El brutal codazo que recibió el Colo Barco en la Reserva de Boca y derivó en dos expulsiones y un escándalo

El lateral izquierdo fue agredido por Guillermo Balzi y el encuentro preliminar se desmadró. El Xeneize triunfó en Ezeiza y quedó a un paso del título

El resumen de un partido accidentado

La Reserva de Boca volvió a ganar y quedó a un paso del título. Esa fue una de las notas de la jornada matinal que tuvo como protagonista en el Predio de Ezeiza al elenco dirigido por Hugo Ibarra y Mauricio Serna ante Newell’s, en el preliminar de Primera. La otra fue la agresión recibida por Valentín Barco, que derivó en una hecatombe que culminó con una amarilla y dos rojas en el aire.

El Xeneize tenía la chance de salir campeón esta mañana si se imponía ante la Lepra y sufrían un traspié sus perseguidores Argentinos Juniors (cayó 2-1 en La Paternal ante Gimnasia La Plata) y Colón de Santa Fe (le ganó 2-0 a Defensa y Justicia en Florencio Varela). Hizo su trabajo, aunque sudó más de la cuenta por haber quedado con inferioridad numérica al término del primer tiempo.

Pedro Velurtas vio la roja a los 41 de la etapa inicial, por doble amarilla. Pero Boca ya jugaba con un hombre menos -al igual que su rival- por la trifulca que se generó tras el brutal codazo de Guillermo Balzi a Barco, sancionado con amonestación por el árbitro Enzo Piris. Los futbolistas boquenses le recriminaron la agresión al enganche rojinegro y empezaron los empujones, insultos y manotazos. Tras la gresca, el juez le enseñó el camino hacia las duchas al centrocampista de Boca Ezequiel Fernández y el lateral derecho de Newell’s Patricio Acevedo.

El cotejo se desnaturalizó completamente de cara a una segunda mitad, en la que los rosarinos hicieron méritos para al menos quedarse con el empate, pero se toparon con la inmensa figura de Agustín Lastra, arquero local, que desactivó cada uno de los ataques rivales y fue clave para bajarle la persiana a su valla. El 1-0 obtenido por Gonzalo Morales al minuto 3 del match se mantuvo y los dirigidos por la dupla Ibarra-Serna quedaron a un paso de ser campeones, objetivo que se frustró en el certamen pasado en la final ante Sarmiento de Junín, cuando todavía dirigía Sebastián Battaglia.

Restan seis unidades en juego y Boca (46 puntos) se quedará con el trofeo en Reserva si le gana a Arsenal en Sarandí o si Colón (41 puntos) no le gana a Atlético Tucumán en Santa Fe.

SEGUIR LEYENDO: