Nicolás Dujovne y Luis Caputo, juntos en la conferencia de prensa (Adrián Escándar)
Nicolás Dujovne y Luis Caputo, juntos en la conferencia de prensa (Adrián Escándar)

El equipo económico ofreció una rueda de prensa junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, en la que elevó la meta de inflación para 2018 y estimó cuál será el porcentaje del mismo índice para los próximos tres años.

En concreto, el gobierno nacional calculó una inflación del 15% para 2018; en tanto que estima un 10% en 2019 y un 5% en 2020.

"El cambio en la meta  no implica ningún cambio en la política, simplemente estamos desfasando un año la llegada a nuestro objetivo. pensamos que la meta que teníamos hasta ahora había quedado desactualizada", explicó Nicolás Dujovne.

"Necesitábamos que las metas sean creíbles para que la política del BCRA tenga más potencia y más herramientas para luchar contra la inflación", apuntó el ministro de Hacienda.

A continuación se adjunta un documento que distribuyó el ministerio de Economía con las metas de inflación, los objetivos fiscales, la evolución del gasto público desde 1993 y el cálculo del crecimiento real del PBI hasta 2020.

El ministro de Hacienda aprovechó la presentación para ratificar las metas de déficit primario, que a su juicio este año se "sobrecumplirán" (es decir, estará por debajo del 4,2%) y se continuará en el sendero de llegar al 3,2% el año que viene, 2,2% en el 2019 y 1,2% en el 2020.

En este sentido, no eludió los números del déficit financiero (incluye intereses por deuda) que recién en el 2020 será del 3,2%, un porcentaje que permitirá llegar a un punto de equilibrio respecto de la relación deuda/PBI.

Otro dato saliente resaltado por Dujovne es la baja registrada en el gasto público, cuya merma fue de "1,8 puntos del PBI", como también la presión tributaria que cerrará el año en "30,4% del PBI contra el 32% que había en el 2015".

"Con este escenario macroeconómico, la economía estará creciendo entre 2,8 y 3% este año y comenzará a mejorar un 3,5% promedio en los próximos años, siempre con la mirada en lograr cifras de pobreza más bajas en un país más justo y próspero", explicó.

Peña y Dujovne, durante la conferencia de prensa (Adrián Escandar)
Peña y Dujovne, durante la conferencia de prensa (Adrián Escandar)

Por su parte, el ministro Caputo hizo hincapié en el programa financiero de cara al futuro. "Vamos a profundizar la reducción del financiamiento del Banco Central del Tesoro y prevemos que el año que viene estará en torno de los $140.000 millones, monto que bajará a $70.000 millones para el 2019, lo que representa una reducción del 80% y 90%, respectivamente", señaló.

El ministro adelantó que el año próximo las necesidades de financiamiento serán de "USD 30.000 millones, mientras que en el 2019 se necesitarán USD 26.000 millones. En este contexto, vamos a tratar de aumentar el financiamiento en el mercado interno para eliminar la dependencia externa".

De todas formas, Caputo subrayó que el ratio de deuda sobre el PBI "es muy bajo, con el 28,5% actual y recién se va a estabilizar entre los años 2020 y 2021".

"Me gustaría remarcar la calidad de este financiamiento, a tasas promedio del 4,5% en dólares, las más bajas de nuestra historia y bien alejadas del 15% que se le pagaba a Venezuela, por ejemplo", añadió.

El titular del BCRA, Federico Sturzenegger (Adrián Escandar)
El titular del BCRA, Federico Sturzenegger (Adrián Escandar)

El presidente del Banco Central fue el último en exponer y manifestó su optimismo en cuanto a la evolución favorable de la inflación núcleo, lo que más controla la entidad monetaria.

Además, recordó que el "tipo de cambio flotante es una piedra angular de la política monetaria ya que permite amortiguar los eventuales shocks externos, y de hecho estamos viviendo algunos beneficios de este tipo de cambio".