La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, informó este viernes que se le prohibió el ingreso a los estadios del Mundial de Rusia 2018 a Claudio Fitterer, un hincha argentino que protagonizó un video en el cual se aprovecha de una mujer rusa y le hace una burla sexista.

"Al igual que Penovi, Claudio Fitterer se aprovechó de una mujer para dirigir palabras soeces y pasarse de vivo. Acabamos de ingresarlo a la base para que, como los otros 3000, no pueda ingresar a los estadios durante el Mundial de Rusia", escribió la Ministra en su cuenta de Twitter.

Néstor Fernando Penovi había sido el primer expulsado de Rusia por un episodio similar. Días atrás, el oriundo de Wilde había abordado a una adolescente rusa y le había hecho decir en un video: "Hola, argentinos. Vengan para aquí. Quiero chupar pija".

Claudio Fitterer, un hombre oriundo de la localidad de Bahía Blanca y dueño de un supermercado. Actualmente, vive en el barrio Rucci de esa ciudad.

Fitterer viajó a Rusia junto a un amigo llamado César Córdoba con el objetivo de ver los tres partidos de primera fase de la selección argentina y la ilusión de quedarse hasta los octavos de final, en caso de conseguir la clasificación.

En las últimas horas, se viralizó un video en el cual el bahiense realiza una burla machista a una joven local, aprovechándose de su desconocimiento del idioma español.

En las imágenes se ve a Fitterer que, con una sonrisa y mientras la rodea con su brazo, le hace decir a la mujer rusa "Me gusta el pete" y "A papá le hacen el pete". Ella repite risueña y, finalmente, él la felicita y la abraza nuevamente.

La secuencia tiene como única finalidad humillar a la mujer, que con toda su amabilidad se presta a la requisitoria de un varón que se presenta como amable y simpático. Detrás de ese acercamiento -a priori amistoso-, se esconde el objetivo de mofarse de ella y de exponerla cruelmente ante otros. Otra vez, lo que se ve es una conducta a las claras misógina y de menosprecio hacia la mujer.

Su repudiable accionar le valió, finalmente, la expulsión de todos los estadios de la Copa del Mundo.

SEGUÍ LEYENDO: