Argentina estaba arriba en el tanteador por el gol de Sergio Agüero pero los islandeses se recuperaron: a Wilfredo Caballero lo sobró un centro pasado y quedó descolocado, la jugada continuó por el otro sector y pese a haber cortado un centro raso, el rebote favoreció a Alfred Finnbogason.

Un rato antes, el arquero del Chelsea de Inglaterra ya había tenido problemas en una salida desde su valla. Fue por una mala conexión con Marcos Rojo.

SEGUÍ LEYENDO