El dólar oficial se mantiene prácticamente sin cambios desde la imposición de controles de cambio reforzados en octubre. El Banco Central hace que suba levemente para que no se atrase (REUTERS/Lee Jae-Won)
El dólar oficial se mantiene prácticamente sin cambios desde la imposición de controles de cambio reforzados en octubre. El Banco Central hace que suba levemente para que no se atrase (REUTERS/Lee Jae-Won)

El dólar contado con liquidación subió hoy hasta 40 centavos para llegar a los $84,41 mientras que el dólar Bolsa trepó 69 centavos y tocó los $82,71, en avances que los mantienen en máximos históricos. Estos “paralelos”, no obstante, cerraron a $84,02 y 82,24, respectivamente.

Esa suba de las cotizaciones de la divisa que se operan con bonos soberanos se dio a la par de una calma casi absoluta en el mercado informal, donde el dólar libre sigue a $79, y mientras el Banco Central trata de conducir una muy leve alza diaria del dólar oficial a través de sus posturas vendedoras en el mercado mayorista.

A pesar del repunte de los bonos soberanos tras el tropezón que sufrieron el lunes, la sensibilidad sigue a flor de piel en el mercado cambiario local. Y eso se traduce en mayor demanda por dólares. Con el mercado formal cerrado, empresas e individuos que buscan comprar más que los USD 200 mensuales que autorizan los controles de cambio recurren a cotizaciones paralelas que se obtienen mediante operaciones con bonos y acciones.

El contado con liquidación, que permite comprar bonos con pesos en el mercado local para luego revenderlos a cambio de divisas en el exterior, llegaba pasado el mediodía a los $84,41. El dólar que permite sacar o entrar divisas al país en blanco sin pasar por el mercado formal, anota así su tercera suba consecutiva y avanza 14,6% en el último mes.

La versión local del liqui, el “dólar MEP” o “dólar Bolsa”, también tuvo una tendencia alcista incial. La operatoria se hace comprando bonos soberanos con pesos, típicamente el Bonar 2024, para luego revenderlos a cambio de dólares. Todo en la Bolsa local. El MEP se transformó en una alternativa barata luego de que el Gobierno estableciera el recargo del 30% que hizo nacer al “dólar solidario” en diciembre pasado. Pero en las últimas ruedas el apetito inversor por el billete estadounidense hizo que su precio sobrepasara los $81,90 y pasara a estar más caro. Ahora, el MEP sigue dando ventajas, como por ejemplo que no tiene límite a la cantidad que se puede comprar, pero ya no es más económico que el oficial.

El BCRA marca el camino

Mientras tanto, en el mercado cambiario formal el Banco Central vuelve a tomar el control del frente cambiario luego de haber tenido que vender USD 150 millones el lunes dado el aumento en la demanda que no alcanzó a ser cubierto por la oferta. Para evitar una suba del dólar de referencia demasiado rápida, la entidad conducida por Miguel Pesce vendió el lunes. Pero en el inicio del martes dio otra de sus señales habituales de que toleraría el aumento de la divisa al mover al alza los precios a los que ofrece sus reservas.

Cada mañana el BCRA marca la cancha colocando una oferta de venta en el sistema de operaciones del mercado cambiario que los operadores leen como una señal de hasta dónde pueden llegar con el precio en un día dado. Hoy, esa postura vendedora oficial se colocó a $60,20, tres centavos por encima del día anterior. Así, Pesce conduce un avance diario de a pocos centavos a la vez, que poco hace por achicar la brecha con las cotizaciones paralelas y apenas si llega a paliar el efecto de la inflación sobre un dólar que se ha quedado prácticamente inmóvil desde la imposición de los controles de cambio reforzados a fines de octubre.

El mayorista avanza apenas 28 centavos, 0,46%, en lo que va del año. Compara con casi 15% de avance del contado con liquidación y una inflación esperada del 3,8% para este mes.

Seguí leyendo: