad Torcuato Di Tella, en un evento en el que participaron también el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

Consultado respecto a qué sectores va a impulsar el Gobierno de cara al intento de reactivar la economía luego de la pandemia de coronavirus COVID-19, el funcionario enumeró una serie de sectores que están en la mira del Gobierno, como la agroindustria, la construcción, energía y economía del conocimiento.

Nuestra visión es que el principal problema macroeconómico en la Argentina no tiene que ver con lo fiscal. Lo fiscal por supuesto que es un problema y tenemos que marcar claramente un sendero hacia el equilibrio hacia el superávit.

“Respecto a sectores para impulsar creo que son varios. Algunos lugares donde vemos consumo postergado, consumo que no se pudo realizar por las condiciones de la pandemia donde está una demanda incipiente y también una oferta nacional que está en expansión, y en esto incluyo gran cantidad de sectores tradicionales desde muebles, ropa, electrónica. Creo que la construcción está para dar un salto porque viene de tres años de caída y vemos que los costos están en niveles bajos en dólares”, dijo.

“Y como grandes desafíos a futuro nuestra obsesión como Ministerio de Desarrollo Productivo es buscar un cambio en la matriz productiva de la Argentina. Que la Argentina pueda crecer sobre bases más sólidas, que pueda contribuir desde lo micro a un cambio macroeconómico. Esto significa básicamente tener mayor salida exportadora, esto es tener las divisas que necesita para no estar cayendo recurrentemente en crisis de balanza de pagos y ahí tenemos todo el complejo agroindustrial agregando valor desde las carnes y ahí aparecen proyectos importantes en materia de carne porcina que están realmente madurando y con muchas chances de ser concretados en los próximos meses en un esquema de conversión con capitales extranjeros”, mencionó.

Vemos también en el rubro de petróleo y gas una palanca para el desarrollo  de toda una cadena productiva que tiene mucho contenido nacional”, agregó.

El problema de Argentina es que deja de crecer cuando se queda sin dólares. Me parece que ahí está un poco el quid de la cuestión

Otro eje que me parece central es economía del conocimiento, porque esto tiene doble llave. Por un lado la producción específica del sector del software que es un ajemplo importante. En Argentina cuando se inicia la Ley de Software en el año 2004 exportaba USD 200 millones y tenía unos 20.000 empleos. Hoy exporta USD 2.000 millones, o sea 10 veces más, y emplea cuatro veces más lo que empleaba en ese momento. Es uno de los pocos sectores que creó empleo incluso en el período de pandemia”, concluyó.

En cuanto a la brecha cambiaria, Kulfas dijo que es una situación heredada que se va a resolver en la medida en que se recupere la confianza.

“Para empezar debemos entender que tenemos una brecha cambiaria por una serie de restricciones que en buena parte las heredamos. Así estaban cuando nos hicimos cargo del Gobierno y que son fruto, por un lado, de la incertidumbre que se ha generado por la crisis internacional, por la propia crisis local más el tema de la deuda. Pero también hay que decir que este problema se va a resolver de manera estructural en la medida en que logremos aumentar la oferta de dólares. Acá no hay atajos. Es generar condiciones de confianza que se van a mejorar generando en el mercado de cambios más oferta, más reactivación, que haya nuevamente nuevos negocios productivos que hagan que se vuelque buena parte de la liquidez a la producción, al sector inmobiliario, sector de la construcción que está paralizado en parte por la crisis que se venía de antes y en parte obviamente también por las condiciones de la pandemia que han restringido buena parte de la actividad. O sea que en esto creo que no hay atajos, tenemos que trabajar para reestablecer esa confianza mediante reactivación ,mediante oferta de dólares y mediante exportaciones”, comentó.

Creo que la construcción está para dar un salto porque viene de tres años de caída y vemos que los costos están en niveles bajos en dólares

Creo que la brecha se va a ir cerrando cuando se reestablezca la confianza, va a ser un paso importante formalizar el canje de deuda en los próximos días que va a dar credibilidad, sostenibilidad al programa económico del Gobierno. La clave va a estar dada en cómo evoluciona la pandemia. Es importante también la noticia de cómo evoluciona la vacuna, la noticia de que podemos empezar ya a ver con más claridad el momento en el que se resuelva la situación. Eso va a hacer que se vuelquen muchos recursos que ahora están ociosos o que tienen que ver con ahorros no volcados a inversión, muchos se vuelcan a estos mercados paralelos del dólar, muchos van a estar volcados a la producción, van a significar el efecto contrario, es decir, transformarlo en inversión productiva. Y creo que eso va a redundar en una reducción sustentable de la brecha cambiaria”, agregó.

Por último, se refirió al déficit fiscal que camina a llegar 8 puntos del PBI este año según las estimaciones privadas. Y, si bien admitió que es un problema a atender, le restó importancia en comparación con las crisis de balanza de pagos recurrentes que sufre el país.

Nuestra visión es que el principal problema macroeconómico en la Argentina no tiene que ver con lo fiscal. Lo fiscal por supuesto que es un problema y tenemos que marcar claramente un sendero hacia el equilibrio hacia el superávit. De hecho creo que este capítulo de la deuda que se está cerrando va a ser un paso fundamental para darle sostenibilidad al programa fiscal. Pero nuevamente el problema de Argentina es que deja de crecer cuando se queda sin dólares. Me parece que ahí está un poco el quid de la cuestión”, dijo.

Vemos también en el rubro de petróleo y gas una palanca para el desarrollo  de toda una cadena productiva que tiene mucho contenido nacional

La cuestión central es cómo generamos desde la microeconomía, desde la inversión, desde las políticas de desarrollo productivo, las condiciones para contribuir a una economía mucho más sana más sustentable. Y eso es básicamente, por un lado, la promoción sólida de las exportaciones y, esto es, yo no creo que pase por revisar un puntito más o menos de impuestos. Tiene que ver con cosas mucho más estructurales, tiene que ver con desarrollo de nuevos proyectos. Agregar más valor a la producción agroindustrial, dejar de exportar tanto maíz, tanta soja, y exportar más carne, eso significa multiplicar la inversión en todo el país en el interior y el interior del interior. Eso significa más inversión extranjera directa para generar más dólares de exportaciones. Argentina necesita varios proyectos estructurantes que genere esa oferta de dólares”, concluyó.

Seguí leyendo:

Refinanciación de tarjetas: las cinco claves del plan de 9 cuotas que resultó más caro de lo previsto

Agilizan las condiciones para que los argentinos puedan comprar propiedades en Uruguay

El duro diagnóstico del FMI sobre el dólar, la inflación y la recesión en la Argentina de cara a la negociación de un nuevo acuerdo

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS