La operación se da en el marco de la renegociación de la deuda que el Estado deberá encarar en los próximos meses.
La operación se da en el marco de la renegociación de la deuda que el Estado deberá encarar en los próximos meses.

El Gobierno nacional vuelve a ponerse hoy a prueba en el mercado financiero con el ofrecimiento de un canje de deuda por $146.000 millones. Será en una licitación de Lecaps por “adhesión” en busca de mejorar el perfil de vencimientos de deuda. Las anteriores colocaciones de deuda en pesos lanzadas por la actual administración tuvieron buena recepción en el mercado.

Desde el ministerio de Hacienda el último viernes destacaron que hoy se ofrecerá en el mercado Letras del Tesoro Capitalizables en Pesos (Lecaps) que tienen vencimientos entre febrero y abril próximos, por dos títulos similares que vencerán el 18 de septiembre y el 22 de diciembre próximos.

El canje “permitirá mejorar el perfil de vencimientos de la deuda pública denominada en pesos”, destacaron en diálogo con Infobae desde la cartera que conduce Martín Guzmán.

Todos los títulos, tanto los que entran en el canje, como los que se otorgarán en su reemplazo, son en pesos y bajo legislación local.

Los títulos que entran al canje son Letras del Tesoro Capitalizables en pesos, con vencimiento 30 de agosto por $45.155 mil millones, otra al 28 de febrero por $23,750 millones, una tercera que vence el 13 de septiembre de $59.300 millones, la cuarta que termina el 11 de octubre por $45.500 millones y la última que vence el 15 de noviembre por $40.500 millones.

La operación le permitirá a los tenedores de los instrumentos elegibles canjear los títulos en condiciones de mercado recibiendo títulos nuevos a tasa variable, más un margen diferencial a mayor plazo.

El Ministerio de Economía enfatizó que el canje será por adhesión y que la recepción de ofertas comenzará el lunes a las 11 y finalizará a las 15 de ese mismo día.

Además de renovar los títulos por otros a más largo plazo, la operación también evita que se inyecten más pesos al mercado, en caso que se paguen estos vencimientos, mientras el Gobierno continúa con las negociaciones para renegociar la deuda con el Fondo Monetario Internacional, y los acreedores privados tanto internos como externos.

El ministro de Hacienda, Martín Guzmán. (Reuters /Mariana Greif)
El ministro de Hacienda, Martín Guzmán. (Reuters /Mariana Greif)

A cambio de estos títulos se entregarán dos nuevas Letras del Tesoro en Pesos, la primera con tasa Badlar Privada más 400 puntos básicos con vencimiento el 18 de septiembre y la segunda que será Badlar Privada pero con 550 puntos adicionales y un vencimiento al 22 de diciembre.

La Tasa Nominal Anual implícita en la primera es de 41,10% y la de interna de retorno del 43,89 por ciento. En la segunda la TNA implícita es de 42,60% y una interna de retorno del 43,29 por ciento.

Nueva prueba en el mercado

Las últimas colocaciones de deuda que realizó el Gobierno el mercado financiero tuvieron buena recepción entre los inversores. Así lo reflejaron al menos las colocaciones de Letras del Tesoro realizadas durante la primera quincena de enero.

En la tercera y última colocación de Letras desde que asumió el gobierno de Alberto Fernandez, se colocaron $17.000 millones a 50 y 140 días.

En esa oportunidad para las Letes a 50 días, la cartera que conduce Martín Guzmán recibió ofertas por $24.926 millones, de los cuales aceptó $10.000 millones a una tasa de corte de 100 puntos básicos, lo cual representa una Tasa Nominal Anual de 40,59% y una Tasa Interna de Retorno del 48,44%.

En cuanto a las Letes con vencimiento a 140 días, el total ofrecido ascendió a $21.698 millones de los cuales se tomaron $7.000 millones. El margen de corte fue de 175 puntos básicos, lo cual representó una TNA de 41,30% y una TIREA de 46,73%.

Con las licitaciones en pesos que viene realizando el Gobierno, se continúa reconstruyendo la curva de deuda en pesos que se había dejado de trazar durante el final de la gestión de Mauricio Macri.

En el mercado, los inversores seguirán de cerca los resultados de la licitación de hoy y pondrán el foco en si el Gobierno logra una buena adhesión para estirar los plazos de vencimiento.

Seguí leyendo: