Comercio online en cuarentena: menores ventas, envíos demorados y pedidos que se cancelan

Los rubros autorizados inicialmente en el aislamiento fueron los supermercados, farmacias y algunos electrodomésticos. El resto pudo operar, pero no despachar los productos. Ahora el Gobierno lo permitirá a partir de este lunes, tras intensas gestiones por parte de los empresarios, pero observando los protocolos

ndonato@infobae.com
El comercio online creció fuerte en las primeras semanas de la cuarentena, pero luego empezó a ralentizarse por la falta de entrega de los productos
El comercio online creció fuerte en las primeras semanas de la cuarentena, pero luego empezó a ralentizarse por la falta de entrega de los productos

Cuando comenzó la cuarentena, el 20 de marzo, la imposibilidad de salir y el cierre de los locales comerciales hizo que muchos consumidores se volcaran a la compra online, que de por sí ya venía registrando un crecimiento importante en los últimos años. Sin embargo, nadie imaginó que el aislamiento obligatorio producto del coronavirus se extendería tanto, ni tampoco que los comercios que podían operar de forma electrónica luego no pudieran concretar el envío.

Pero así fue. Los comercios pueden hacer la operación, pero luego están imposibilitados de enviar a su personal al local o al centro de distribución para preparar los pedidos. Algunos rubros están exceptuados y sí pueden hacerlo, como por ejemplo los supermercados, las farmacias y algunos productos electrodomésticos, pero ante el fuerte aumento en la venta, se están produciendo algunas demoras. En otros, sin embargo, no se están pudiendo hacer los despachos.

Es el caso, por ejemplo, de la indumentaria y el calzado, donde se han acumulado una gran cantidad de pedidos que no están pudiendo ser entregados y muchos consumidores están cancelando pedidos, afirmó el presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), Claudio Drescher.

Tras reiterados pedidos de los empresarios, el Gobierno tomó nota de la problemática e incluyó la venta online como parte de las actividades que quedarían exceptuadas de la cuarentena a partir del lunes. Pero seguramente el proceso será lento y la acumulación de pedidos en este tiempo hará que los clientes tengan que esperar algunos días más para recibir el producto que compraron.

<b>Desde la prórroga de la primera cuarentena la actividad de la venta electrónica empezó a mermar y ahora se corre un riesgo alto, que no es solo la disminución de las operaciones, sino la cancelación de los pedidos por las demoras (Claudio Drescher)</b>

“El comercio electrónico venía creciendo sostenidamente en los últimos dos años y se incrementó fuerte en la primer quincena de la cuarentena porque muchos clientes offline entraban en el online, pero a partir de la segunda etapa de la cuarentena, empezó a mermar y ahora se corre un riesgo alto, que no es solo la disminución de las ventas, sino la cancelación de los pedidos por las demoras”, había advertido Drescher antes de conocer la decisión oficial de este fin de semana que habilitó las ventas a través de plataformas por internet y “únicamente con los debidos resguardos sanitarios, protocolos y planificación de la logística”.

Con los locales comerciales cerrados por la cuarentena, una salida es la venta online, pero pocas actividades están exceptuadas
Con los locales comerciales cerrados por la cuarentena, una salida es la venta online, pero pocas actividades están exceptuadas

Consultado sobre la evolución del e-commerce en el último mes, el director institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), Gustavo Sambucetti, afirmó que realizaron días atrás una encuesta entre 50 empresas socias y en las primeras tres semanas de cuarentena, los supermercados tuvieron un crecimiento de la facturación por venta online del 300% y están pudiendo entregar, aunque con algunas demoras. En el caso de las farmacias, la suba fue del 60%, mientras que en productos de computación, del 50 por ciento.

A su vez, las ventas del rubro electromésticos se ubicaron en el mismo nivel que antes de la cuarentena, aunque están pudiendo entregar sólo algunos artículos: los autorizados por la Secretaría de Comercio Interior. Entre ellos, se incluyen anafes, campanas y purificadores; celulares liberados; cocinas; colchones y sommiers; heladeras, freezer y cavas; hornos; impresoras; lavarropas; lavavajillas; monitores y accesorios; notebooks; PC de escritorio y All in One; pequeños electrodomésticos (cocina y hogar); secarropas; tablets; termotanques y calefones; y TV (hasta 55 pulgadas) y accesorios. También están incluidos productos de climatización y de salud y bienestar, como por ejemplo, afeitadoras, balanzas o depiladoras.

En el caso de la indumentaria, “las marcas siguen vendiendo, muy empujadas por los descuentos, pero no están pudiendo entregar y se les está generando ul cuello de botella enorme”, sostuvo Sambucetti, quien agregó que, “lejos de querer regular eso, las firmas venden para poder hacer caja y afrontar los gastos”.

<b>En la indumentaria, las marcas siguen vendiendo, muy empujadas por los descuentos, pero no están pudiendo entregar y se les está generando un cuello de botella enorme (Gustavo Sambucetti)</b>

Desde la CACE realizaron intensas gestiones ante las autoridades de Comercio Interior con el fin de lograr que se flexibilice la cuarentena para el comercio electrónico y que puedan concretarse los envíos. “Estamos pidiéndole al Gobierno que contemple esta situación porque es mucho más controlado tener algunos centros de distribución operando, sin público, que abrir las persianas de los comercios”, enfatizó el directivo de la cámara. Finalmente, el lobby dio resultado.

En el caso de Mercado Libre, tiene una sección de bienes que puede entregar dentro de los cuales se encuentran varios que ellos tienen en su depósito, ya que su centro de distribución está habilitado como correo. Por otra parte, también está sucediendo que como los correos funcionan, también se están vendiendo productos que no salen de su centro.

Fuentes de la empresas dijeron a Infobae: “Aquellos vendedores que, según el decreto, tengan permitido y en los hechos operen, podrán seguir vendiendo y despachando, ya que la red logística de distribución funciona. En algunos casos, despachan al centro de distribución y, en otros, con colecta directa de los socios logísticos. Por otro lado, en el caso de los vendedores que no pueden operar debido a esta situación extraordinaria, podrán seguir operando, pero cambiará la promesa de entrega indicando que el producto llegará luego de que termine el aislamiento obligatorio”.

Mercado Libre está pudiendo despachar sus ventas desde su centro de distribución
Mercado Libre está pudiendo despachar sus ventas desde su centro de distribución

También desde la Cámara Argentina de Comercio (CAC) se le enviaron reiteradas notas a funcionarios oficiales en reclamo de esta situación. Y la semana pasada los directivos de la entidad volvieron a mandarle una nota al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, insistiéndole acerca del tema.

Mediante la misiva, la CAC expresó su “profunda preocupación por la situación de miles de micro, pequeñas y medianas empresas” y le solicitó “cierta flexibilización de las restricciones vigentes a fin de permitir el normal desarrollo de las ventas por canales electrónicos”.

<b>La CAC expresó su profunda preocupación por la situación de miles de micro, pequeñas y medianas empresas y le solicitó cierta flexibilización de las restricciones vigentes a fin de permitir el normal desarrollo de las ventas por canales electrónicos</b>

“En el actual contexto de emergencia sanitaria y aislamiento social, buena parte de los comerciantes de todo el país se ven impedidos de abrir sus locales al público. Esto hace que la supervivencia de sus negocios se encuentre severamente amenazada. En este marco, la venta on-line podría constituir un paliativo parcial. Es por ello que reiteramos el pedido de que se autorice la circulación de quienes realicen operaciones a través de comercio electrónico y requieran dirigirse a su local y/o depósito con el fin de despachar las ventas realizadas”, dice la carta. También remarca que hay locales exceptuados del aislamiento que comercializan los mismos productos que otras empresas se ven imposibilitados de vender.

Desde la CIAI, Drescher planteó que si bien entienden los motivos de las autoridades y respetan la cuarentena, este tipo de actividad es la menos riesgosa, tanto para los clientes que reciben la mercadería, como para las empresas, ya que se requiere de muy pocas personas para preparar los despachos. “Planteamos que se vaya hacia ese esquema en esta etapa de flexibilización. Además, también vemos que hay otros marketplace que están haciéndolo. Algunos de grandes operadores, que están por encima en ventas respecto del año pasado”, afirmó el empresario.

Seguí leyendo:

Delivery, precios inestables y sequía de pesos: cómo opera el mercado del dólar blue durante la cuarentena

El Gobierno adelantó que a partir del lunes se permitirán nuevas actividades en algunas provincias

Guía para pagar servicios en locales de cobranza extrabancaria durante la cuarentena

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS