El gobierno sigue hablando de planes sociales para la recuperación económica de los sectores más vulnerables

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, dijo que 100.000 personas ya se anotaron en el plan “Potenciar Trabajo”, lanzado a mediados de junio. También admitió que se evalúa un plan de "Ingreso Básico" y otro de "Urbanización de Barrios Populares"

El funcionario dijo que el plan de Ingreso Básico, el Potenciar Trabajo y la Urbanización de 4.000 "barrios populares" serán clave para impulsar la recuperación en los sectores más pobres
El funcionario dijo que el plan de Ingreso Básico, el Potenciar Trabajo y la Urbanización de 4.000 "barrios populares" serán clave para impulsar la recuperación en los sectores más pobres

En una entrevista radial, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, precisó que 100.000 personas ya se inscribieron para el plan “Potenciar Trabajo”, una de las medidas con las que el gobierno pretende impulsar la recuperación de la economía en los sectores de más bajos ingresos.

En el programa “Sábado tempranísimo”, por Mitre, el funcionario dijo que con este plan el ministerio aspira a crear unos 500.000 puestos de trabajo. Para eso el gobierno nacional distribuirá $ 20.000 millones entre Provincias y Municipios para que asignen los fondos, cuyo propósito fundamental sería la compra de herramientas y maquinarias para trabajadores informales, que en caso de estar recibiendo algún plan social no lo perderían.

Arroyo indicó que se trata de un universo de hasta 4 millones de personas que han visto recortados sus ingresos por la crisis pandémica y que el objetivo es “mover” ese sector de la economía dándole recursos para que pueda trabajar mejor.

Con ese propósito el ministerio creó el Registro Nacional de Trabajadores de la Economía Popular” (Renatep). Quienes se inscriban, dijo Arroyo, tendrán Obra Social, podrán facturar la venta de los bienes que producen o los servicios que prestan y estarán exentos del pago de impuestos durante los primeros dos años.

En su primera etapa ya se inscribieron 100.000 personas, dijo el ministro, quien insistió en que los nuevos “trabajadores sociales” del plan “Potenciar Trabajo” podrán “facturar changas sin perder su plan social”. Se tratará, insistió, de un “complemento de ingreso” que les permitirá acceder al crédito para la compra de herramientas y maquinarias.

El ministro Daniel Arroyo (Maximiliano Luna)
El ministro Daniel Arroyo (Maximiliano Luna)

Ya existía

En rigor, “Potenciar Trabajo” fue lanzado a mediados de junio y se presentó como un programa “complementario” con otras líneas como las impulsadas a través de la “Comisión Nacional de Microcréditos” (Conami), que estableció un fondo de microcrédito a tasas bajas para “proyectos integrales de desarrollo territorial”, el “Programa Nacional Banco de Maquinarias, Herramientas y Materiales para la Emergencia Social” y una línea de “asistencia específica para empresas recuperadas” a través de crédito no bancario a una tasa de interés del 3% anual.  

Consultado sobre qué grado de consulta o concertación tienen medidas como ésta o las 60 que dijo que irá tomando el gobierno nacional, Arroyo dijo que “Potenciar Trabajo” es una iniciativa que “se construyó en conjunto” en reuniones con organizaciones sociales, iglesias y sindicatos.

A su vez, en la aplicación, dijo, “cada provincia y municipio deberá definir el perfil productivo” en función del cual irá asignando los fondos.  

Respecto del futuro del “Ingreso Familiar de Emergencia” (IFE), el principal programa de ayuda social que lanzó el gobierno para los trabajadores informales y los sectores sociales más vulnerables (monotributistas categorías A y B, empleadas domésticas, etc) y cuya tercera cuota se comenzará a pagar el 10 de agosto a 9 millones de familias, el ministro dijo: “estamos evaluando todo”.

A modo de balance sobre la política social, Arroyo dijo que la “salida” de la crisis se basará en el plan Potenciar Trabajo, la instrumentación de un “ingreso de base” a sectores informales y la urbanización de unos 4.000 “barrios populares” donde habitan “unas 4 millones de personas hacinadas”. La urbanización, concluyó, implica un “gran plan de empleo y es consumo, movimiento económico”.

Seguí leyendo:

Casa por casa: las permutas son la nueva moda que surgió en el mercado inmobiliario ante la falta de liquidez y crédito

Desolador panorama para los próximos jubilados: sin moratorias previsionales, no podrán jubilarse 1 millón de personas en los próximos 5 años


COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS