La demanda del fondo Aurelius reabrió el debate sobre el pago de los cupones del bono PBI
La demanda del fondo Aurelius reabrió el debate sobre el pago de los cupones del bono PBI

El fondo Aurelius Capital Master presentó una demandada por más de USD 83,7 millones contra la Argentina, originada por una supuesta falta de pagos adeudados vinculados a dos bonos atados al crecimiento del Producto Interno Bruto (PBI) del país.

La demanda —presentada en la corte federal de distrito de Manhattan— reabrió el debate sobre el cambio en la base de cálculo del PBI que se dio en 2014 y también sobre el impacto de los números de los años previos en los pagos de cupones de este tipo de bonos.

Según el economista Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica, la manipulación de las cifras del INDEC durante el kirchnerismo generó sobrepagos del Bono PBI por más de USD 2.100 millones entre 2009 y 2012.

 
Fuente: Econométrica
Fuente: Econométrica

En ese período, de acuerdo con el informe, el INDEC sobreestimó el crecimiento acumulado en un 15%, lo que generó un multimillonario costo al Estado en sobrepagos de estos bonos. El Bono PBI es un instrumento financiero que genera un derecho de cobro no solo si la economía crece más de un 3,22% en el año, sino también cuando el crecimiento acumulado sea superior a un escenario base (que está definido previamente).

A mayor distancia entre el crecimiento económico real y el escenario base, mayor será el monto a pagar si la economía crece más de 3,22%. Para definir si corresponde o no el pago, se utiliza la publicación del INDEC sobre la evolución del PBI.

Fuente: Econométrica
Fuente: Econométrica

"A la fecha, el precio del bono PBI solo depende del año de empalme. El Bono PBI paga el crecimiento acumulado, por lo tanto, si las nuevas series se empalman arrastrando la mentira del INDEC (ese 15%), condena a la Argentina a pagar nuevamente un crecimiento que nunca existió", advirtió Castiñeira a través de su cuenta de Twitter.

En tanto, si se usan "series no adulteradas", los bonos PBI tendrían que valer cero, ya que ni siquiera un crecimiento de más de 3% obligaría a un pago. "Ocho años sin crecimiento destrozaron todo el atractivo de los cupones", indicó el economista.

En este contexto, el nuevo frente judicial abierto desde el lunes pasado en los Estados Unidos por Aurelius, podría generar una nueva ola de juicios por montos multimillonarios, dependiendo del año donde se hace el empalme.

Seguí leyendo: