El Ministerio de Economía volvió a mostrar que el mercado interno mantiene el apetito por títulos cortos en moneda nacional
El Ministerio de Economía volvió a mostrar que el mercado interno mantiene el apetito por títulos cortos en moneda nacional

En un día negro para los mercados internacionales, y más aún para la plaza local por el inicio de las primeras conversaciones del ministro Martín Guzmán con acreedores internacionales y el mundo de los negocios en Nueva York, el Ministerio de Economía no encontró trabas para adjudicar un total de $18.714 millones en dos tramos de Letras del Tesoro ajustadas por Badlar (Lebad), por los que pagó intereses de hasta el 37,05% anual. Se trata de la tasa promedio de mercado para las colocaciones a plazo fijo por más de un millón de pesos, es informada por el Banco Central.

Desde el lanzamiento de este nuevo instrumento financiero, el 20 de diciembre del año pasado, Economía lleva emitidos $156.000 millones, el 9% de la base monetaria, en una estrategia de roll over, consistente en el canje de vencimientos por nuevas colocaciones.

En este nuevo llamado el Palacio de Hacienda recibió ofertas por un total de $20.298 millones concentradas en 98 órdenes de compra, correspondiendo $10.100 millones al tramo de cuatro meses, con vencimiento el 28 de mayo y $10.198 millones al de siete meses, con vencimiento el 28 de agosto, en línea con vencimientos de Lecap por unos $17.000 millones.

Las ofertas se repartieron en partes casi iguales en el tramo de 4 y 7 meses

De esa ofertas, la Secretaría de Finanzas, a cargo de Diego Bastourre, decidió adjudicar el 92,2% de lo ofertado, con $10.000 millones para la Lebad a 4 meses, con Badlar más 175 puntos básicos (equivalente a 36,31235%) y $8.714 millones para el tramo de siete meses, con un margen de corte de 200 puntos básicos, que representa una TNA del 37,05% y una TIREA de 39,89% anual.

La jornada fue particularmente adversa en el plano financiero, ya que el riesgo país tuvo un alza del 4,5%, el S&P Merval cayó 0,8% y “contado con liqui” llegó a superar los $84, además de un contexto internacional con los mercados en tensión por el impacto en la economía china del coronavirus.

Una semana atrás, el Palacio de Hacienda había colocado $99.612 millones y produjo una reducción del stock de deuda de $1.978 millones, en un canje por una nueva letra con mayor extensión de plazos y menor tasa, razón por la que las agencias de riesgo crediticio Fitch Ratings y Standard & Poor’s bajaron la calificación de la deuda argentina.

En línea con lo esperado

“Para lo que es el contexto internacional y particularmente el nacional, está dentro de lo que el Gobierno esperaba. Había que pagar $17.000 millones de una Lecap y se consiguieron los fondos para rollovear el vencimiento”, explicó a Infobae el analista financiero Nery Persichini, quien a su vez advirtió que “desde el 20 de diciembre ya se llevan emitidos $156.000 millones, casi el 10% de la base monetaria”.

En su cuenta de Twitter, Nery Persichini detalló la deuda emitida en Lebad desde la creación de este nuevo instrumento
En su cuenta de Twitter, Nery Persichini detalló la deuda emitida en Lebad desde la creación de este nuevo instrumento

Según el economista, “en un contexto normal, quizás sorprendería que se haya pactado una tasa muy por debajo de la inflación, pero con este nivel de represión financiera, sin opciones a la vista, no es tan sorprendente”.

Asimismo, puntualizó: “No sólo la tasa fue menor que la inflación proyectada, sino que la operación se hizo en un día en el que subió el tipo de cambio y hubo bonos que cayeron hasta un 10 por ciento”.

En las condiciones pactadas, Persichini consideró: “Seguramente haya habido entre los oferentes algunos entes estatales y fondos comunes. En estas licitaciones no queda claro cuánto hay de privado y cuánto de público, es bastante opaco. Habrá que ver cuánto tiempo puede seguir el Gobierno con este esquema", finalizó.

Seguí leyendo: