En Brasil, donde lleva a cabo la cuarentena, Lucho González reveló que tiene decidido retirarse en el Atlético Paranaense, que ya le presentó un proyecto para seguir formando parte de la vida institucional como dirigente. En diálogo con Fox Sports, se generó un debate insólito con Oscar Ruggeri, por el tatuaje de Marcelo Bielsa que tiene el ex Huracán y River.

“Soy un agradecido eterno a Bielsa porque me dio la posibilidad de jugar en la Selección y me enseñó muchas cosas, no sólo tácticamente sino valores de la vida, de querer siempre competir y no perder el espíritu amateur”, explicó Lucho, que hizo dibujarse una caricatura del Loco en una pierna después del episodio en la temporada anterior, cuando el técnico del Leeds United ordenó que su equipo se dejara convertir un tanto porque había marcado uno cuando estaba caído un adversario.

González opinó: "Fue una demostración que va más allá del fútbol. Él con esos puntos podría haber ascendido porque ese partido terminó 1-1; fue un año perdido pero prefirió respetar los valores y reglas del fútbol". Y después de sus argumentos llegó el turno del descargo de Ruggeri.

Lucho aseguró que tomaría la misma postura de Bielsa aunque fuera capitán en un equipo de Ruggeri y la situación se registrara en un partido eliminatorio por Copa Libertadores. El Cabezón respondió: “Te saco la cinta y todo. Te doy el número 42”, lo que generó las risas generalizadas.

El tatuaje de Marcelo Bielsa que tiene Lucho González en una pierna
El tatuaje de Marcelo Bielsa que tiene Lucho González en una pierna

Y no conforme con eso, Ruggeri planteó otro hecho hipotético: qué pensará la mujer con la que tuviera intimidad González en el momento en que vea a Bielsa tatuado en su cuerpo. “Este es un boludo”, imaginó el Cabezón, quien agregó: “Que se tatúe el nombre de los chicos”. Lucho, tentado, aclaró que el lugar donde está el tatoo impediría el contacto visual.

Para cerrar el desopilante diálogo, Ruggeri fantaseó con hacerse la cara de Carlos Bilardo en el pecho: “Me lo imagino a Nancy (su esposa) mirándolo. Y el tatuaje del Doctor hablándole a Nancy; ‘No, Nancy, que el chico tiene que jugar’, ‘Nancy, andá vos arriba para que no haga fuerza él’”.

SU FANATISMO POR RACING

· “En un clásico contra San Lorenzo en las inferiores de Huracán un día me gritaron de afuera que me sacara las pulseras y collares que tenía de Racing para jugar. Cuando subí como profesional me tapé el tatuaje de Racing que me había hecho a los 15 años porque a mucha gente le molestaba y no me sentía cómodo. Ya en Europa me lo volví a hacer”

· “Mi ídolo en Racing era el Turco García. En 2001 jugaba con Huracán los viernes o sábados y los domingos iba a la cancha a ver al Racing de Mostaza Merlo”

· “Si me pudiese reprochar alguna cosa de no haber conseguido en mi carrera es no haber jugado en el club del que soy hincha y lo era mi viejo”

SU IDOLATRÍA POR RIQUELME

· “Yo miraba a Román, Verón y Gerrard, me gustaba mucho su estilo de juego. A mi ex esposa le dije que nuestro hijo se iba a llamar Román y que eligiera el segundo nombre, que fue Leonel. Cuando nos divorciamos se empezó a llamar Leo. Fue un quilombo bárbaro porque en Portugal no estaba registrado el nombre Román y cuando se enteró la prensa publicaron que mi segundo hijo se llamaba Ramón Leonel”

· “Cuando Román te ponía el brazo no le podías sacar la pelota. Tengo un video grabado de un Huracán-Boca que lo corrimos 45 segundos de un vértice del área a la otra mientras la gente gritaba ‘ole, ole’ y tuvimos que hacerle foul para pararlo”

SEGUÍ LEYENDO