Las consultoras afirmaron que la inflación volvió a ubicarse por debajo del 2% en junio, mientras buena parte de la economía sigue en cuarentena

La suba en el rubro de alimentos y bebidas habría sido mayor; los analistas afirman que aún es prematuro descifrar cuándo habrá un incremento mayor; el miércoles próximo se conocerá el dato oficial

La suba de los precios, por ahora contenida
La suba de los precios, por ahora contenida

La inflación de junio se habría ubicado por debajo del 2% nuevamente y los analistas prevén que en los próximos meses, mientras la economía siga en cuarentena, no haya una aceleración preocupante en los precios.

Según los economistas consultados por Infobae, el índice de precios al consumidor (IPC) arrojaría una suba que rondaría entre el 1,5 y el 1,9 por ciento.

Cabe recordar que el IPC de mayo fue del 1,5%, según informó el Indec.

Federico Moll, economista jefe de Ecolatina (que prevé una suba del 1,7%), dijo que “los datos parecen mostrar que la decisión del BCRA de diferenciar el acceso al mercado oficial aceleró la inflación en los bienes transables”.

La variación de los precios de junio, según Eco Go
La variación de los precios de junio, según Eco Go

Por otro lado, aclaró, “la cuarentena sigue explicando tanto el alivio de corto plazo como la incertidumbre para los próximos meses”.

“El excedente monetario, de no ser absorbido, va a complicar el frente cambiario a medida que la velocidad de circulación del dinero vaya aumentando”, explicó.

Al respecto, consideró que el Banco Central “va a tener que ser quirúrgico en su política monetaria, pero las declaraciones que hace nos obligan a pensar que está viendo otro panorama; calcular la demanda de dinero en condiciones normales es muy difícil y en esta situación aún más”.

Por su parte, Lorena Giorgio de Econviews dijo que prevén una inflación mensual de 1.9%, “levemente por encima del 1.5% de los dos meses anteriores, pero aún por debajo de los meses previos a la cuarentena”.

A pesar de la apertura de nuevas actividades en el AMBA y en particular en el interior del país, que sumaron algo de presión al alza junto con la pequeña aceleración del ritmo de depreciación del tipo de cambio, la reactivación de la oferta está siendo sólo parcialmente acompañada por la demanda”, detalló.

Además, “la prolongación del programa de precios máximos y las liquidaciones anticipadas que tuvieron lugar principalmente en el rubro indumentaria, contribuyeron a mantener el registro mensual por debajo del 2 por ciento”.

Camilo Tiscornia, director de C&T, prevé un aumento del 1,5 por ciento. “El dato es parecido al de abril y mayo; la pregunta del millón es cuándo empieza a subir”, expresó.

Rodrigo Alvarez, director de Analytica, afirmó que el dato rondará el 1,7 por ciento.

En tanto, el estudio Eco Go de Marina Dal Poggetto estima una suba de 1,8% respecto al mes de mayo, por lo que el primer semestre habría quedado con una suba del 12,6% y la variación interanual en 41,2%.

Este mes, según Eco Go, “la inflación core se ubicó en 2,5%, 0,7 por ciento por encima del nivel general, que a su vez implica una aceleración en comparación con la inflación núcleo de mayo (1,3%)”.

“En la comparación con igual mes del año anterior, la suba se ubica en 46,6% y acumula en 6 meses un incremento del 14,4%”, aclaró.

En particular, los precios estacionales exhibieron una suba del orden del 0,3% respecto del mes de mayo (54,1% interanual), mientras que el aumento acumulado en la primera mitad del año trepa a 18,5%”.

“La fuerte desaceleración respecto de abril y mayo (4,3% y 3,4% respectivamente) se debe a la caída en precios de frutas y verduras, compensados por subas en ropa de exterior”.

Las previsiones de los analistas sobre los precios
Las previsiones de los analistas sobre los precios

Por su parte, los precios regulados registraron un incremento en torno al 0,7% mensual, acumulando en el año una suba de 5,4% (9 puntos porcentuales por detrás de la inflación core) y consistente con un aumento de 23,7% en términos interanuales, según Eco Go.

Los aumentos en el precio de los cigarrillos explican principalmente el alza en el rubro, con tarifas congeladas tanto de servicios públicos como de telefonía, cable e internet.

En tanto, el capítulo Alimentos y Bebidas registró una suba del 2,1% mensual, 50,9% interanual y acumula en el primer semestre del año un aumento de 16,4%, indicó el informe.

“El dato del mes tiene en consideración el arrastre estadístico de mayo que se ubicó en 1,2 por ciento., en este caso el arrastre que deja junio para julio se ubica en 0,6 por ciento”, aclararon.

En particular, en el sub-rubro alimentos consumidos dentro del hogar, “el aumento se explica mayormente por el arrastre significativo recibido del mes de mayo, ya que a lo largo del mes la dinámica de precios presentó una suba promedio del 0,4% semanal”.

A su vez, destacaron que “se moderaron las subas en los productos frescos (frutas, verduras y huevos)”.

Los aumentos destacados en el mes fueron en carnes (+3,3%), productos panificados, cereales y pastas (+2,4%) y productos lácteos (+1,6%).

El informe destacó que “mientras la cuarentena se extiende, los factores que contribuyeron a la brusca moderación de la inflación se mantienen o La demanda de pesos sigue siendo alta y la velocidad de circulación baja”.

“Esta calma transitoria convive además con una dominancia fiscal que desde que arrancó la pandemia incluye transferencias del BCRA al fisco por 1,3 billones de pesos, de los cuales casi dos terceras partes fueron esterilizados por el BCRA, cuya contraparte es un aumento de los pasivos remunerados que ya alcanzan a 9,2% del PIB”, concluyó.

Cabe recordar que en el último relevamiento de expectativas del mercado, los analistas afirmaron que la inflación se ubicará a fin de año en torno del 40 por ciento.

Seguí leyendo:

Alquileres: el 25% de los inquilinos aseguró que no puede pagar la renta en la ciudad de Buenos Aires

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS