Orlando Ferreres: “La inflación va a llegar al 60 por ciento este año, pero no veo una hiper”

El ex viceministro de Economía le dijo a Infobae que a las empresas les costará pagar los salarios en los próximos meses; además, pronosticó que la economía caerá más del 6% y que el desempleo llegará al 14%

Orlando Ferreres advirtió que las empresas no tendrán dinero para pagar los salarios, ni siquiera con la ayuda del Estado
Orlando Ferreres advirtió que las empresas no tendrán dinero para pagar los salarios, ni siquiera con la ayuda del Estado

El ex viceministro de Economía Orlando Ferreres sabe de qué habla cuando se refiere a situaciones de alta inflación. Como parte del primer equipo económico del presidente Carlos Menem, tuvo que enfrentar una hiperinflación a los pocos meses del cambio de gobierno en 1989.

Actualmente, no ve condiciones para que estalle otro fenómeno similar, pero advirtió que, luego de la escalada de los dólares paralelos, seguramente empezará a subir el tipo de cambio oficial y, en consecuencia, la inflación, que en diciembre llegará al 60 por ciento interanual. En este sentido, explicó que la gente se vuelca al dólar para refugiar su liquidez frente al posible aumento de los precios.

En diálogo con Infobae, el fundador del estudio que lleva su nombre sostuvo que la tasa de desempleo seguramente subirá al 14 por ciento porque la mayoría de las empresas no podrá seguir pagando salarios, ni siquiera con el apoyo del Estado.

Además, dijo que la economía caerá este año entre el 6 y el 8 por ciento. El número será menor o mayor dependiendo de que la cuarentena termine más temprano que tarde y de que el Gobierno arregle la cuestión de la deuda en el corto plazo.

¿A qué atribuye la disparada del dólar bolsa y el blue de la última semana?

La gente tiene bastante liquidez y las tasas de interés son muy bajas. Prefiere adelantarse a posibles aumentos de la inflación, aunque abril seguramente va a estar por debajo del 2 por ciento. Como los precios están controlados, no hay inflación, pero, como tampoco hay bienes durables para comprar, la gente se vuelca al dólar. También está la gente que tiene que vender a estos valores para pagar sueldos y a los proveedores. De a poco hay que ir saliendo de la cuarentena, porque si bien se arrancó bien y hay pocos fallecidos, casi como con una gripe común, se resintió mucho la actividad económica. Y a eso se sumó la fuerte caída del precio del petróleo a nivel internacional, que nos perjudica en términos de exportaciones.

Ferreres cree que la suba del tipo de cambio oficial se trasladará a los precios
Ferreres cree que la suba del tipo de cambio oficial se trasladará a los precios

—¿Va a seguir subiendo el dólar no oficial?

La brecha mayor al 70 por ciento ya es muy alta. Comprar no está tan prohibido, así que la gente ha ido comprando y, desde la semana pasada, los retiró de los bancos. Lo que no creo es que las empresas puedan seguir pagando salarios.

<b>No creo que las empresas puedan seguir pagando salarios, ni con la ayuda del Estado</b>

¿Ni siquiera con la ayuda que implementó el Gobierno?

—No. Porque además la recaudación está en baja. Marzo apenas subió el 35% con el IVA de febrero, antes de que se implementara la cuarentena. Y abril va a ser peor. No va a haber recursos suficientes para emitir y apoyar a todas las empresas que lo necesitan.

Hay economistas que prevén un fuerte traspaso a los precios de la devaluación y otros que, por el contrario, creen que la presión es hacia la deflación por la fuerte recesión económica. ¿Qué opina?

—Desde el Emperador Diocleciano para acá, los controles de precio no funcionan. Cuando el Estado emite, la consecuencia es inevitable. Por esto prevemos que la inflación llegue al 60 por ciento a fin de año.

¿No comparte entonces el temor de algunos de sus colegas que prevén una hiperinflación?

—No estamos como 1989, cuando las reservas netas eran de 110 millones de dólares y los pagos eran de 120 millones. Las reservas hoy están cerca de 44 mil millones de dólares. No veo condiciones para una híper con todas las reservas que tiene el Banco Central.

<b>No veo condiciones para una hiperinflación con todas las reservas que tiene el Banco Central</b>

—¿Y cuáles son las expectativa de devaluación?

Ahora va a crecer más el tipo de cambio oficial y por lo tanto se moverán más los precios internos. Cada 10 por ciento de suba del dólar, los precios suben 5 puntos. Y, si hay expectativa de suba de salarios, se complicará más. Pero por ahora eso no ocurre porque la gente teme por un aumento del desempleo, que puede llegar a 13 o 14 por ciento este año. Es difícil sobre todo para las Pymes.

—¿Sería mejor desdoblarlo, como en el pasado?

—El Gobierno no lo quiere hacer. Es complicado porque hay muchos derechos de exportación para el campo, tendrían que liquidar con el dólar más bajo, el comercial.

—¿Cuánto caerá la economía este año?

Si la cuarentena se levantara a mediados de mayo, podría caer el 6 por ciento en todo el año, con un repunte en el último trimestre, pero mucha gente herida en el camino. El primer trimestre ya dio una caída del 5,9 por ciento y el segundo va a ser mucho más fuerte, de dos dígitos. Si, en cambio, la cuarentena se extiende, la economía va a caer el 8 por ciento este año.

—¿Cuánto influirá el arreglo de la deuda en este pronóstico?

Es fundamental. Si no hay arreglo, la economía caerá el 8 por ciento. Deberían arreglar porque por tres años el Presidente no tiene que pagar nada, aunque para que haya alguna aceptación debería haber algún pago al principio.

Ferreres afirmó que el presidente Alberto Fernández debería tener un equipo de consulta ampliada entre economistas y empresarios, así como ocurre en el campo de la salud
Ferreres afirmó que el presidente Alberto Fernández debería tener un equipo de consulta ampliada entre economistas y empresarios, así como ocurre en el campo de la salud

—¿Cree que el Presidente debería tener un consejo de economistas ampliado, como ocurre en el campo de la salud?

El Presidente no recibe a economistas o a un grupo selecto de empresarios. No cuenta con ese aporte. Y eso es un problema. Los médicos son fundamentales, pero no tienen en cuenta las consecuencias económicas de una cuarentena.

Seguí leyendo:

Información provista porInvertir Online