La presión de la inflación y el dólar impiden laxitud de tasas del Banco Central
La presión de la inflación y el dólar impiden laxitud de tasas del Banco Central

El Banco Central efectuó las dos subastas diarias de Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días de plazo, el instrumento que determina la tasa de política monetaria y es la referencia para todo el mercado financiero.

El monto adjudicado fue de $183.326 millones, frente a vencimientos en el día por $190.379 millones. Esto significó una expansión monetaria de unos $9.400 millones en el día, al adicionar el pago de intereses.

La tasa promedio de corte se ubicó en 66,827% anual, con un aumento marginal de 16 puntos básicos respecto del viernes.

El resultado de las colocaciones del Banco Central incidió en el movimiento del dólar, que en bancos de la City porteña finalizó con alza de 0,7%, a $42,08 mayorista y $43 en el Banco Nación, a contramano de la región. Antes de las licitaciones la divisa se cotizaba con baja de 0,4 por ciento.

El stock de Leliq alcanzó este mes el billón de pesos. Si bien este monto nominal es comparable con el de las Lebac vigentes hasta 2018, debido a la devaluación involucran un monto que es prácticamente la mitad que aquellas en términos reales.

Hoy los pasivos remunerados de la entidad monetaria equivalentes a unos USD 23.766 millones, frente a reservas cercanas al récord histórico, en 68.000 millones de dólares.

Desde el Banco Central precisaron que "dada la alta nominalidad de nuestra economía, es importante poner la dinámica de los stocks nominales en relación con los activos del BCRA o con el tamaño de la economía. En términos de reservas internacionales, los pasivos remunerados pasaron de 66% en julio del año pasado a 35% en febrero de este año. En términos del PIB, pasaron de 7,6% a 5,3% en el mismo período".

Fuente: BCRA
Fuente: BCRA

Aunque el stock de Letras en el pasivo del BCRA luce más manejable que el año pasado, ahora debe tenerse en cuenta la velocidad de expansión nominal, debido a que las tasas son más altas y los vencimientos, inmediatos, con un pago de intereses de más de 2.000 millones de pesos diarios.

Algunos analistas advierten que las altas tasas en la Argentina contribuyen a amortiguar la volatilidad del mercado cambiario y restarle demanda al dólar. Sin embargo tienen escaso efecto para ponerle un límite rígido a la inflación, debido a que el crédito privado en nuestro país es escaso: un 16% del PBI, frente a un 110%, por ejemplo, en el vecino Chile.

Con un dólar que sobrerreacciona ante cada licitación de deuda del BCRA, los rendimientos de Leliq no pueden retomar la senda bajista que exhibieron hasta mediados de febrero. Ahora las tasas alcanzan un rango similar al del 8 de noviembre pasado.

La turbulencia cambiaria, la caída de cotizaciones de los activos financieros y un Riesgo País próximo a los 800 puntos básicos obstruyen cualquier intento de relajamiento de la política monetaria, en un marco de incertidumbre por la desaceleración económica en el exterior, la recesión local, la elevada inflación de 50% anual y la tensión política de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

Un informe de VatNet Research subrayo que "los mercados continuaron nerviosos por las imprevisibles derivaciones económicas del proceso eleccionario. Si bien algunos analistas descartan la posibilidad del regreso de un régimen rupturista con el mundo, las frías cifras de las encuestas no permitirían descartar ninguna alternativa".

Seguí leyendo: