Las ventas minoristas volvieron a registrar un mes en caída (IStock)
Las ventas minoristas volvieron a registrar un mes en caída (IStock)

Las ventas minoristas no logran recuperarse: durante marzo cayeron un 13,2% en locales físicos y, por el contrario, crecieron un 8,1% en la modalidad online en comparación con el mismo mes del año anterior, según el último relevamiento realizado por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). El descenso en promedio fue del 11,3 por ciento.

"Marzo fue un mes con escaso movimiento. Las familias tienen altos niveles de deuda, y por las altas tasas de las tarjetas, los consumidores evitan adquirir a crédito disminuyendo las cantidades compradas", explicaron desde la CAME. Durante febrero, la caída interanual había sido de 11,9% en promedio.

Las familias tienen altos niveles de deuda, y por las altas tasas de las tarjetas, los consumidores evitan adquirir a crédito disminuyendo las cantidades compradas

Con este descenso promedio del 11,3% frente al mismo mes del año anterior, las ventas minoristas alcanzaron quince meses consecutivos en baja. Las caídas anuales más profundas se registraron en los rubros de materiales para la construcción (-17%), bijouterie (-16,9%), joyerías y relojerías (-16,8%) y bazar y regalos (-16,5%).

Para alimentos y bebidas, las ventas en cantidades descendieron 5,4% anual, con un incremento de 23,3% en la modalidad online (aunque su incidencia aún es muy baja). "Se notó mucho el consumo de terceras marcas alternativas, el declive en bebidas, carnes, fiambres, lácteos y la búsqueda de productos sustitutos en la canasta familiar que abaraten el consumo", señaló la CAME en su informe mensual.

Las ventas online, por el contrario, registraron un crecimiento (Shutterstock)
Las ventas online, por el contrario, registraron un crecimiento (Shutterstock)

En indumentaria, en tanto, las ventas se achicaron 10,7% frente al mismo mes del año pasado: crecieron 8,6% en comercio electrónico pero bajaron 13,8% en locales. Según los negocios consultados en el relevamiento, se vendieron principalmente productos en promoción. "Los costos de alquiler para estos niveles de ventas están siendo muy altos, lo que se está traduciendo en locales que se mudan hacia zonas más económicas", advirtieron.

En calzados y marroquinería hubo una notable alza del 19,6% en ventas online, lo que marca una tendencia creciente de la modalidad para ese rubro. En locales, sin embargo, el declive fue del 11,7%, siempre en relación con igual mes de 2018.

El relevamiento para evaluar la evolución interanual de las ventas cubrió 1.500 comercios pymes de ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y el interior del país, localizados en calles y avenidas comerciales.

Seguí leyendo