AFIP y el Ministerio de Economía estudian nuevas medidas de alivio fiscal
AFIP y el Ministerio de Economía estudian nuevas medidas de alivio fiscal

El Gobierno anunciará nuevas medidas de alivio impositivo por el freno de la economía ante la pandemia del coronavirus, como la postergación de la fecha de los vencimientos en el pago de algunos tributos.

Así lo indicaron a Infobae fuentes oficiales, que aclararon que habrá más anuncios para que los contribuyentes puedan enfrentar esta compleja situación en el contexto de la cuarentena y de la recesión de los últimos dos años.

Las fuentes indicaron que están en estudio varios anuncios impositivos.

Las medidas se pondrán en marcha en forma individual, para que el Gobierno pueda disponer de nuevos anuncios en la medida que la crisis se profundice.

Una de las alternativas es establecer que los impuestos que deben pagarse en los próximos días se den por cumplidos en un plazo mayor al previsto originalmente.

Cabe esperar también qué pasa con los beneficios tempranos que operan para la moratoria y con la repatriación de los bienes en el exterior.

La decisión oficializaría algo que está ocurriendo en los hechos: la estrategia de muchos individuos y empresas de cumplir con sus pagos esenciales antes que con sus obligaciones tributarias, dada la baja tasa de interés que hay que pagarle a la AFIP en concepto de multas e intereses. Si se postergaran los vencimientos, estos recargos no se cobrarían.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, trabaja en diversas medidas para compensar el efecto del parate económico
El ministro de Economía, Martín Guzmán, trabaja en diversas medidas para compensar el efecto del parate económico

Algunas medidas las puede adoptar el organismo que conduce Mercedes Marcó del Pont -en forma expeditiva a través de una resolución general- y otros deben ser autorizados por el Poder Ejecutivo, por lo cual son estudiadas en el Ministerio de Economía que conduce Martín Guzmán.

Hasta ahora, el Gobierno ya anunció una serie de decisiones en esta materia, como la suspensión de embargos y ejecuciones fiscales hasta 30 de abril (un mes más tarde que lo previsto), la ampliación de beneficios (cantidad de planes y cuotas) del Plan de Pagos Permanente, la reducción de cargas sociales e impuesto al Cheque para empresas de Salud y únicamente de cargas sociales para otras empresas (turismo, hoteles y transporte de pasajeros, entre otros).

Algunas de estas medidas ya se oficializaron, mientras que otras deben ser publicadas en el Boletín Oficial.

El contador Ezequiel Passarelli dijo que “las pymes están haciendo una ingeniería muy grande para ver cómo pasan la pandemia; en el ámbito de los impuestos tienen que pensar qué riesgos corren, si los dejan de pagar en cuanto a embargos, ejecuciones, pago de intereses, multas, temas penales”.

El Gobierno ya adoptó varias medidas de alivio fiscal, pero la creciente crisis lo obliga a pensar en otros anuncios para los contribuyentes

“En el ámbito nacional, la AFIP implementó casi una prórroga de hecho, pero con intereses y posibles multas. Podríamos hasta asimilarlo a lo que hicieron hoy con la suspensión de corte de los servicios públicos porque, por un lado, la AFIP suspendió los embargos y las ejecuciones fiscales hasta el 30 de abril pero, por ahora, no hay perdón de intereses ni multas”, explicó.

Por lo tanto, “si uno no paga los impuestos nacionales que debe y tampoco los puede ingresar en un plan de pagos, no lo van a atacar de lleno, por lo menos, hasta el 30 de abril. Sin embargo, sí va a deber los intereses (3,6% en marzo y por debajo del 3% en abril) y las multas”, aclaró.

En ese sentido, aclaró que, “lamentablemente tenemos que sugerir a las empresas que, frente a la tremenda crisis que viven, se extremen los cuidados en ver qué impuestos dejan de pagar, considerando las implicancias penales que pueden tener muchos de ellos. Sobre todo, lo que tienen que ver con delitos de defraudación fiscal, como las retenciones, percepciones y los aportes de los empleados”.

En cambio, advirtió que “en el ámbito provincial, por el contrario, hasta ahora ARBA y AGIP no han hecho lo mismo, es decir, no han suspendido los embargos y medidas cautelares. Por lo cual, en principio, si uno deja de pagar los impuestos provinciales (ingresos brutos), la provincia estaría facultada para atacar de lleno a las empresas”.

En el gobierno porteño estudian algunas medidas para las pymes en materia de alivio impositivo y de créditos blandos.

“No obstante, en todo este complejo escenario, también hay que considerar cómo juegan las ferias judiciales y administrativas que ya se han dictado, por lo menos, hasta el 31 de marzo, que seguramente se extenderán, junto con el aislamiento obligatorio”, detalló.

Al respecto, indicó que “si bien ARBA o AGIP estarían facultadas para pedir estas medidas, embargos y ejecuciones, operativamente va a ser difícil que ocurra porque los juzgados están prácticamente cerrados”.

“Eso es lo que están pensando los dueños de las empresas, es decir: cuál es el riesgo menor, frente a la crisis. Y es algo que no deberían estar pensando. El Estado debería acompañarlos con una prórroga que les de seguridad y certeza en estos momentos”, sentenció.

En el gobierno porteño estudian algunas medidas para las pymes en materia de alivio impositivo y de créditos blandos.

Las empresas deben optar por los pagos que realizan en esta crisis, admitieron sus contadores
Las empresas deben optar por los pagos que realizan en esta crisis, admitieron sus contadores

Por su parte, el abogado Diego Fraga sostuvo que “el Gobierno sabe el daño épico que el coronavirus va a producir e la economía, pero es de suponer que las medidas van saliendo de a poco para evitar que todo el mundo deje de pagar impuestos inmediatamente”.

“Algunos sectores no tienen otra opción, pero el Estado necesita mantener un equilibrio para poder seguir solventando los gastos públicos. También sería conveniente que el esfuerzo recaiga sobre una parte del sector público y que se recorten gastos superfluos”, opinó.

“Una medida que debería ser imitada en este contexto de crisis por todas las administraciones, nacional y provinciales, es la del gobierno de Mendoza, que decidió bajar los sueldos políticos más elevados. Hay que dar a la ciudadanía un mensaje de sacrificio acorde a lo que se pide”, afirmó.

“En muchos sectores ya se ha cortado la cadena de pagos y es necesario que la AFIP prorrogue los vencimientos de los distintos impuestos. Para los vencimientos que se están produciendo deberá hacerlo de manera retroactiva, para que a esos contribuyentes no se les reclamen intereses ni multas”, concluyó.

Las decisiones para el Gobierno no son fáciles, en una situación de debilidad fiscal, de renegociación de la deuda y casi sin financiamiento.

Segui leyendo: