Después del salto de precios posterior a las PASO llegaron los controles de cambio. (Luciano González)
Después del salto de precios posterior a las PASO llegaron los controles de cambio. (Luciano González)

Ante las rígidas restricciones cambiarias aplicadas a partir del 28 de octubre, el Banco Central es protagonista exclusivo del mercado, con compras de divisas que ayudan a apuntalar la cotización formal, debido a una demanda acotada a USD 200 mensuales para ahorristas, que contrasta con una oferta nutrida por la obligatoriedad impuesta a exportadores, para liquidar sus divisas en un plazo máximo de cinco días hábiles, vigente desde el 1° de septiembre pasado.

En las sucursales del Banco Nación la divisa de EEUU restó 25 centavos este viernes a $62,50 para la venta al público. En el promedio de bancos del microcentro porteño se transó a 62,93 pesos.

En el mercado mayorista finalizó con baja de cinco centavos, a $59,67, para mantener una ganancia de 58,3% en lo que va de 2019.

Entre las cotizaciones alternativas, el bursátil “contado con liquidación” estuvo operado en torno a los 76 pesos, mientras que en el reducido mercado informal el dólar libre o “blue” se intercambió a 66,75 pesos.

La participación compradora del Banco Central en la plaza de contado tiene su efecto en la recuperación de las reservas internacionales, que crecieron USD 83 millones el jueves, a USD 43.555 millones, según datos sujetos a ajuste.

Este viernes el Tesoro enfrentó un pago de Letras en dólares por alrededor de USD 400 millones y además abonará otros $13.000 millones por Lecaps. Tales pagos se realizaron únicamente a las personas humanas, que no entraron en el reperfilamiento. También cobraron los inversores institucionales y corporativos, pero solamente el 15% de su tenencia original, ya que el resto de los pagos fueron reperfilados.

Los expertos de Research for Traders explicaron que “casi el total de los vencimientos de Letes están en manos de inversores locales, por lo que en principio no deberían impactar en las reservas porque los dólares ya están depositados en cuentas del BCRA. Pero sí se vería una disminución en el saldo de las reservas, si los inversores decidieran retirar los dólares que les paguen del banco”.

Asimismo, el BCRA registró una tasa de referencia de las Leliq, que demarca el sendero de política monetaria, de 63,003% anual. Vale recordar que el Comité de Política Monetaria (COPOM) del organismo fijó para este mes un piso de 63% en el rendimiento de Leliq.

La salida de depósitos en dólares observada a partir de las elecciones primarias del 11 de agosto también se desacelera. Es un indicador relevante, pues la fuga de capitales, el pago de deuda en moneda extranjera y las ventas al contado del Central explicaron la histórica caída de reservas internacionales de 2019.

Los depósitos en dólares del sector privado, en efectivo, totalizaron USD 18.686 millones el pasado 12 de noviembre, último dato provisto por el Central, el monto más bajo desde el 9 de noviembre de 2016.

Estas colocaciones acumularon un retroceso de USD 13.813 millones o 42,5% desde el récord de USD 32.499 millones del 9 de agosto de este año. Unas dos terceras partes de estas colocaciones se contabilizan hoy como reservas, en concepto de encajes.


SEGUÍ LEYENDO: