En su primera conferencia como ministro de Economía, Martín Guzmán habló sobre los lineamientos generales de su programa
En su primera conferencia como ministro de Economía, Martín Guzmán habló sobre los lineamientos generales de su programa

Sin emisión ni ajuste: primera señal de Guzmán

El mercado tratará de digerir hoy las primeras palabras públicas de Martín Guzmán, el flamante ministro de Economía. Ayer, en conferencia de prensa, el funcionario dio a conocer lineamientos generales de su programa económico.

“La situación es de extrema fragilidad. La macroeconomía está navegando por un corredor muy fino. Venimos a resolver una profunda crisis económica y social”, dijo.

El nuevo titular del Palacio de Hacienda volvió sobre conceptos ya adelantados por el presidente Alberto Fernández, como que para pagar la deuda es necesario crecer, oficializó que las negociaciones con acreedores ya empezaron y que los primeros contactos con el Fondo Monetario están en marcha.

El programa del Fondo no funcionó, ya se cayó. No vamos a llegar en el 2020 a un ajuste para cumplir con un programa caído con el FMI”, aseguró ante una pregunta de Infobae.

Respecto de los temas más directamente relacionados con lo que será una renegociación de la deuda, dejó una serie de definiciones que durante la rueda de hoy afectarán la actitud de los inversores respecto de los bonos soberanos argentinos.

En 2020 no se puede hacer más ajuste fiscal”, dijo. Tampoco hay margen para una expansión fiscal, así como tampoco monetaria, ya que “sería desestabilizante”. “Hay que detener la contracción pero sabiendo que no hay recursos para hacer una expansión fiscal fuerte, aseguró.

La vigencia de los controles de cambio le permite al Banco Central comprar dólares para apuntalar sus reservas
La vigencia de los controles de cambio le permite al Banco Central comprar dólares para apuntalar sus reservas

El BCRA continúa con la compra de reservas

Mientras las nuevas autoridades recién están empezando a desembarcar en la autoridad monetaria, el Banco Central mantuvo el piloto automático encendido durante la rueda cambiaria de ayer. En un mercado mayorista formal con limitada cantidad de operaciones dada la vigencia de estrictos controles de cambio, la mesa de operaciones de la entidad aprovechó que las regulaciones cambiarias dejan a la mayor parte de la demanda fuera de la plaza para aprovechar la oferta de exportadores y sumar reservas.

La entidad compró en torno a USD 100 millones en la rueda. De esa manera, sumó dólares a sus alicaídas reservas internacionales y con sus compras evitó que el dólar mayorista cayera y se alejara de las cotizaciones paralelas de la divisa, ensanchando la brecha cambiaria.

Es una continuidad de la lógica que siguió a la imposición de controles cambiarios reforzados el 28 de octubre pasado, momento desde el que la entidad sumó más de USD 2600 millones a sus reservas en base a estas compras diarias.

Hablando de cotizaciones paralelas, mientras tanto, ayer anotaron notorias bajas. El dólar “contado con liquidación” cayó 4,09% hasta los $76,88, mientras que el dólar libre acompañó con un retroceso de 1,44% que lo dejó en $67,50.

La suba del índice líder de la Bolsa porteña fue mayor medida en dólares que en pesos dado el retroceso del dólar contado con liquidación
La suba del índice líder de la Bolsa porteña fue mayor medida en dólares que en pesos dado el retroceso del dólar contado con liquidación

Subió la Bolsa, pero sufrieron las energéticas

El buen tono del mercado cambiario tanto en el mercado oficial como en las plazas paralelas ayudó a las acciones y bonos de empresas argentinas, aunque no a los papeles de empresas energéticas.

El S&P Merval cerró con una suba de 1,04% y alta volatilidad, con un escaso volumen operado de $561 millones. El avance medido en dólares supuso un repunte del 3,82% en el día para el indicador porteño, dado que el dólar contado con liquidación retrocedió fuerte en el día.

Respecto a las variaciones de la jornada el sector de servicios públicos fue el más golpeado luego de que el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunciara que dejaría sin efecto aumentos de tarifas. Las principales bajas fueron encabezadas por Edenor, Transener y TGN en 4,1%, 3,3% y 2,7%, en igual orden.

Los bonos soberanos terminaron con subas de entre 20 y 60 centavos de dólar en promedio, que ayudaron a un retroceso del 1,11% del Riesgo País. El indicador elaborado por JP Morgan cayó 24 puntos para quedar en 2.141 unidades.

Wall Street todavía goza de la estabilidad de tasas y no presta atención a que el domingo se vence el plazo impuesto por EEUU para aumentar aranceles a productos chinos
Wall Street todavía goza de la estabilidad de tasas y no presta atención a que el domingo se vence el plazo impuesto por EEUU para aumentar aranceles a productos chinos

Wall Street arranca con tono alcista

Las acciones en Europa y Asia subieron hoy, mientras que los futuros de Wall Street que permiten operar los principales índices neoyorquinos antes de la apertura de las operaciones señalan una tendencia ascendente para las primeras horas de la rueda de hoy.

Los inversores evaluaron de manera positiva la señal de la Reserva Federal de que las tasas de interés estadounidenses se mantendrán sin cambios a lo largo de 2020, mientras se preparan para la decisión de tasas de hoy del Banco Central Europeo (BCE), la primera de la ex FMI Christine Lagarde al frente de la entidad.

Los futuros del S&P 500 -el índice más abarcativo de Wall Street- subieron después de que las acciones neoyorquinas detuvieran una caída de dos días el miércoles. Los bonos del Tesoro de los Estados Unidos a 10 años cayeron después de la suba de ayer, después de que los comentarios de la Reserva Federal impulsaran las apuestas de que cualquier suba de la tasa es difícil. Los bonos del Tesoro son activos de refugio cuya cotización tiende a repuntar cuando los inversores venden acciones y otros activos de riesgo para comprar estos papeles. Cuando su precio cae, el mercado está dispuesto a invertir para ganar.

La atención de los inversores se desplaza ahora de Washington a Fráncfort, donde Christine Lagarde dará su primera conferencia de prensa como presidenta del BCE el jueves, y tendrá la oportunidad de deshacerse de la sombra de su predecesor, Mario Draghi. Lagarde ha prometido una amplia revisión de la estrategia, y dijo que el actual estímulo monetario se mantendrá.

Es probable que los operadores vuelvan a prestar atención a si las dos principales economías del mundo pueden avanzar lo suficiente en un acuerdo comercial interino como para evitar que Estados Unidos aplique nuevos aranceles a las importaciones chinas. El jueves puede traer noticias, ya que se espera que el presidente Donald Trump se reúna con su equipo de comercio, según la gente familiarizada con las conversaciones. El domingo se cumple el deadline para que los Estados Unidos apliquen aranceles a USD 160.000 millones de importaciones chinas.

El primer ministro británico, Boris Johnson, durante la campaña
El primer ministro británico, Boris Johnson, durante la campaña

El Brexit otra vez atrae las miradas

Los votantes británicos acudieron a las urnas el jueves en unas elecciones que allanarían el camino para Brexit bajo el Primer Ministro Boris Johnson o impulsarán a Gran Bretaña hacia otro referéndum que, en última instancia, podría revertir la decisión de abandonar la Unión Europea. La cara de la campaña “Leave” en el referéndum de 2016, Johnson, de 55 años de edad, llegó a las elecciones bajo el eslogan de “Get Brexit Done”, prometiendo poner fin al estancamiento y gastar más en salud, educación y policía.

Su principal oponente, el líder laborista Jeremy Corbyn, de 70 años de edad, prometió un aumento del gasto público, la nacionalización de servicios clave, los impuestos a los ricos y otro referéndum sobre Brexit.

Todas las principales encuestas de opinión sugieren que Johnson ganará, aunque los encuestadores se equivocaron en el referéndum de 2016 y sus modelos predicen resultados que van desde un parlamento colgado hasta el mayor deslizamiento de tierra de los conservadores desde la era de Margaret Thatcher.

La libra esterlina ganaba y los índices de acciones europeas repuntaban a la espera de esos resultados. Una sorpresa, sin embargo, podría tener impacto sobre los mercados.