Simbólico homenaje de Gimnasia de La Plata a Carlos Timoteo Griguol: así recrearon la característica palmada en el pecho

El Lobo estampó una mano en el centro de la camiseta de la Reserva en conmemoración al ex entrenador tres veces subcampeón con el cuadro platense

La palmada en el pecho, el homenaje de Gimnasia de La Plata para Timoteo Griguol
La palmada en el pecho, el homenaje de Gimnasia de La Plata para Timoteo Griguol

El legado que Carlos Timoteo Griguo dejó en el fútbol argentino será imborrable en los clubes por los cuales pasó. Entre la extensa lista de instituciones que confiaron en el Viejo, aparece el nombre Gimnasia de La Plata. El Lobo está de luto luego de la triste noticia de la muerte del ex entrenador y preparó un emotivo homenaje con una de sus marcas registradas a la hora de dirigir un partido.

La Reserva de Gimnasia salió a enfrentar a Vélez con una palma de una mano estampada en el pecho de la camiseta. Dicha marca rememora las palmadas de aliento que daba Timeoteo en el túnel antes de que sus dirigidos salgan a la cancha que se convirtió en rutina a lo largo de su extensa carrera como director técnico. “Infinito en nuestros corazones... ¡y en nuestro pecho!”, escribió la cuenta oficial del club al mostrar el homenaje.

La conmemoración se retoma a una costumbre que tenía el entrenador en la previa de cada encuentro y una vez explicó la razón detrás del pequeño golpe en el centro del pecho: “Ocurre que, cuando el jugador se está vistiendo antes de un partido, tiene como una angustia. Golpeándolo un poco le sacas esa angustia y se suelta más rápido”. Finalmente, fue victoria 1-0 de Vélez en Reserva y la duda corre por si la Primera la utilizará frente al Fortín este domingo.

La Reserva utilizó la camiseta homenaje frente a Vélez (Foto: @gimnasiaoficial)
La Reserva utilizó la camiseta homenaje frente a Vélez (Foto: @gimnasiaoficial)

En el Lobo platense Timoteo peleó la cima en tres certámenes distintos. En el Clausura 1995, donde el San Lorenzo dirigido por el Bambino Veira terminó un punto por encima de Gimnasia. Luego, tocó nuevamente en el Clausura 1996 donde esta vez el que le arrebató la estrella a Griguol fue Vélez: otra vez una unidad marcó la diferencia y un empate con Estudiantes en la última jornada lo dejó a las puertas de un trofeo.

Su última pelea con el Tripero fue nada más ni nada menos que contra el Boca de Carlos Bianchi en el Apertura 1998. En este caso la diferencia fue mayor ya que el Xeneize se coronó con nueve puntos de distancia con su perseguidor. Más allá de no haber podido levantar un trofeo durante su estadía en La Plata, lo consideran un maestro por la competitividad en la que elevó al equipo y los valores que transmitía en cada entrenamiento.

El legado de Griguol en Gimnasia de La Plata es indiscutible y desde el club buscarán todas las maneras posibles para homenajear a una de sus grandes influencias desde el banco de suplentes. Estos tres campeonatos quedaron en la retina del hincha del Lobo al ver que su equipo podía pelear codo a codo con todos los equipos del fútbol argentino.

SEGUIR LEYENDO: