El Mundial Sub 20 comenzó con un partido que ya se metió en los libros de historia del fútbol mundial: Senegal anotó el gol más rápido de las 22 ediciones de Copas del Mundo de la categoría que se disputaron hasta el momento.

Amadou Sagna marcó el primer tanto ante Tahití en apenas 9,6 segundos del primer tiempo según informó la propia FIFA en sus redes oficiales.

El más veloz por amplio margen, superando el anotado por el nigeriano Monday Odiaka en 1985 (14 segundos). En aquella ocasión, Odiaka había marcado el primer gol del 2-0 sobre Canadá en el encuentro inaugural de su zona de la competencia que se desarrolló en el territorio de la vieja Unión Soviética.

El equipo senegalés sacó del medio, tocó para atrás y envió la pelota a campo rival con un pelotazo largo. La peinó Youssouph Badji y Sagna apareció a toda velocidad para controlar, ganar la posición y cruzarla de zurda ante la salida del arquero Moana Pito. Todo en menos de 10 segundos.

De todos modos, no es el tanto más rápido en la historia de todos los mundiales contabilizando las diversas categorías. El brasileño Fabinho anotó a los 8,5 segundos en un 7-0 de Brasil sobre Nueva Zelanda en la fase de grupos del Mundial Sub 17 en 2007.

Sagna fue el hombre de la tarde porque anotó los tres goles de su equipo para superar 3-0 a la humilde selección que se clasificó con el segundo boleto disponible en las eliminatorias de Oceanía.

Los africanos, que terminaron segundos en su competencia clasificatoria tras caer en los penales contra Malí en la final, están como líderes del Grupo A de esta Copa del Mundo que se disputa en Polonia. Precisamente el equipo local y Colombia completan dicha zona.

En el otro encuentro que inauguró la competencia, Italia –uno de los candidatos al título– superó 2-1 a México con las anotaciones de Davide Frattesi y Luca Ranieri.

En el segundo turno del día, Polonia inicia su participación en el certamen ante Colombia en Lublin por el Grupo A y Japón choca con Ecuador en otro duelo de la zona B.

Seguí leyendo: