El presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce (NA)
El presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce (NA)

En la plaza financiera se siguió con atención el debut del BCRA con una doble oferta de Letras de Liquidez (Leliq) a siete y 14 días, con la particularidad de que estas subastas se realizarán los martes y jueves, con un llamado diario, en vez de todos los días hábiles con dos convocatorias por jornada.

El debut de la Leliq alargada logró el objetivo buscado por la autoridad monetaria, es decir, el del gradual estiramiento de los plazos, pues el 78% se colocó a 14 días.

Esta modalidad de transacción se realizará los martes y jueves, con un llamado diario, en lugar de todos los días hábiles con dos subastas como ocurría hasta ahora.

Los analistas financieros coincidieron en que el gran volumen de las posturas puede reflejar además que los bancos desarmaron parte de sus colocaciones en pases tomados al BCRA a una tasa de 43,75% anual, y los relocalizaron en Leliq, a una tasa seis puntos más alta.

Vale señalar que los pases pasivos colocados por el BCRA a bancos a un día de plazo superaron los $800.000 millones el pasado 17 de enero, por encima del stock de Leliq, cercano a 780.000 millones de pesos.

El BCRA explicó en un comunicado días atrás que toma las medidas “con el objetivo de mejorar la transmisión en la tasa política monetaria y favorecer un mejor control de las relaciones de liquidez”.

El BCRA informó que el monto adjudicado a 7 días fue de $150.000 millones de pesos. Mientras que el adjudicado a 14 días fue de $550.000 millones, en ambos casos a una tasa que se mantuvo inalterada en el 50% anual.

SEGUÍ LEYENDO: