Gustavo Lopetegui expuso en la Comisión de Minería, Energía y Combustibles del Senado (Foto: Comunicación Senado)
Gustavo Lopetegui expuso en la Comisión de Minería, Energía y Combustibles del Senado (Foto: Comunicación Senado)

A 17 días del histórico "apagón" que dejó a casi todo el país a oscuras, el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, presentó un informe oficial sobre las causas en la comisión de Minería, Energía y Combustible del Senado, que encabeza el senador y gremialista petrolero Guillermo Pereyra.

El funcionario responsabilizó a la empresa Transener, encargada de la red de alta tensión, por la falla original: un cortocircuito en la línea que sigue a Colonia Elía-Belgrano. Aunque se trata de un hecho habitual (ocurren unos 60 por año), el problema fue que no funcionaron los sistemas de desconexión automática de generación (DAG) previstos.

Pero también señaló, como responsables secundarios, a cinco generadoras de energía que se desconectaron prematuramente y apuntó contra las distribuidoras por un insuficiente alivio que brindaron. Según el funcionario, desconectaron el 80% de lo que hubiese hecho falta.

"Tendría que haber funcionado la DAG", dijo Lopetegui. ¿Por qué no lo hizo? Por un error operativo de Transener, según relató, que no reprogramó la desconexión automática de generación (DAG), que se realiza a través de un sistema informático que manda señales a un generador para que reduzca la oferta, a pesar de que había habido cambios en esas líneas.

Los ocho pasos del fallo del Día del Padre
Los ocho pasos del fallo del Día del Padre

En los meses previos al apagón, Transener había sacado de servicio una de las dos líneas instaladas que van desde Colonia Elía a Campana porque debía mudar una torre (la número 412), que finalmente se terminó de mover el pasado martes.

"Antes del apagón, en un lugar donde había dos líneas teníamos una, pero eso no tendría que haber causado ningún problema", detalló Lopetegui. "En la arquitectura de la red existía un by pass que era la manera de garantizar el suministro". El problema fue que no se reprogramó el DAG frente a los cambios por la nueva estructura.

Pero Lopetegui detalló que también hubo otra serie de errores, lo que hizo que la falla no quedara aislada y se extendiera al resto del país, y atribuyó la responsabilidad en estos casos a distribuidoras y generadoras de energía eléctrica.

Sin embargo, el funcionario aseguró que no se trató de un problema de falta de inversión de Transener. "Estamos mucho mejor que hace 24 años", dijo. "Con un nivel de 0,36 fallas cada 100 km al año, más bajo que Chile o Brasil. Además, destacó que la inversión de la empresa triplicó el volumen promedio de los 14 años previos.

Sobre el rol del Estado, agregó que "en ningún país se hace vigilancia continua con un empleado detrás de cada empleado. El Estado establece reglas y protocolos que se firman y son declaraciones juradas. Después mide los resultados y aplica sanciones".

El esquema del primer fallo
El esquema del primer fallo

Sanciones

Lopetegui aclaró que será el ENRE, una vez analizados los informes finales de todos los agentes, quien establecerá las penalizaciones correspondientes. "Se define por el marco regulatorio. El ENRE necesita analizar más de 300 informes", aseguró el funcionario.

– Transporte: El marco regulatorio establece un máximo de 10% de la suma de penalizaciones sobre la remuneración anual y del 50% de la remuneración mensual.

– Generación: Los generadores con reducción de confiabilidad pueden ser limitados en el despacho y se reduce su remuneración. No está regulado un esquema de penalizaciones específico, pero el ENRE puede intervenir para casos especiales.

– Distribución: La actuación del esquema de alivio de cargas prevé la compensación al costo de la energía por el corte no aportado durante las horas de la interrupción. A todo distribuidor o gran usuario que no hubiere cortado lo comprometido se le aplica dicha penalización directamente en el mercado a través de CAMMESA. En las fallas en las que debió actuar el último escalón de corte (como en este caso), verificado el incumplimiento el ENRE puede intervenir y evaluar acciones adicionales.

Presentación en el Senado

Los senadores que participaron de la presentación reclamaron la presencia del ENRE, el ente regulador de la electricidad, para dar detalles sobre las posibles sanciones y el tiempo en el que serán resarcidos los usuarios afectados. Además, indagaron sobre la necesidad de que este ente tenga protocolos más exigentes en los casos donde se realiza un by pass, como sucedió en la línea donde se produjo la falla.

Como respuesta, Lopetegui coincidió en la necesidad de actualizar al ENRE, que controla el sistema eléctrico y a los generadores en forma indirecta, pero también, como consecuencia de las privatizaciones, a las distribuidoras Edenor y Edesur, que operan en ciudad de Buenos Aires y en partidos del conurbano.

Lopetegui aseguró ser consciente de la angustia y las pérdidas que afectaron a los usuarios pero advirtió que hoy no tienen elementos para determinar cuál será la compensación económica, que será determinada por el ENRE. Pero admitió que es una buena oportunidad para refocalizar al ente en sus tareas de una manera más moderna y que el Congreso tiene que formar parte de eso.

"El hecho es de una gravedad colosal", dijo el senador Fernando Pino Solanas. "Nuestras hipótesis sobre lo que puede pasar, fallaron. El error humano está en todas las actividades. Pero habría que evaluar qué significaron esas 14 horas de corte en términos económicos", agregó. Y señaló que hace falta un debate sobre el modelo energético, donde actualmente hay una multiplicación de mandos y poderes de decisión, públicos y privados.

El documento fue elaborado por Lopetegui, Juan Garade, secretario de Recursos Renovables y Mercado Eléctrico; Juan Luchilo, subsecretario de Energía Eléctrica,  y otros miembros de su equipo. Además, participaron Mario Cairella y Jorge Ruisoto, de Cammesa —la empresa del Estado que controla el mercado eléctrico mayorista— y técnicos de la Universidad de la Plata.

En un primer momento, Lopetegui iba a ir al Senado a responder sobre las licitaciones de explotación de hidrocarburos offshore en el mar del sur, cerca de Malvinas, en las que participó y resultó elegida la empresa británica Tullow Oil. Pero luego del 16 de junio, el apagón pasó a ser el tema central de la visita del funcionario a la Cámara Alta.

Mientras hablaba Lopetegui en el Senado, Transener envió un comunicado con detalles técnicos del corte. Reconoció su falla, aunque insistió en que no fue por subinversión. De hecho aseguró que en los últimos 3 años "desarrolló un plan de inversiones creciente y sostenido, que triplicó el promedio del período 2002-2016", que sus "indicadores de calidad técnica han sido sensiblemente mejores a los requeridos por el contrato de concesión" y que "fallas similares se han producido en muchos otros países, como EEUU, Suecia, Alemania o Italia". Mencionó la robustez de sus sistemas y, finalmente, pidió "disculpas a la población por los trastornos causados".

Seguí leyendo: