Preocupación en Boca: Tevez y Cardona se entrenaron diferenciado a dos días del Superclásico con River

El capitán y el colombiano siguen entre algodones a pocas horas del compromiso contra el Millonario. La buena noticia para Russo es que Izquierdoz se recuperó

El cuerpo técnico espera por la evolución de dos de sus figuras para confirmar el once ante River
El cuerpo técnico espera por la evolución de dos de sus figuras para confirmar el once ante River

La alarma continúa encendida en Boca por el estado físico de dos de las figuras que tiene el plantel conducido por Miguel Ángel Russo. Carlos Tevez y Edwin Cardona no terminaron el entrenamiento de ayer y hoy por la mañana se movieron de forma diferenciada a 48 horas del Superclásico con River. El cuerpo técnico tuvo una noticia positiva: Carlos Izquierdoz se recuperó de una dolencia y estará presente contra el Millonario.

En el Xeneize reina el buen ambiente tras la goleada 7-1 contra Vélez en Liniers aunque saben que el duelo de este domingo (arrancará a las 18 en la Bombonera y será dirigido por Facundo Tello) puede ser trascendental en la competición. Los de la Ribera levantaron mucho su nivel el fin de semana pasado y la idea es mantenerlo, aunque con dos de sus máximos exponentes en duda por sendas molestias, el objetivo puede llegar a complicarse.

Tevez sufrió un leve esguince de tobillo en la práctica matutina de ayer, de la que se retiró con buen semblante e incluso frenó con su auto en la puerta del predio que Boca tiene en Ezeiza para fotografiarse con hinchas. Para Carlitos este puede ser uno de los últimos partidos contra el eterno rival y su entorno aseguró que no querrá perdérselo por nada del mundo. Desde el departamento médico le recomendaron que no exigiera su articulación por estas horas y recién entre mañana y pasado se confirmaría su titularidad.

Tevez y Cardona, entre algodones antes del Superclásico
Tevez y Cardona, entre algodones antes del Superclásico

Algo similar ocurrió con Cardona, que sufrió una contractura en el ensayo de ayer y quedó en duda. El colombiano trabajó separado del resto del grupo y luego se mostró junto a algunos compañeros al costado de la cancha en la que la Reserva cayó 1-0 con River. El segundo equipo fue dirigido por Juan Krupoviesa debido a la baja por caso positivo de COVID-19 de Sebastián Battaglia, algo que también alertó a todos en el búnker azul y oro. Sin embargo el plantel profesional ya se sometió al hisopado de rutina y todos los resultados fueron negativos.

En definitiva, en Boca son optimistas para contar el domingo con Tevez y Cardona aunque tendrán que cuidarlos hasta último momento. Mientras tanto Russo evalúa variantes en la alineación inicial teniendo en cuenta que casi con seguridad Izquierdoz, quien dejó atrás un traumatismo intercostal, ocupará el lugar de Lisandro López en la zaga central. La otra modificación puede registrarse en el lateral derecho: Julio Buffarini tiene chances de ser el lateral derecho y, de confirmarse su inclusión, Nicolás Capaldo se adelantará al mediocampo (y saldrán Gonzalo Maroni o Cristian Medina).

Con Marcos Rojo convocado por primera vez y seguramente entre los suplentes (al igual que Ramón Wanchope Ábila), Boca formaría el domingo ante River con: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Carlos Zambrano, Carlos Izquierdoz, Frank Fabra; Nicolás Capaldo, Jorman Campuzano, Medina o Maroni, Sebastián Villa; Edwin Cardona y Carlos Tevez. En caso de que estos últimos dos no estén en condiciones de jugar, los que se perfilan son Franco Soldano y Mauro Zárate, que también arrastraba alguna molestia física.

SEGUIR LEYENDO: