La estabilidad del dólar ya está a punto de cumplir dos meses y sus efectos se van haciendo notar en el comportamiento de las variables financieras, pero también en la economía real. Y no solo eso. Esta mayor tranquilidad se tradujo en una mejora notoria de la imagen pública del Gobierno, del propio Presidente Mauricio Macri y de las expectativas sobre el futuro de la actividad. No está claro, sin embargo, hasta qué punto esta mejora del clima social ayudará a achicar la distancia que el frente kirchnerista le lleva a la coalición de Gobierno.

Un estudio realizado a lo largo de junio que divulgó entre clientes la consultora Poliarquía -que dirige Alejandro Catterberg-  da cuenta de este fenómeno. Algunos datos que surgen del arrojan lo siguiente:

  •  Mejoró la aprobación del Presidente por segundo mes consecutivo, desde 28% hasta 34%.
  • La percepción de que el Gobierno puede resolver los problemas del país subió desde 34% a 40%
  • . Esta recuperación se dio también en la población del Conurbano (8 puntos arriba), que es donde peor mide el oficialismo.
  • La imagen sobre la inflación también está mejorando. Las opiniones de aquellos que percibieron “fuertes aumentos de precios” en el último mes cayó del 72% al 56%.
La estabilidad del dólar y la baja de la inflación provocaron una importante mejora de la imagen del Gobierno, pero también de la gestión de Macri, Vidal y Rodríguez Larreta. Sin embargo, también crece la imagen positiva de Cristina Kirchner
  • De la misma manera, también hay muestras en junio de un repunte de la economía personal, de 5 puntos.
  • En las respuestas, la gente asegura haber aumentado su consumo de vestimenta y calzado, y en menor medida de productos para el hogar.
  •  Con todo este panorama, la esperanza de un repunte de la actividad económica subió 5 puntos en junio. Y ya había subido en mayo.
  • Tanto Macri, como la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, recuperaron fuerte su imagen pública: todo lo que habían perdido en meses anteriores. Sin embargo, la imagen positiva de Cristina Kirchner también sube, del 38% al 40%.
Las PASO podrían ser una suerte de “divisoria de aguas” para mantener esta clima financiero tan favorable. Todo dependerá de la distancia que termine separando a la fórmula kirchnerista del binomio Macri-Pichetto el 11 de agosto

La suba de acciones, la caída del riesgo país y la estabilidad del dólar en alguna medida reflejan esta mejora de la imagen del Gobierno. La conclusión de los inversores es que crecen las chances de Macri de una reelección, en la medida que sea capaz de sostener la actual estabilidad cambiaria y que la inflación consolide su tendencia a la baja.

Pero la "divisoria de aguas" llegaría con las PASO. El resultado de la eleción primaria el 11 de agosto definirá si es posible mantener este clima financiero positivo y la estabilidad del dólar. La opinión generalizada es que cuanto más pareja termine esta instancia, las chances de prolongar este momento favorable aumentan. En cambio, si la fórmula kirchnerista consigue una ventaja muy amplia, es posible que los inversores busquen cobertura y se produzca una renovada presión cambiaria.

Seguí leyendo: