El BCRA contrajo $44.000 millones a pesar de la flexibilización de la meta monetaria

La entidad colocó LELIQ por $232.466 millones, con un incremento marginal de la tasa de referencia

Guido Sandleris, presidente del Banco Central
Guido Sandleris, presidente del Banco Central

Como era de esperar, el Banco Central retomó en el tramo final del mes el sendero de contracción de liquidez de la plaza financiera, después de una semana en la que liberó más de $100.000 millones, debido a la renovación parcial de sus títulos de deuda.

De todos modos, la entidad monetaria anunció este lunes que para el período julio-agosto establecerá su meta de Base Monetaria según el promedio del bimestre, en lugar de hacerlo de forma mensual como vino practicando desde octubre del año pasado.

El Central mantendrá para el período la meta de Base Monetaria (circulante, depósitos de los bancos en cuentas del BCRA y cheques cancelatorios en pesos) en un promedio de $1.343.000 millones ($1,34 billón), pero por la flexibilización anunciada podrá alcanzar el objetivo a fines de agosto en lugar de hacerlo en julio.

El BCRA interrumpió este lunes una racha de 13 bajas consecutivas de la tasa de política monetaria durante julio

Este mayor plazo, consensuado con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI), permite a la entidad que conduce Guido Sandleris evitar la aplicación de un abrupto "apretón" monetario, en un momento de alta demanda de pesos, como ocurre estacionalmente en julio por el cobro del medio aguinaldo, y hacerlo en forma más gradual a lo largo de agosto.

"En una actitud precautoria, los bancos están integrando encajes durante el mes de julio por un monto mayor que el requerido para el bimestre, esperándose por lo tanto una integración menor en agosto", señalaron desde Research for Traders.

Por otra parte, el Central ratificó para lo que queda de julio un piso para la tasa de política monetaria del 58% anual, que se extenderá al menos hasta la difusión del dato de inflación del séptimo mes del año, que el INDEC agendó para el 15 de agosto.

Esto implica que las "súper tasas" que el BCRA paga a los bancos por la colocación de las Letras de Liquidez (LELIQ) están ampliamente garantizadas hasta las elecciones primarias del 11 de agosto. Por lo tanto, esta medida permitirá mantener la estabilidad cambiaria observada desde el 26 de abril, gracias a la "transmisión" de los rendimientos de LELIQ a las tasas de plazos fijos que los bancos ofrecen a los ahorristas y empresas, que desalienta la demanda de dólares típica de períodos electorales.

"El buen punto en este sentido es el poder de fuego que tiene el BCRA para evitar -y si existiera- en las próximas semanas un movimiento que se considere disruptivo" en el tipo de cambio, afirmó Lucas Gardiner, director de Portfolio Personal Inversiones.

El pasado viernes, la tasa Badlar, para depósitos de más de un millón de pesos, promedió 47,81% en bancos privados, mientras que para plazos fijos hasta 59 días sondeó 46,15 por ciento. En ambos casos sacan una apreciable ventaja a la inflación esperada para los próximos doce meses, en 30%, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el BCRA entre analistas del sector privado.

Con ese fin, el BCRA decidió elevar en 3 puntos porcentuales la fracción de los encajes por los depósitos a plazo fijo que las entidades están habilitadas a integrar con LELIQ, para mejorar la transmisión de la tasa de LELIQ que reciben los ahorristas.

"El organismo monetario está totalmente concentrado en el mandato político de 'dólar planchado', y de ahí las activas intervenciones en los futuros así como la adecuación de las metas monetarias a dicho objetivo de corto plazo", comentó Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

Este lunes el Central colocó $232.466 millones en sus títulos de deuda a siete días. Frente a vencimientos en el día por $186.366 millones, significó una contracción neta de poco más de $44.000 millones (un 3% de la Base Monetaria), al contabilizar el pago de intereses por 2.080 millones de pesos.

Por otro lado, el BCRA incrementó la tasa de referencia diaria de las LELIQ en siete puntos básicos, al 58,777 por ciento. Así interrumpió una racha de 13 bajas consecutivas de la tasa de política monetaria durante julio.

El stock de LELIQ alcanza los $1.199.614,5 millones ($1,2 billón), equivalentes a unos USD 28.259,5 millones o 41,2% de las reservas internacionales, que el viernes contabilizaban USD 68.598 millones, según datos sujetos a ajuste.

El stock de LELIQ se equipara con el de los depósitos a plazo del sector privado, que según el último Informe Monetario del BCRA alcanzaron los $1.247.970 millones ($1,25 billón) el 16 de julio.

SEGUÍ LEYENDO:

El dólar operó sin variantes después de los cambios anunciados por el Banco Central

El Banco Central mantendrá las tasas en 58% y busca mejorar los intereses que reciben los ahorristas en los bancos

El FMI salió a apoyar los "ajustes técnicos" del Banco Central sobre política monetaria