Las fechas de las funciones accesibles serán comunicadas oportunamente, y durante lo que resta de 2019 abarcarán desde Hamlet hasta espectáculos como El adulador
Las fechas de las funciones accesibles serán comunicadas oportunamente, y durante lo que resta de 2019 abarcarán desde Hamlet hasta espectáculos como El adulador

El Ministerio de Cultura, a través del Complejo Teatral de Buenos Aires, presentó el programa destinado a la inclusión de personas con discapacidad sensorial (visual, auditiva y la comunidad sorda). Para ello, el CTBA comenzará a brindar funciones inclusivas durante el mes de julio, a las que podrá asistir el público en general, y que contarán con distintos servicios tecnológicos para las personas con discapacidad.

Este programa, impulsado por la Fundación Amigos del Teatro San Martín y declarado de Interés Cultural por el Régimen de Promoción Cultural – Mecenazgo del GCBA, comenzará a implementarse con la tragedia de Hamlet, de William Shakespeare, dirigida por Rubén Szuchmacher, que actualmente se ofrece en la sala Martín Coronado del Teatro San Martín.

“No es una opción sino una obligación que la elaboración de nuestros contenidos sean a cabalidad ejercidos en el derecho inalienable que es el acceso al disfrute de los bienes culturales de Buenos Aires”
“No es una opción sino una obligación que la elaboración de nuestros contenidos sean a cabalidad ejercidos en el derecho inalienable que es el acceso al disfrute de los bienes culturales de Buenos Aires”

"Las políticas públicas en general, y las políticas culturales en particular, no estarán a la altura de nuestras posibilidades si no nos ponemos como meta ser inclusivos. Nuestras acciones, nuestros programas, nuestras políticas, tienen que llegar absolutamente a todos los que viven, trabajan o pasean en esta ciudad. No es una opción sino una obligación que la elaboración de nuestros contenidos sean a cabalidad ejercidos en el derecho inalienable que es el acceso al disfrute de los bienes culturales de Buenos Aires", sostuvo el director general del CTBA, Jorge Telerman.

A su vez, Eva Soldati, titular de la Fundación Amigos del Teatro San Martín, expresó que solo hace unos años comenzaron esta tarea con los fondos que fueron proveídos por el Régimen de Promoción Cultural – Mecenazgo, que en esa instancia produjo las reformas edilicias necesarias que proveyeron de rampas, sanitarios y boleterías adaptadas para personas con movilidad reducida.

"Ahora, con mucha felicidad, presentamos esta segunda etapa que consiste en la incorporación de elementos técnicos que posibiliten la comprensión total del espectáculo a personas ciegas o con baja visión, y sordas o hipoacúsicas", advirtió Soldati.

Los expertos explicaron sobre la importancia de incorporar aros magnéticos individuales y en sala para hipoacúsicos, sonido amplificado para personas con audición disminuida, sobretitulado para personas sordas lectoras; y para personas con discapacidad visual, audiointroducción, audiodescripción, programa de mano en braille y código QR para acceder a los contenidos de cada obra
Los expertos explicaron sobre la importancia de incorporar aros magnéticos individuales y en sala para hipoacúsicos, sonido amplificado para personas con audición disminuida, sobretitulado para personas sordas lectoras; y para personas con discapacidad visual, audiointroducción, audiodescripción, programa de mano en braille y código QR para acceder a los contenidos de cada obra

"Lo más visible obviamente es la respuesta del público, pero detrás hay un equipo que trabaja día a día para que nuestros teatros se proyecten de manera vertiginosa hacia el futuro. Uno de los ejes de este Ministerio es el acceso a la cultura, entendiendo el rol que tiene la misma en el desarrollo de los ciudadanos. No da lo mismo participar plenamente o no en la vida cultural de nuestro entorno, por lo que debemos trabajar mucho para que esto sea una realidad, sobre todo con los jóvenes", expresó el Ministro de Cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro.

Por su parte, la directora de la empresa Caption Group, Pilar García, explicó a los presentes sobre la importancia de incorporar aros magnéticos individuales y en sala para hipoacúsicos, sonido amplificado para personas con audición disminuida, sobretitulado para personas sordas lectoras; y para personas con discapacidad visual, audiointroducción, audiodescripción, programa de mano en braille y código QR para acceder a los contenidos de cada obra

Las fechas de las funciones accesibles serán comunicadas oportunamente, y durante lo que resta de 2019 abarcarán, además de la citada puesta de Hamlet, los espectáculos El adulador, de Carlo Goldoni y dirección de Luciano Suardi; Danza macabra de August Strindberg y dirección de Analía Fedra García, y Campo minado, escrito y dirigido por Lola Arias.

SEGUÍ LEYENDO: