El economista fue presidente del BCRA durante el primer mandato de Menem. (Télam)
El economista fue presidente del BCRA durante el primer mandato de Menem. (Télam)

Este miércoles una sorpresiva noticia irrumpió en el ámbito económico local, concentrado en las repercusiones del Foro de Davos y la megaemisión de deuda que realizará el Gobierno este jueves.

El economista Javier González Fraga, de cuño radical aunque también cercano al peronista Roberto Lavagna, reemplazará en la presidencia del Banco Nación a Carlos Melconián, un profesional alineado con Mauricio Macri desde que el hoy mandatario comenzó a incursionar en política.

González Fraga, de 68 años, tuvo un paso por la función pública durante el gobierno del justicialista Carlos Menem cuando se desempeñó como presidente del Banco Central, primero en 1989 y luego entre 1990 y 1991. Uno de los logros que el economista pudo exhibir de aquella experiencia fue la pronunciada baja de la inflación, que al asumir frente a la entidad monetaria se ubicaba cerca del 200% anual y al terminar, se ubicó en el 6,5% anual.

En aquel período, en el que continuaron las repercusiones de la hiperinflación de 1989, la moneda nacional, el austral, sufrió una profunda devaluación. Pocas semanas después de la salida de González Fraga del BCRA, en enero de 1991, el gobierno de Menem estableció la convertibilidad del peso argentino (10.000 australes) con el dólar, a la que el economista se opuso, partidario del tipo de cambio flotante. Aquel tipo de cambio fijo se mantuvo por 11 años, hasta la crisis de 2001-2002.

Egresado con diploma de honor de la Universidad Católica Argentina, realizó estudios de posgrado en el London School of Economics y Harvard University.

Como presidente del BCRA, González Fraga logró detener la hiperinflación y se opuso a la convertibilidad

En la actividad política es de destacar que fue candidato a vicepresidente de la Nación en 2011 junto al radical Ricardo Alfonsín, hijo del ex Presidente Raúl Alfonsín, por la alianza Unión para el Desarrollo Social.

Cuatro años antes, para las elecciones presidenciales de 2007, fue presentado como candidato a ministro de Economía del binomio Roberto Lavagna y Gerardo Morales.

González Fraga incursionó en la actividad empresaria con la firma láctea La Salamandra y también tuvo destacada labor en el mundo financiero, como director general del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (1992-1999) y vicepresidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (1994-1999).

SUS FRASES MÁS POLÉMICAS

En los últimos años, el economista fue protagonista de acaloradas polémicas con algunas de sus declaraciones públicas.

En septiembre de 2014 afirmó que "cualquier devaluación que se haga en un contexto de inflación alta, es un colapso social. Sería un nuevo Rodrigazo" y recomendó el "desdoblamiento cambiario", cuando todavía estaba vigente el control de capitales ("cepo") del gobierno de Cristina Kirchner.

En mayo del año pasado dijo que "le hicieron creer a un empleado medio que su sueldo medio servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior. Eso fue una ilusión. Era bueno pero no normal, no era sostenible".

En julio de 2016, cuando se debatía la suba de tarifas y la necesidad de hacer ajuste fiscal, González Fraga volvió a generar controversia cuando dijo: "Me gustaría saber qué tan pobres son los pobres. Yo tomo con pinzas la información sobre la pobreza No es como en 2001, que había aumentado, la gente tuvo que salir a hacer changas".