Los tres goles de Julián Álvarez en el triunfo de River Plate ante Patronato: el sitio de privilegio que alcanzó en la era Gallardo

El cordobés suma siete tantos en dos duelos ante el Patrón. Y volvió a destacarse tras su pase al Manchester City. “No estaba intranquilo porque no había hecho goles, sabía que el equipo me iba a hacer llegar la pelota”, dijo

El 1-1, tras asistencia de Herrera

Volvió Julián Álvarez. Volvió el delantero por el que el Manchester City pagó más de 25 millones de dólares, el campeón de América con la selección argentina. Tras un partido flojo (al igual que el resto de su equipo) en el debut frente a Unión, el atacante, de 22 años, entregó otra vez su mejor versión en el 4-1 de River Plate ante Patronato por la Copa de la Liga Profesional: anotó tres goles y se metió en el podio de los máximos anotadores de la eta Gallardo.

El Patrón no se debe ni cruzar con el Araña. En la pasada Liga Profesional le había convertido cuatro tantos. Este miércoles por la noche en el Monumental, otros tres. Siete en dos juegos. Impactante. En esta oportunidad, el primero llegó tras un centro de primera de Herrera. El segundo, tras pase de Enzo Fernández, quien previamente construyó una hermosa sociedad con Simón: el cordobés de Calchín sacó un misil inatajable. El tercero, luego de una cesión de Pochettino, a partir de una definición cruzada.

“Hicimos un buen partido, por momentos tenemos que manejar más la pelota. Lo hicimos poco tiempo. Hay que seguir trabajando para ser más contínuos en eso. Siempre que sirva para ayudar al equipo, ahí estoy. Yo llego a los goles gracias a ellos, a mis compañeros. También trabajo a la hora de defender. Ellos asisten, trabajamos siempre en equipo para llegar al gol, siempre juntos”, repartió las bondades de la victoria.

Intranquilo no estaba - dijo en relación a los goles que no habían llegado-, sabía que el equipo me iba a hacer llegar la pelota, el partido pasado por ahí sí tuve poco contacto, más físico, hoy por momentos hicimos buen fútbol y por suerte llegaron los goles, gracias al equipo”, explicó.

Sus gritos sigue marcando hitos: el triplete lo llevó a sumar 39 tantos en 98 partidos, posicionándose como el tercer máximo anotador de la era Gallardo: superó a Nacho Scocco, que quedó con 38. Por delante le quedan Lucas Alario (40) y Rafael Santos Borré, líder en esta nómina, que ostenta 55. Todavía tiene mucho por delante, al menos hasta junio; más allá de que todavía no se sabe cuándo partirá al City de Pep Guardiola.

“Yo estoy tranquilo, ahora sigo un tiempo más acá. Siempre voy a tratar de dar lo mejor como lo hice siempre dentro de la cancha, esperemos seguir por este camino. El primer partido ya fue, dimos vuelta la página, ahora hay que seguir, continuar como venimos y seguir sumando puntos”, advirtió, con la mente puesta en Núñez, sin marearse, al menos desde la dialéctica.

El 2-1, que eligió como su predilecto

A la hora de elegir entre sus goles, “me quedo con el segundo, que fue una buena jugada colectiva y un buen remate”, dijo. ¿Pudo haber marcado más? Sí. “Tuve varios que me pasaron, erré una que me dio Juanfer y me reclamaba por qué no lo hice”, se divirtió con la asistencia que le dio Quintero segundos después de que ingresara al campo de juego.

“A la gente le digo gracias por el cariño, volver a jugar con gente luego de tener un año sin público... Eso fue duro, esto es lo más lindo que hay en el fútbol”, concluyó.

El 3-1, tras cesión de Pochettino

SEGUIR LEYENDO: