Espert, durísimo con el Gobierno: “A nuestros pobres abuelos le dijeron que sea lo que Dios quiera; si se mueren por contagiarse, jódanse”

El economista y ex candidato presidencia insistió en la necesidad de que el gobierno realice testeos masivos y vaya liberando empresas y trabajadores para que retomen su actividad. Señaló que lo de ayer demuestra que el concepto de “Estado presente” del gobierno es “un fiasco”, aunque reconoció el inicio de cierta reacción oficial

Espert volvió a cargar contra el gobierno, aunque también reconoció que empezó a darse cuenta del altísimo costo de paralizar la economía
Espert volvió a cargar contra el gobierno, aunque también reconoció que empezó a darse cuenta del altísimo costo de paralizar la economía

El economista y ex candidato presidencial José Luis Espert, que ya había criticado duramente las medidas del gobierno de inducir un amplio parate de vastos sectores de actividad económica para combatir la propagación del coronavirus, cargó esta vez contra la situación que se vivió el viernes en los bancos de todo el país y afirmó:: “esto que pasa es casi un genocidio, porque te condena a tener un país con miseria extrema, con droga, inseguridad”.

"Es muy triste ver a nuestros abuelos en esas condiciones. Los han mandado al matadero y estos tipos siguen gobernando”, acusó Espert al gobierno en su contacto habitual con sus seguidores de redes sociales.

El economista reiteró nuevamente la demanda de que el gobierno realice testeos masivos comparables a los que están haciendo otros países del mundo y de la región. “No puede ser que no podamos testear a la misma cantidad que se analiza en Uruguay, en Chile. Somos de los países que menos testeos realizan en el mundo con menos de 3000 testeos a la semana contra los 500.000 que por ejemplo se realizan en Alemania”, afirmó.

Además, arremetió contra la gestión del gobierno de Alberto Fernández recurriendo precisamente a uno de los caballitos de batalla del actual oficialismo. "El estado presente es un fiasco y un fracaso absoluto. Miren hoy lo que el estado presente ha hecho con nuestros abuelos. Ahí donde debería aparecer, el Estado está ausente. El Estado presente es un gran chamuyo de un conjunto impresentable de la clase política para robarse todo y una sociedad que es cómplice de comprarse ese cuento”, fustigó.

En línea con sus declaraciones de la semana pasada y una nota que escribió para Infobae, Espert insistió en la necesidad de volver a poner en funcionamiento la economía a través de lo que llamó “una cuarentena inteligente”, lo contrario -señaló- de lo que se está haciendo actualmente.

“Cerrar sus puertas y parar la economía, a la Argentina le cuesta como mínimo entre 40.000 y 50.000 millones de dólares”, calculó el autor de los libros “La Argentina devorada” y “La sociedad cómplice”.

En vez de eso, prosiguió, "lo que debería hacerse de manera urgente son millones de test para saber quién está enfermo y quién no está enfermo. Al que está enfermo lo confinás y al que no está enfermo le vas abriendo la economía permitiendo a la gente empezar a circular y empezar a trabajar”.

El espectáculo del viernes indignó a Espert: el "Estado presente es un fiasco", señaló (Marcos Gomez)
El espectáculo del viernes indignó a Espert: el "Estado presente es un fiasco", señaló (Marcos Gomez)

Camisa negra

A tono con su exposición, Espert se mostró ante sus seguidores con una camisa negra y expresó que se debía al “luto por la tristeza que le genera ver como el Estado abandona así a la gente”.

El economista tuvo tiempo incluso para referirse a las últimas medidas de gobierno. “Hay un medio vaso lleno en materia económica, dentro del derrumbe que está ocurriendo y que va a ser peor en los próximos días. El gobierno ha tomado nota de lo que venimos denunciando y ha empezado a tomar medidas económicas como para evitar que el colapso sea peor. Por ejemplo subsidiar a parte de la plantilla de salarios de una parte de las pymes. Eso es importante para evitar que la cadena de pagos se rompa más de lo que se ha roto y saludo que el gobierno esté atendiendo la deuda con reservas y no pensando en el default. Esas dos cosas hay que rescatarlas aunque todavía faltan muchos más salvavidas al sector privado”, dijo Espert.

Hace una semana, Espert habia advertido al gobierno que "si vos te preocupás sólo por la salud y olvidás la economía, vas a destrozarla y vas a tener más problemas de salud más adelante”, crítica que fue ganando volumen social día a día, a medida que se fueron haciendo cada vez más gravosas las consecuencias de la cuarentena y la parálisis productiva. Además, Espert había propuesto que el Gobierno “baje los impuestos a la cuarta parte” durante los próximos tres meses. “Si emitió por tantas cosas –se preguntó– ¿por qué no lo va a hacer en estas circunstancias?

Seguí leyendo:




Información provista porInvertir Online