La pregunta salvaje de Ruggeri a Gorosito y el día que Pipo le quemó las zapatillas a Caniggia “por el olor a patas”

Compañeros en River y en la Selección, el Cabezón y el ex enganche tuvieron un cruce gracioso al aire, entre anécdotas y una consulta que descolocó a Pipo

Néstor Gorosito estuvo invitado en el programa 90 minutos de fútbol, por Fox Sports, y el ida y vuelta con Oscar Ruggeri, su ex compañero en River y en la Selección, resultó hilarante. Enseguida surgieron las anécdotas de aquel exitoso plantel del Millonario de mediados de los 80, y el Cabezón definió a Pipo como uno de los “más malos” del grupo a la hora de las bromas pesadas.

“En la concentración hacíamos de todo. La de Pedro (Troglio) fue mundial. Estábamos en la pretemporada, todos los pibitos juntos. Y dijimos: ‘Vamos a contar cada uno si tiene relaciones con la novia’. A Pedro le daba vergüenza. ‘¿Vos la besás? Y cuando tienen relaciones, ¿ella te besa? ¿Y qué le hacés?’, le preguntábamos. En una de esas me pregunta, ‘¿Y vos?’. ‘Yo quiero llegar virgen al casamiento’. Y Cacho Borelli dijo lo mismo. Y todos lo mismo. Y Pedro se puso a llorar. Decía: 'Cuando vean a mi novia ustedes se van a calentar, hijos de puta”, narró entre risas el entrenador campeón de la Copa de la Superliga con Tigre.

“Éramos terribles; yo era terrible. Ellos te cagaban a palos, Ruggeri y los grandes, te despertaban a las dos o las tres de la mañana con un revolver”, agregó sobre los crueles chistes de los referentes, que muchas veces se trasladaban puertas afuera de la concentración. Y resultaban un peligro.

“Un día íbamos a la cancha de Racing y lo reputeaban a nuestro micro; y salieron todos estos con el revolver”, reveló Gorosito. El ex defensor amplió: “Iba un Falcon al lado diciéndonos ‘Gallinas, Gallinas’. Y nosotros llevábamos la carterita con el revolver adentro. Abrimos los vidrios del micro y los apuntamos. No saben cómo voló el Falcon. Del medio para atrás en el micro, era prohibido pasar".

Una de las víctimas principales era un joven Claudio Paul Caniggia. “El olor a patas que tenía Cani era impresionante y le prendimos fuego las zapatillas. Tenía un Fiat 128 celeste, un día subo y le digo: ‘¿Se puede cagar, Cani, acá atrás?’. Después entrenábamos como locos, una vez que se tocaba el silbato, se terminaba; seriedad y profesionalismo absolutos”, subrayó el ex enganche.

La pregunta incómoda de Ruggeri a Gorosito

Esa intimidad entre Ruggeri y Gorosito le dio pie a una pregunta incómoda por parte del Cabezón. En su habitual crítica al uso de la tecnología en exceso y a la mediatización de los entrenadores y del fútbol en general, Pipo contó que “nos vino a ver diez días Marcus Sorg; como yo zapateo más o menos alemán, vino a ver cómo trabajábamos el ayudante de Joachim Löw en Alemania. Si yo no lo digo ahora, ustedes ni se enteraron. Si a otro lo hubiera venido a ver Sorg, sale hasta en las figuritas”.

Y Ruggeri no se aguantó: “Al ayudante de Löw, ¿no le preguntaste por qué se saca los mocos o por qué se mete la mano en la cola y la huele?”. Todo el panel reaccionó con sorpresa y risas; el ex campeón del mundo con la Selección en México 86 no se amilanó ante la censura de sus compañeros. “Pero si lo hace en la tele, che”, insistió. “Está loco, vamos al corte”, lo frenó el conductor Sebastián Vignolo.

SEGUÍ LEYENDO:

¿Caniggia se suma al cuerpo técnico de Maradona en Gimnasia? La verdad detrás del rumor que revoluciona al fútbol argentino

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos