El dólar pasó a positivo en lo que va de 2019. (Getty)
El dólar pasó a positivo en lo que va de 2019. (Getty)

La "sintonía fina" del Banco Central empieza a encontrar una respuesta más nítida en el mercado cambiario. La entidad apeló en las últimas semanas a distintas iniciativas para lograr que la cotización del billete verde se encuadre en el rango de precios previsto, dentro de la zona de "no intervención", que acompaña a la vez la evolución de la inflación a un ritmo de 2% mensual.

El BCRA apuró la caída de las tasas de interés de las Leliq (Letras de Liquidez), que ya cedieron más de 11 puntos porcentuales desde el inicio del año, ahora debajo del 48% anual.

El dólar alcanza su precio más alto desde el 21 de diciembre del año pasado

También efectuó compras de divisas en la plaza mayorista una vez que el valor del dólar confirmó su declive, por debajo de la banda de libre flotación que se auto impuso la entidad, dentro del compromiso asumido con el Fondo Monetario Internacional.

El mercado mayorista se mostró muy nutrido en el arranque del año, por el triple efecto de un crecimiento de las liquidaciones de exportaciones, impulsadas por una cosecha fina récord, el reingreso de fondos del exterior ante un cambio de humor de los mercados internacionales, más las venta de divisas de empresas y particulares, ya sea para aprovechar las altas tasas en pesos como para hacerse de efectivo en moneda local para cumplir con gastos corrientes.

El dólar ascendió 30 centavos en la plaza mayorista, a $37,82, frente a un piso de la zona de "no intervención" de $38,048, apenas 23 centavos ó 0,6% más que la cotización actual. Para el viernes, el límite inferior de la banda se "corre" a 38,074 pesos.

Con este incremento, el valor de la divisa volvió a terreno positivo en 2019, cuando inició en $37,70 mayorista.

"Esto sucede también con un BCRA dando señales que validaron que la divisa regrese a la banda inferior de la flotación, a fin de evitar transitar nuevamente un camino hacia el atraso cambiario, tanto por la aceleración de la reducción en la tasa de Leliq como por las mayores compras de dólares", resumió el economista Gustavo Ber.

El dólar minorista promedió $38,91 para la venta en bancos del microcentro porteño, con ganancia de 51 centavos. Es la cotización más alta en lo que va de 2019.

El monto operado en el segmento de contado (spot) se redujo significativamente en comparación a las ruedas de enero, unos USD 589 millones, mientras que en futuros se operaron unos USD 815,9 millones. Los contratos de dólar futuro para fin de mes terminaron a 38,71 pesos.

En la plaza cambiaria advirtieron en la jornada un aumento de las posturas tomadoras, por inversores que se dolarizan tras obtener ganancias con acciones y bonos entre 20 y 30 por ciento en las últimas cinco semanas. Esta cobertura también se evidencia por la caída de las cotizaciones de los activos argentinos en las últimas dos ruedas.

Ante la presión alcista, el BCRA limitó la compra diaria a USD 25 millones, a un precio promedio de $37,822, cuando en febrero venía tomando de a 75 millones diarios. Así amplió las compras de 2019 a 860 millones de dólares.

Desde Portfolio Personal Inversiones indicaron que "la dolarización privada en el primer trimestre tiene un efecto estacional positivo de la mano de viajes y turismo –que se verifica también en tarjetas de crédito–, pero el componente ahorro habría caído nuevamente", motivo por el cual la divisa aún permanece en el piso de la banda de intervención".

Seguí leyendo: