Tras lograr el tricampeonato con Crusaders, Scott Tobertson celebró el título con un baile de breakdance en el medio del campo de juego

Scott Robertson sigue haciendo historia al frente de Crusaders, al vencer por 19 a 3 a Jaguares en el Orangetheory Stadium y convertirse en el actual tricampeón del Súper Rugby, el torneo de equipos más importante del Hemisferio Sur.

Con el trofeo ya en la mano del capitán Sam Whitelock, el estratega del conjunto neozelandés realizó una extrovertida tradición: bailar breakdance en el medio del campo de juego.

"Obtuve este talento de mi madre. Siempre me gustó bailar. Tengo algunos movimientos básicos que pueden mejorar mucho en una pista", contó hace un tiempo en diálogo con News Now. "Soy bastante flexible y puedo pasar bien del 'windmill' al 'backspin' (las vueltas con la espalda)", agregó.

Su primera "demostración" fue durante una fiesta, luego de un encuentro con los Classic All Blacks en Bermuda. Con el tiempo se convirtió en una especie de ritual.

El festejo de los neozelandeses Crusaders al conseguir el tricampeonato del Súper Rugby

El éxito que tiene en Crusaders, según el rotativo The Star, lo colocó como uno de los candidatos a suceder en el futuro a Steve Hansen, actual entrenador de los All Blacks, que en el Mundial de Japón (del 20 de septiembre al 2 de noviembre de este año) buscarán retener el título.

Por su parte, Sam Whitelock, tras la premiación, felicitó a Jaguares por su gran crecimiento desde su desembarco en el Súper Rugby en 2016: "Llegar acá después después de sólo cuatro años es increíble. Los felicito".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: