YPF volvió a operarse en un mínimo valor histórico: pierde 67% en 2020

El ADR de la petrolera de mayoría estatal tocó este lunes un piso de USD 3,50, lo que valúa a la compañía en unos USD 1.500 millones, un precio irrisorio. A fin de 2019 el ADR había cerrado a USD 11,58

La acción de YPF se desploma este lunes un 15% en Wall Street.
La acción de YPF se desploma este lunes un 15% en Wall Street.

Las acciones y los bonos soberanos de Argentina se desplomaron este lunes, al tiempo que el Riesgo País superó los 3.500 puntos básicos, como respuesta a los temores por el impacto en la economía global que tiene la pandemia de coronavirus que aqueja al mundo por una cuestión sanitaria, pero también económica.

Los mercados tuvieron una reacción muy negativa después de que la Reserva Federal de Estados Unidos redujo el domingo sus tasas de interés, por segunda vez en menos de dos semanas, a casi cero. Otros bancos centrales también actuaron en esa línea de forma coordinada, pero los mercados bursátiles mundiales le dieron la espalda a la flexibilización monetaria.

Entre las pérdidas acusadas por los activos argentinos resaltó la caída libre que padecen las acciones YPF, en el pasado reciente la compañía más valiosa de la Argentina y un título de referencia para los fondos internacionales que buscaban invertir en una firma representativa de la economía argentina.

<b>A YPF la perjudica la caída de los precios del petróleo y la vulnerabilidad de la economía argentina</b>

Este lunes el ADR de YPF llegó a operarse a 3,50 dólares, con una caída de 22% en el inicio de las operaciones en Wall Street. Éste es el valor más bajo desde que la empresa, desde 2012 con participación mayoritaria del Estado argentino, salió a cotizar en Bolsa en junio de 1993.

Al cirre de las bolsas de Nueva York, el ADR se operó a USD 3,82 (-15%), lo que decantaba en una capitalización bursátil para la compañía de 1.502 millones de dólares, la cuarta parte de lo que pagó el Gobierno por el 51% del paquete accionario, luego de un acuerdo alcanzado con la española Repsol en 2014.

YPF es la empresa argentina que más se depreció en los mercados internacionales en 2020, junto con los papeles de Corporación América, que cedieron 70% de su precio en dólares en Wall Street, en este caso por la mínima actividad del transporte en épocas de coronavirus.

Este lunes el precio de YPF sufrió por un nuevo retroceso en los precios del petróleo crudo. En Nueva York, el barril de crudo ligero de Texas para entregar en abril perdió 9,5% y cerró debajo de los 29 dólares. El Brent del Mar del Norte se pagó en el mercado de Londres a USD 29,96 el barril, con una caída de 11,5 por ciento.

<b>La deuda neta de YPF asciende a USD 7.600 millones, cinco veces la capitalización bursátil de la petrolera</b>

Los analistas coinciden en que el petróleo sigue afectado por el lado de la demanda tanto como el de la oferta. El brote de coronavirus llevó a una demanda débil para la energía, en la medida en que las personas reducen sus viajes, mientras que la disputa interna en la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), entidad que nuclea a las grandes naciones productoras y en la que Arabia Saudita tiene el protagonismo, potenció aún más el declive de los precios.

Arabia Saudita anunció su intención de aumentar la producción a un récord de 13 millones de barriles por día, iniciativa que podría llevar a un exceso de oferta en el corto plazo.

Un barril de petróleo en torno a USD 30 quita rentabilidad a la explotación de shale, cuando YPF acredita al yacimiento de Vaca Muerta, segunda reserva mundial de hidorcarburos no convencionales, como su principal activo.

En la Bolsa de Buenos Aires la acción de YPF retrocedió 12,7%, a 353 pesos.

“Es probable que sigamos teniendo correcciones en los precios de los activos y también mucha volatilidad, siguiendo la evolución de la pandemia tanto en Argentina como en el mundo, y no menos importante, a la espera de novedades sobre la reestructuración de la deuda”, indicó un informe de Portfolio Personal Inversiones.

También juega en contra de la valoración de YPF el control estatal, cuando el Gobierno argentino encara una dura renegociación de la deuda soberana, al borde del default.

En ese sentido, YPF reportó en 2019 una pérdida neta de 33.379 millones de pesos (USD 521 millones), que atribuyó al “impacto extraordinario del cargo por deterioro del valor de sus activos en el tercer trimestre, la situación macroeconómica en general y las políticas particulares”. Además, YPF informó una deuda total de USD 8.800 millones, mientras que la deuda neta quedó en USD 7.600 millones, cinco veces el valor presente de la empresa, según su capitalización bursátil.


SEGUÍ LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online