En las primeras horas de preinscripción 1 millón de personas se anotaron para cobrar los $10.000 del Ingreso Familiar de Emergencia

Desde hoy está disponible en la web de la Anses el formulario para quienes aspiran a acceder a la suma fija prevista para mediados de mes. Es para monotributistas de las categorías más bajas, trabajadores informales y otros. Sin embargo, recomiendan inscribirse ante la duda con respecto a si se califica para el beneficio

El titular de la Anses, Alejandro Vanoli, junto al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, en el momento de anunciar el Ingreso Familiar de Emergencia
El titular de la Anses, Alejandro Vanoli, junto al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, en el momento de anunciar el Ingreso Familiar de Emergencia

En el primer día de preinscripción para acceder al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que ayudará con $10.000 por familia a más de 3,6 millones de hogares afectados por el parate económico que genera la cuarentena obligatoria, más de 500.000 personas se anotaron para percibir el beneficio. La fecha de pago de la suma fija dirigida a cabezas de familia que trabajen de manera informal, sean monotributistas de las categorías más bajas o empleadas domésticas está prevista para alrededor del 15 de abril.

El titular de la Anses, Alejandro Vanoli, contó en declaraciones a Radio Continental que el formulario está disponible en la web del organismo desde las 0 horas de hoy y que, a pesar de que hoy sólo deberían inscribirse los que tienen números de documento terminados en 0 y en 1, ya las solicitudes se dispararon.

“Ya en ocho horas de carga llegamos a 500.000 inscriptos”, dijo Vanoli. Más tarde, en su cuenta de Twitter, el funcionario fue actualizando la cifra, que superó el millón de personas pasadas las 13.

A este beneficio acceden quienes tienen entre 18 y 65 años y son monotributistas de las categorías A y B, monotributistas sociales, empleadas domésticas y todo aquel grupo familiar donde no haya ningún ingreso, sea previsional o sea en relación de dependencia, o no haya ninguna renta financiera o una riqueza que haga que tenga la capacidad económica como para poder esperar y dar prioridad a los más vulnerables”, detalló.

“En todos los casos, si no hay en el grupo familiar primario alguien que tenga ingresos por arriba de los $26.000 o quienes no tengan la renta financiera de los entrecruzamientos entre ANSES y AFIP”, reiteró el titular del ente previsional.

El IFE está previsto hasta el momento como una suma fija de una sola vez que se pagará alrededor del 15 de abril. El Gobierno, sin embargo, ha dicho que en caso de ser necesario repetirlo en los meses próximos se podrá replicar.

La preinscripción es una manera de que la ANSES, encargada de conducir los pagos, cuente con los datos de un universo de beneficiarios que no están registrados en las bases del organismo. Dado que, entre otros sectores, la inyección de fondos busca llegar a trabajadores activos que en muchos casos no tienen hijos en edad de cobrar la Asignación Universal por Hijo ni están todavía jubilados, parte de la población de destino está debajo del radar. Más aún, muchos no tienen cuenta bancaria donde cobrar.

“Quien tiene una cuenta bancaria va a cobrar en la cuenta habitual, quienes reciben la AUH no tienen que hacer ningún trámite ni inscribirse porque ya tenemos todos sus datos y quienes no tienen cuenta bancaria estamos trabajando contra reloj con los bancos para poder abrir en forma gratuita cajas de ahorro a quienes no las tienen y distribuir los plásticos y a aquellos casos donde no lleguemos hay distintas alternativas. La que ya es una solución decidida y en marcha es que todos los que no tengan cuenta puedan cobrar en la sucursal del Correo Argentino más cercana a su domicilio”, dijo Vanoli.

Dado que los criterios para calificar para la IFE son múltiples y complejos, desde la ANSES recomiendan que si algún trabajador duda respecto de si reúne las condiciones para acceder al beneficio, lo mejor es preinscribirse. Las evaluaciones posteriores del organismo determinarán si finalmente percibirá o no la transferencia de emergencia.

El trámite

El primer día el proceso estará disponible para potenciales beneficiarios cuyos documentos de identidad terminen en 0 y 1 quienes deberán ingresar en la página web de la ANSES para llenar un aplicativo de preinscripción, y sumar datos mínimos para iniciar el trámite de solicitud de este subsidio extraordinario.

El próximo sábado 28 será el turno de aquellos cuyos DNI terminen en 2 y 3; los finalizados en 4 y 5 el domingo 29; los que terminan en 6 y 7 el lunes 30 y, finalmente, los documentos cuyos últimos números sean el 8 y el 9 tendrán que ingresar a la web de la ANSES para llenar el aplicativo el próximo martes 31 de marzo.

“La ANSES ruega que los interesados en concretar la preinscripción para cobrar este beneficio respeten estrictamente las fechas indicadas, de tal manera que se pueda facilitar el trámite y evitar una congestión de la página web del organismo que haga más lento o impida su correcto funcionamiento”, pidió el ente previsional.

Seguí leyendo:

El Gobierno reedita el manual de crisis anteriores para enfrentar el parate económico de la cuarentena

El lunes 30 de marzo, ¿funcionarán los bancos?

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS