“¡Póngalo en velocidad normal!”: la sorprendente reacción de Bielsa el día que vio a Messi jugar por primera vez

Claudio Vivas, ex ayudante de campo durante gran parte de la carrera del Loco, contó una anécdota increíble de la primera vez que conoció a La Pulga a través de un video

Claudio Vivas desarrolló gran parte de su carrera al lado de Marcelo Bielsa. Lo conoció en Newells’, donde se formó como futbolista en las divisiones menores y se retiró a los 18 años. Ahí comenzó su etapa como entrenador de las juveniles hasta que dio el salgo para acompañar al Loco, cuando comandó los destinos del club leproso en 1990. La dupla continuó en Atlas de Guadalajara de México (1992-1994), Vélez Sarsfield (1997-1998) y la Selección de fútbol de Argentina (1998-2004).

Luego vendrían más desafíos en el exterior, como Chile, Athletic Bilbao, pero fue esta última etapa en la Albiceleste la que les dejó un sabor agridulce. Porque por un lado, juntos sufrieron el fracaso en el Mundial de Corea-Japón 2002, donde la Selección quedó eliminada en fase de grupos, y también la derrota en la final de la Copa América 2004, pero celebraron el oro obtenido en los Juegos Olímpicos de Atenas ese mismo año. Pocos días después, Bielsa anunció su adiós definitivo tras seis años al frente del equipo nacional.

Y fue en 2002, poco tiempo después de confirmar su continuidad tras el fracaso en Corea-Japón, que Marcelo Bielsa conoció a Lionel Messi. En realidad, fue la primera vez que el Loco lo vio jugar a La Pulga a través de un video. La anécdota la contó el propio Vivas, quien reveló la sorprendente reacción de Bielsa cuando vio las imágenes.

Vivas cuenta cómo fue la reacción de Bielsa cuando vio jugar a Messi por primera vez

“Bielsa me dijo ‘a ver ponga el casette’. Le digo: ‘¿pongo el partido o el compacto?’...me dice ‘no, ponga el compacto hay mucho trabajo por hacer”, fue la introducción de Vivas como invitado al programa El Var TV que se emite en Somos La Plata (miércoles 22hs). “Pongo el compacto, le doy play y Marcelo, que es un tipo muy impulsivo me dice ‘¡pero póngalo en velocidad normal!’. Le dije: ‘No, está en velocidad normal’. El pibe es eso. Agarraba la pelota gambeteaba a cinco y hacia el gol”, continuó el ex ayudante de campo del Loco.

Esto transcurrió en octubre de 2002 en una gira de Marcelo Bielsa por Europa para reunirse con los futbolistas de la Selección tras la sorpresiva eliminación en el Mundial de 2002. En ese entonces, una persona se acercó al lobby del hotel Princesa Sofia de Barcelona donde estaba alojado y le dejó a Claudio Vivas un compacto con un tal Lionel Messi. Jorge, como se presentó, se anunció como asistente de Josep María Minguella, un reconocido empresario de fútbol de dicha ciudad.

Claudio Vivas ya tenía referencias de La Pulga, a quien lo conoció en ’87 en Infantiles cuando dirigía las inferiores de Newell’s. Siempre que le llegaban videos de cualquier futbolistas, la orden era que Bielsa los viera primero. Esto ocurrio antes de lo que sería la primera convocatoria de Messi con Argentina.

Finalmente, el debut de Lionel Messi fue 29 de junio de 2004, en cancha de Argentinos Juniors, en el encuentro que Argentina y Paraguay igualaron 0-0. Con apenas 17 años, y ya figura consagrada en las inferiores del Barcelona, La Pulga tuvo su bautismo bajo la conducción de Hugo Tocalli.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS