El principal punto de discordia entre Kicillof y la oposición es el impuesto Inmobiliario
El principal punto de discordia entre Kicillof y la oposición es el impuesto Inmobiliario

En medio de las tensiones con la oposición, el gobernador Axel Kicillof volvió a enviar un nuevo proyecto de Ley Impositiva para el 2020. El texto con modificaciones esta vez ingresó por Diputados, en donde el oficialismo cuenta con los votos para obtener quórum y tener un tratamiento más “amable” de cara a lo que será la discusión real y en donde deberá sumar voluntades: el Senado.

En la Cámara Alta provincial 26 de los 46 senadores son del bloque de Juntos por el Cambio y, aunque las internas entre el ala que responde a María Eugenia Vidal y la que responde a Jorge Macri parecen estar más que latentes, días atrás mostraron unidad para rechazar el proyecto de Kicillof.

Cuando JxC rechazó el proyecto planteó la discusión en el incremento del impuesto inmobiliario urbano y a la cantidad de propiedades que iban a tener un aumento de 75%. En esa pelea, se estimaba que 2,5 millones de partidas -propiedades- iban a estar gravadas en la escala más alta del impuesto.

Sólo un millón de propiedades urbanas de la provincia de Buenos Aiers quedarían dentro del techo de 75% de aumento del impuesto
Sólo un millón de propiedades urbanas de la provincia de Buenos Aiers quedarían dentro del techo de 75% de aumento del impuesto

Según el nuevo proyecto que entró hoy al Congreso provincial y al que pudo acceder Infobae, ahora solo un millón de propiedades de la provincia de Buenos Aires quedarán impactadas en la parte más alta del impuesto. Pero aunque bajó la cantidad de propiedades, se mantendrá el aumento del 75%. Lo que hizo el equipo de Kicillof para “sacar” propiedades del impuesto fue modificar las valuaciones de las escalas más altas.

Las propiedades valuadas en más de $1.327.494 les llegará un incremento de 75 por ciento, y no serían más de un millón de partidas

El proyecto mantiene la escala para el piso, en donde establece un 15% de impuesto urbano a propiedades con un valor fiscal para 2019 de $303.705 y, la segunda escala, que llega hasta $498.021, con un impuesto de 35 por ciento.

Hay cambios en las escalas más altas del tributo. De aprobarse el proyecto, las propiedades entre $498.021 y $1.327.494 pagarán 55% de aumento; por encima de ese último valor, el incremento para los dueños de las propiedades llegará al 75%.

Con este cambio, la administración provincial incrementó en un 110% el monto a partir del cual una propiedad comienza a tributar en el segmento más alto del impuesto inmobiliario, ya que el tope previo era de $680.877. También se modificó sustancialmente la cantidad de partidas que entran en la parte más alta del tributo, pasando de 2.5 millones a 1 millón, lo que muestra una caída de 60% en la cantidad de propiedades.

Kicillof anuncia el envío del proyecto de Ley Impositiva 2020
Kicillof anuncia el envío del proyecto de Ley Impositiva 2020

En lo que se refiere al Inmobiliario Rural, el nuevo proyecto no presenta modificaciones respecto del que no logró ser tratado en el Senado. La escala más alta queda reservada con un incremento de 55% cuando los campos estén valuados al 2019 por más de 3 millones de pesos y tengan hasta 2.000 hectáreas. Aquellas extensiones que superen los $3 millones y las 2.000 hectáreas, tributarán con un incremento de 75 por ciento.

El artículo 20 de la norma mantiene la autorización de bonificaciones para estimular el ingreso anticipado de cuotas no vencidas de hasta un 25%. En esta condición, aquellas propiedades que estén dentro del rango más alto del impuesto, 75%, si pagan anticipadamente quedarán igualadas a la inflación de 2019 estimada por el propio Kicillof en 50 por ciento.

Se impone un techo al incremento del impuesto automotor (Patentes) que no podrá ser mayor a la inflación de 2019 estimada en 50%

Asimismo, propone exención del pago de tasas e impuesto inmobiliario a asociaciones civiles (clubes de barrio, centros de jubilados, bomberos voluntarios) y jubilados de haberes mínimos.

En lo que se refiere al impuesto automotor (Patentes) que ya están pagando muchos bonaerenses con el incremento establecido por la administración de María Eugenia Vidal y que se pueden ver sus quejas en las redes sociales, el proyecto oficial le pone un tope al aumento. Según explicó el gobernador Kicillof, el incremento del impuesto automotor “no podrá ser mayor a la inflación de 2019 (50%), ya que por la devaluación de 2019 el valor de los vehículos creció desmesuradamente”.

Asimismo, descentraliza en los municipios el cobro de las patentes de los modelos que van desde 1990 a 2009 y otorga exenciones del pago del impuesto automotor a los transportes municipales y rebajas para ambulancias.

Seguí leyendo: