El Ministerio de Economía todavía no mostró las proyecciones oficiales para este año, dado que espera cerrar antes la renegociación de la deuda
El Ministerio de Economía todavía no mostró las proyecciones oficiales para este año, dado que espera cerrar antes la renegociación de la deuda

La Argentina se encamina al tercer año consecutivo de recesión y alta inflación con un final incierto, según el resultado final de la renegociación de la deuda.

La recesión podría llegar hasta el 3% y la inflación al 60% este año, según los bancos y consultores que participan del FocusEconomics Consensus.

“La economía continuará en recesión este año, pero se espera que el ritmo de la contracción se modere. Una caída en la confianza de los inversores, inflación que vuela y muy altas tasas de interés pesarán sobre la demanda doméstica, mientras los nuevos impuestos afectarán a las retenciones a las exportaciones”, se indicó en el informe. Todavía no se conocen las proyecciones oficiales para este año, dado que el gobierno aún no envió al Congreso un presupuesto para este año y optó por regirse a través de la Ley de Emergencia Económica.

En términos del crecimiento, el único que apuesta a una leve suba es el Kiel Institute con el 0,6%, mientras que el resto prevé una nueva caída del PBI, como en 2018 y 2019.

Bancos y consultoras afirman que este año la Argentina volverá a mostrar un cuadro de alta inflación y recesión, con menor consumo e inversiones

La caída más pronunciada fue pronosticada por el banco BBVA con un 3%, seguido por Societe Generale con el 2,8% y Fitch con el 2,7%. Para 2021, el consenso es de una recuperación del 1,7 por ciento.

Sobre la inflación, luego del 54% del 2019, los analistas creen que llegará al 48,3% en promedio, pero Societe Generale se estiró al 60%, seguido por el Citi y el JP Morgan con el 50%. Del lado más optimista se ubicó Goldman Sachs con el 42%. Para el año próximo, se prevé que la suba de precios escale al 35,3 por ciento.

El consumo también mostraría un resultado negativo nuevamente este año, con una caída del 2%, aunque el estudio de Orlando Ferreres cree que el derrape será del 5,6%. En cambio, el estudio EcoGo que dirige Marina Dal Poggetto estimó un crecimiento del 1 por ciento.

Para el año próximo, los consultores estiman un repunte del 2,1%.

La inversión exhibe una divergencia similar, con caída este año y recuperación el próximo. Este año, la caída en promedio sería del 6,7%, aunque Oxford Economics estima que llegará al 14 por ciento.

Orlando Ferreres, entre los más pesimistas
Orlando Ferreres, entre los más pesimistas

Del otro lado, Torino Capital cree que este año crecerá el 3,6 por ciento.

En 2021, la mayoría cree que habrá una suba del 3,9%, aunque Societe Generale espera una nueva caída del 1,5%, mientras que la Fundación Capital entiende que la recuperación será del 12,8 por ciento.

El tipo de cambio llegaría a $79,9 este año (sin el recargo del 30%), pero Capital Economics lo ubicó en $90 y Econométrica en $89,9. Del otro lado, The Economist Intelligence Unit cree que se estacionará en $66. Para fines de 2021, el tipo de cambio oficial saltaría a $99,90, aunque Capital Economics cree que podría estirarse a $109,80.

La tasa de interés de referencia, que viene en franco descenso por decisión del Banco Central, descendería hasta el 36,6%, salvo Capital Economics que cree que se estacionará en el 45%; en cambio, Quantum cree que será del 27%. En 2021 continuaría el derrotero bajista al llegar al 30 por ciento.

La industria caería el 1,9% este año y crecería el 2,4% el próximo, mientras que el desempleo sería del 10,9% este año y del 10,3% el próximo.

El déficit fiscal, luego del pago de la deuda, sería del 3,5% este año y del 3,1% el próximo.

La balanza en cuenta corriente quedaría equilibrada este año y mostraría un leve déficit, del 0,4%, el próximo. En tanto, la balanza comercial exhibiría superávit tanto este año como el próximo, de USD 18.000 millones y USD 15.700 millones, respectivamente.

La resolución de la deuda pública permitirá saber si la economía se recupera o muestra una continuidad de caída del PBI y alta inflación
La resolución de la deuda pública permitirá saber si la economía se recupera o muestra una continuidad de caída del PBI y alta inflación

Todos estos números están sujetos al final de la renegociación de la deuda, tanto con el Fondo Monetario Internacional (FMI) como con los acreedores privados.

En un escenario con un final feliz, posiblemente la recuperación llegue más rápido, aunque luego los analistas creen que se necesitan reformas de fondo para mantener un sendero de crecimiento.

Si, en cambio, se complica el cierre de esta negociación externa, se extendería el escenario negativo ya que, como señalan los propios funcionarios del Gobierno, no hay un contexto similar al de 2003 para crecer sin financiamiento externo.

Seguí leyendo: