Con Miguel Pesce a la cabeza, más los nuevos cuatro directores, el Banco Central ya está listo para sesionar (Foto NA: DANIEL VIDES).
Con Miguel Pesce a la cabeza, más los nuevos cuatro directores, el Banco Central ya está listo para sesionar (Foto NA: DANIEL VIDES).

Tal como se preveía y a través de una serie de decretos, el Gobierno aceptó las renuncias de los tres directores del Banco Central que aún quedaban de la gestión anterior y designó a cuatro nuevas autoridades. De esta manera, con el presidente Miguel Ángel Pesce a la cabeza, se completaron los 5 miembros que el organismo precisa para tener quórum. Además, se solicitó oficialmente al Congreso de la Nación que incluya estos nombramientos en el temario a tratar durante las sesiones extraordinarias que se están llevando a cabo.

“Inclúyese en el temario a tratar por el Honorable Congreso de la Nación, durante el actual período de Sesiones Extraordinarias, el tratamiento de los acuerdos para la designación de las autoridades del Banco Central de la República Argentina”, expresó el Decreto 46/2019, firmado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Para continuar, el Decreto 39/2019 aceptó las dimisiones de Enrique Szewach (Director del Banco Central), Fabián Horacio Zampone (Director y Superintendente de Entidades Financieras y Cambiarias) y Francisco Eduardo Gismondi (Director y de Vicesuperintendente de Entidades Financieras y Cambiarias). Posteriormente, bajo la medida 43/2019, se nombró a Zenón Alberto Biagosch, Claudio Martín Golonbek, Claudia Berger y Betina Susana Stein como directores, “para completar un período de ley que vencerá el 23 de septiembre de 2022”.

“Nuestra renuncia allana el camino para que el Presidente electo cuente con absoluta libertad para designar a quienes crea adecuado para implementar su plan económico, incluyendo su política monetaria y cambiaria”, había adelantado hace unos días Guido Sandleris, el titular saliente del organismo, a sabiendas de que Miguel Pesce asumiría en su lugar.

Consumadas las tres renuncias restantes y la designación de los cuatro directores, el Banco Central alcanzará los cinco funcionarios que necesita para funcionar. Probablemente, uno de los primeros temas a tratar con más urgencia sea el giro de adelantos transitorios al Tesoro, aunque Pesce consideró recientemente que sólo de ser estrictamente necesario se atenderán las necesidad con emisión monetaria. “No vemos que la emisión vaya a espiralizar la inflación. Esperamos que la expansión del año que viene sea menor a la demanda de dinero”, había agregado el titular del Banco Central, en declaraciones a C5N.

Con las restricciones para la compra de dólares y el recargo de consumos en dólares, las miradas se posan sobre las decisiones que se tomarán dentro del edificio de la autoridad monetaria.

Recientemente Pesce aseguró que el control de cambios va a regir mientras no haya exportaciones suficientes para atender las obligaciones en la cuenta corriente. “Los argentinos tenemos una tendencia a ahorrar en dólares. Hay que establecer restricciones mientras dure la escasez motivada en la caída de las exportaciones. No hay dólares para aflojar el cepo”, detalló.

No obstante, el titular del Banco Central advirtió que “hay que ser cuidadosos con el atraso del tipo de cambio oficial, porque cuando hay atrasos la economía real, lo percibe y comienza a buscar alguna referencia”.

En referencia al proyecto Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública, dijo que el Gobierno tiene un cuidado por el equilibrio fiscal y agregó que "si bien a nadie le gusta que le cobren impuestos, era indispensable para mejorar los ingresos de la base de la pirámide social”.

Por otra parte, se designó como Síndico Titular a Marcos Eduardo Moiseeff (Decreto 42/2019). A su vez, se aceptó la renuncia de Sergio Fabián Beros como Síndico Adjunto (40/2019) y se nombró como reemplazante a Waldo José María Farías (Decreto 41/2019).


Seguí leyendo